Yo vengo a ofrecer mi corazón

La Feria de las Flores se muestra auténtica con el desfile de silleteros, la caravana de chivas y las orquídeas más bellas.

domingo, 29 de julio de 2012
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Notas relacionadas
Medellín es una ciudad viva, alegre, arraigada en sus tradiciones dicen los locales. Y si no, miren la mayor fiesta y sabrán de qué hablamos, afirman. La Feria de las Flores no sólo es un evento de gran magnitud sino que muestra el lado más auténtico de la urbe con su Desfile de Silleteros, los tablados musicales esparcidos en los barrios, el Desfile de Autos Clásicos y Antiguos, el recorrido de Chivas y Flores y la Cabalgata, entre otros.

Esta celebración que une a propios y ajenos cada agosto desde hace más de 50 años, atrae a miles de turistas que no se privan de vivir la capital antioqueña sin ningún tipo de preconcepto. En esta oportunidad, la inauguración se realizará el viernes 3 de y, de allí, serán 10 de días de fiesta, que concluirán el 12 con el tradicional Desfile a caballo.

La historia señala que la primera edición de la colorida fiesta fue el 1 de mayo de 1957, pero luego se trasladó a agosto por ser el tiempo de las mejores flores y el desfile de silleteros al 7 de ese mes, por ser el día de la independencia de Antioquia. Precisamente ese desfile es el epicentro de la convocatoria: se realiza en el barrio de Floresta y en las calles del centro donde miles de personas ven pasar a los floristas del corregimiento de Santa Elena cargando en sus espaldas las enormes estructuras de madera liviana repleta de flores.

En un comienzo allá por la década del 50' eran 40 personas las que mostraban su arte. Hoy son más de 400 entre mujeres, hombres y niños. Su lugar especial tienen los abuelos, muchos de los cuales fueron fundadores de la aromática festividad. Lo mismo que las escuelas y jardines de infantes que se muestran con los pequeños con mochilas de flores y mensajes de valores sociales y humanos.

La vestimenta es importante, los trajes típicos de la zona rural representan a los silleteros. Alpargatas, sombrero, pantalón negro, carriel y delantal para ellos. ¿Ellas? Hermosos y coloridos vestidos campesinos.

Bueyes, trovadores y hermosas mujeres

Recuerdan los más añosos que sobre bueyes y en carretas transitaban las calles las hermosas mujeres de Antioquia, compitiendo con los arreglos florales por inspirar a los trovadores que, desde aquellos tiempos, no cesan de poner letra y música a los días festivos.

Al comienzo se desfilaba con las silletas tradicionales. Luego se incorporaron las monumentales, que pueden llegar a pesar 300 kg compuestas de madera, follaje y flores; las emblemáticas que pueden llevar un mensaje de paz o rendir tributo a algún personaje pero siempre cuentan con una temática representada con pequeñas flores por eso son verdaderas obras de arte. También están las netamente comerciales.

Bandas barriales, folclore y danzas típicas, trovadores y tablados sueltan la algarabía en la ciudad durante estas jornadas, en las que no descansa. Obviamente la buena comida y bebida complementan el espectáculo.

Los paseos citadinos

Medellín mezcla lo antiguo y lo contemporáneo, las tradiciones y la vanguardia, para brindar al viajero experiencias auténticamente antioqueñas. Entre los paseos recomendados se encuentra el Planetario, el Jardín Botánico, la Catedral Basílica Metropolitana, el Museo de Antioquia, el Parque Explora y el Parque Norte.

Pero no hay que desechar un recorrido en los cables aéreos que dan una excelente visual de la ciudad y sus restaurantes y bares, desde los más barriales hasta los de alta gastronomía, que comparten sin embargo la misma pasión por la buena mesa.

¿El clima? Siempre agradable,  "la ciudad de la eterna primavera" como se la llama, rodeada de montañas verdes y flores por doquier; es visitable todo el año.
Más notas de esta sección
  • Convidos y copleros

    Convidos y copleros

    Durante todo agosto tendrá lugar la Fiesta de la Pachamama de los Pueblos Andinos. La celebración pagana en una de las regiones más religiosas, responde a antiguas creencias incas que hoy se patentizan en una cultura mestiza, propia, con identidad muy definida.

  • Londres olímpica

    Londres olímpica

    La ciudad recibe a viajeros y deportistas con incontables programas de actividades para que nadie se quede quieto.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados