Un atraco cada 48 horas en la puerta de una escuela de Luján

Se trata del colegio Laureana Ferrari Olazábal. La semana pasada se denunciaron hechos el lunes, miércoles y viernes por las mañanas. Quejas por la escasa presencia policial en la zona.

Edición Impresa: lunes, 20 de agosto de 2012
Un atraco cada 48 horas en la puerta de una escuela de Luján

El lugar donde se han sucedido los robos denunciados en los últimos días.

Notas relacionadas
El lunes, el miércoles y el viernes de la semana pasada, con una frecuencia exacta de 48 horas, se produjeron tres hechos delictivos en las cercanías de la escuela secundaria Laureana Ferrari de Olazábal ubicada en calle República de Siria 153 de la Ciudad de Luján de Cuyo.

Los tres sucesos ocurrieron en horarios de mañana, cuando los alumnos de ese establecimiento secundario hacen su ingreso. Autoridades del colegio indicaron a este diario que si bien han pedido ayuda a la seccional 11 de ese departamento sobre todo a esas horas, "poco es lo que hace la policía", según manifestaron.

El primero de los hechos tuvo lugar el lunes 13 a las 9 de la mañana cuando un ladrón solitario le arrebató la cartera a una profesora que estaba por ingresar al establecimiento. El sujeto vino corriendo desde atrás y con rapidez se quedó con la cartera de la docente en la que llevaba -además de sus elementos de docencia- sus documentos personales, su celular y una cantidad no especificada de dinero en efectivo.

De acuerdo con el testimonio de las víctimas, quien llevó adelante el atraco fue un hombre joven "que no es la primera vez que roba a gente del colegio", según indicaron a este diario.

Dos hermanas

El segundo caso denunciado ocurrió el miércoles 15 a las 7 de la mañana pero en esta ocasión el caso fue un poco más violento ya que los ladrones actuaron con armas de fuego. Las víctimas resultaron ser dos hermanas de 17 y 16 años que concurren a la Olazábal y fueron interceptadas por los delincuentes a pocos metros de la puerta de ingreso.

Este caso fue más complicado porque los dos ladrones actuaron con extrema violencia para quedarse con los celulares de las alumnas y a una de ellas le amagaron con disparar, según la denuncia.

"La situación fue de extrema angustia; las chicas llegaron al colegio llorando y en estado de shock por la situación que acababan de pasar", contó a este diario Reneé Meineri, una de las preceptoras del establecimiento.

En ese caso, además de los celulares, los ladrones se quedaron también con los útiles de una de las dos víctimas. Los delincuentes escaparon hacia la zona del Bajo Luján y no fueron hallados.

Se resistió

El tercer hecho también tuvo lugar a las 9 de la mañana y la víctima fue una docente a la que no lograron arrebatarle sus cosas porque se trenzó directamente con los ladrones y comenzó a gritar hasta que la gente se dio cuenta y los delincuentes desistieron de su idea.

De todos modos, la mujer fue tirada al piso y también pasó un pésimo momento por más que no alcanzó a perder sus pertenencias. En esa ocasión llegaron dos mujeres policías en bicicleta pero no pudieron dar con los sujetos.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados