La soja sigue traccionando el precio del glifosato

Aumentó entre un 12% y 13%. Se acortan los plazos de pago.

sábado, 28 de julio de 2012
La soja sigue traccionando el precio del glifosato
Notas relacionadas

María Soledad Gonzalez - sgonzalez@areadelvino.com

Es el agroquímico más usado para el cultivo de soja, mientras que en Mendoza la fruticultura tambíen lo demanda. Este año con el aumento del precio de la soja, que nuevamente está en pisos históricos, su precio se disparó. Sin embargo, los proveedores de la zona, sostienen que la demanda se mantendrá estable, ya que la mano de obra es más onerosa que el herbicida.

Consultado sobre la situación en la provincia, Daniel Merlo, de Agricola Luján, indicó  que “ el glifosato ha tenido un aumento que se ubica entre el 12% y el 15%, lo que se debe principalmente a un creciemiento fuerte de la demanda en la pampa humedad. De hecho, hoy, las empresas proveedoras te venden glifosato pero con entrega pautada en setiembre”.

Desde Wedelia, coincidieron con el diagnostico, pero aseguraron también que probablemente la demanda en Mendoza se mantenga estable, ya que el precio de la mano de obra, es tan alto, que sigue justificando el uso racional de este tipo de herbicidas.

Estimaciones privadas sostienen que en Cuyo el consumo de glifosato por temporada está en un número cercano a los 4 millones de litros, siempre dependiendo de cómo vienen las lluvias para la zona. En tanto, el precio para esta campaña de un glifosato premium se ubicaría entre los 6 a 6,50 dólares el litro, mientras que el común que rondaría los 3  a 3,7 dólares. 

Uno de los inconvenientes para la temporada que se aproxima estará dado por los plazos de pagos. Mientras que  años atrás las grandes proveedoras daban a los distribuidores plazos de pago que iban desde 60 a 90 días, hoy este plazo se ha reducido a contado y 30 días,  lo probablemente resentirá el precio y la demanda.

Aumenta la soja

Según información brindada  por el Sistema Integrado de Información Agropecuario, al 19 de julio, la superficie sembrada con soja se estimaba en una cifra cercana a las 18.900.000 hectáreas, por lo que el aumento en la superficie bajo cultivo respecto de la campaña agrícola 2010/11 fue del 3%.  En cuanto a su producción, el volumen recolectado ascendería a 48.900.000 toneladas, que de confirmarse marcaría un retroceso porcentual respecto del obtenido en el pasado ciclo agrícola del orden del 7,1%.

En tanto, gracias a la sequía en Estados Unidos, el precio la soja alcanzó un promedio histórico de U$S645 la tonelada, durante la semana pasada.  Fuentes consultadas indicaron que ante el cepo cambiario, varios productores de la pampa húmeda han decido ahorrar en bienes de cambio como glifosato.

Un estudio publicado por Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) indica que las importaciones de agroquímicos y fertilizantes en valor se contrajeron un 28,5% entre los primeros cuatrimestres de 2012 y 2011, al alcanzar a los u$s 410 millones, como resultado de la disminución en la demanda interna del sector agropecuario por el impacto de la sequía, con una baja del incremento sobre el registrado en el total del año anterior y del registro en sus cuatro primeros meses.

“Esa caída presentó como origen el descenso en las cantidades importadas, que llegó al 41,9% interanual en el cuatrimestre, con solo 343,6 miles de toneladas, por debajo del crecimiento del 12% del total del año anterior, por el factor indicado relacionado con la sequía que afectó la demanda. A ello se agrega el incremento en las restricciones a las importaciones, que afectaron al abastecimiento de la siembra y determinaron el agotamiento de los stocks en poder de las distribuidoras de estos productos”, sostiene el reporte.

Por su parte, el precio medio de importación creció un 23,1%, por el impacto de los herbicidas en base a glifosato.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados