Roncero quiere irse por la puerta grande

El pilar busca un título con el Stade Français para coronar su carrera profesional. Mañana enfrentará a Toulon por las semifinales de la Copa Challenge de Europa.

jueves, 26 de abril de 2012
Tras haber anunciado su retirada al final de la actual temporada, el pilar argentino Rodrigo Roncero persigue dos objetivos con su club, el Stade Français: “ganar un título”, para lo que tiene por delante la semifinal del Challenge europeo ante Toulon, y ganarle al Racing en el Top-14.

La despedida ante su afición el sábado pasado, en el último partido de su equipo en casa, en el Stade de Charlety, fue un éxito, ya que Roncero se permitió el lujo de anotar el primer try de la victoria sobre Perpignan (35-31), antes de recibir un homenaje de sus compañeros y del público, que asistió a un cortometraje sobre su carrera deportiva en París, con la canción ‘Viva la vida’ de fondo.

“He estado pensando. Quiero disfrutar. He hablado mucho con mis amigos, especialmente con mi esposa. Éste es un buen momento para decir basta. A veces me siento un poco cansado, sobre todo mentalmente”, argumentó Roncero, de 35 años de edad, 48 veces internacional con Los Pumas.

Desde 2004, los pilares derechos del Top-14 han tenido que lidiar con este competidor nato, un pilar izquierdo de gran resistencia física gracias a sus 1,78 metros de estatura y 114 kilogramos de peso.

La opinión del capitán del equipo, Sergio Parisse, refleja el sentimiento general del vestuario del Stade Français ante la marcha de Roncero. “‘Roro’ es una persona con gran carisma dentro y fuera del terreno de juego, por lo que su retirada será una pérdida significativa a partir de la próxima temporada. Es una pena, porque creo que sus piernas todavía podrían dar para una temporada más, pero debemos respetar su decisión”, expresó el ítalo-argentino que también lleva la cinta de capitán del seleccionado azzurra.

Después de su despedida en casa, Roncero, al que le apena su adiós, se aferró a la idea de que la temporada todavía no ha acabado para él.

“Ha sido mi último partido en casa, pero no el último de la temporada”, matizó, ya que mañana se medirá al Toulon en semifinales del Challenge Europeo y, en caso de victoria, lo esperaría una final contra Biarritz o Brive.

“Sería muy importante ganar un título con el Stade Français. El Challenge europeo, actualmente, es cada vez más competitivo. También está el objetivo de clasificar para la Copa de Europa de la temporada próxima, ya que perdimos en la pasada ante los Harlequins en final, lo que fue negativo”, explicó el argentino.

Seguramente, el mejor recuerdo de Roncero en el plano internacional fue el tercer puesto logrado por los Pumas en el Mundial de Francia-2007, pero las cosas han sido más flojas para el Stade Français en los últimos dos años.

Ausente de la fase final del Top-14 desde 2009, repetidos cambios de entrenador, una grave crisis que casi lleva al club a la quiebra en la temporada pasada, de la que lo que salvó su nuevo presidente. Nada ha sido color de rosa...

Con la semifinal en Mayol y, más importante aún, la posibilidad de birlar la plaza del Racing-Metro en la fase final del Top-14, la eventualidad de un clásico el 5 de mayo en el Stade de France, son grandes motivaciones.

Tras estos últimos combates, Roncero va a “trabajar”, dado que “nunca había pensado en el rugby como un trabajo”. Médico diplomado, seguramente se dedicará a hacerlo en otro ámbito, dado que él mismo dice: “si hoy tuviera necesidad de uno, éste no sería Rodrigo Roncero”.
  • Facebook
  • Twitter
  • Twitter
  • Linkedin
  • Digg
  • Delicius