Un festejo local y uno visitante

En San José, Anzorena le robó la localía a Atenas y en el Este, Rivadavia doblegó a Andes Talleres.

Juan Andrés Azor - Analía Cuccia Baidal - De nuestra redacción
lunes, 07 de mayo de 2012

Salto inicial para las semifinales del Apertura A1 y triunfos de Centro Deportivo Rivadavia y la Asociación Deportiva Anzorena.

El número 1 de la serie regular, el Naranja de Fernando Minelli, derrotó a Andes Talleres por 81-67. Por su parte, el equipo de la Sexta Sección de Fernando Figueredo pisó fuerte en el “Pozo Apache”, ganó 91-82, y ahora define en su cancha el pase a la gran final.

Vale recordar que los partidos revanchas se jugarán el próximo miércoles desde las 21.15, invirtiendo las localías. En caso de tercer juego, se jugará el viernes en en el Polideportivo de Rivadavia y en el estadio Nelson Pedemonte.

Al ritmo del “Garza” Rubia

Un gran espectáculo brindaron Atenas Sport Club y la Asociación Deportiva Anzorena. Un típico clásica del básquetbol mendocino, la rivalidad más allá de las tribuna estuvo reflejada en el rectángulo de juego. Arrancó mejor Anzorena, por esta razón se llevó el primer parcial por cinco puntos: 21-26. Sin embargo, a través de los hermanos Sierra, el conjunto de San José se mantuvo en juego durante todo el partido.

En el arranque del tercer cuarto, una racha de conversiones de Facundo Rubia (28 puntos), llevaron al conjunto de la Sexta a tomar nuevamente las riendas del encuentro. Fundamental fue el aporte de Agustín Paparini, jugador que encestó 26 puntos pero fue vital su trabajo en la zona pintada tanto defensiva como ofensiva.

Sobre el final, Atenas insinuó una reacción pero la experiencia de Anzorena tuvo su peso. 
¡Por algo es el número 1!

Según las primeras acciones del encuentro, parecía que Andes Talleres daba otro batacazo. Es que el Matador había sacado una ventaja de 8 puntos y Rivadavia estaba desconocido. Reaccionó Minelli, pidió tiempo muerto, y la historia cambió su rumbo en forma absoluta. Con un parcial de 10-2 a favor, Rivadavia se llevó el primer parcial 18-15 y a partir de ahí nunca más estuvo abajo del marcador.

El conjunto Naranja tuvo su clave en la paciencia de cada ofensiva. Esto quedó demostrado en el resultado final y el goleo repartido de sus cinco iniciales. Por su parte, Talleres, mostró mucho entusiasmo pero su firmeza y agresividad se fue desvaneciendo con el correr de los minutos. Para destacar, los 15 puntos de “Polo” Espinosa y los 17 de Juan José Naman.

  • Facebook
  • Twitter
  • Twitter
  • Linkedin
  • Digg
  • Delicius