Estilo

La mirada de los otros/ Crítica

"Despedida de soltero": estrellas y risas

A sala llena en sus tres funciones, la obra encabezada por Paula Chaves y Pedro Alfonso logró trascender a sus figuras mediáticas y brindó una comedia desopilante.

martes, 24 de abril de 2012

Un remate tras otro, de eso esta condimentada “Despedida de Soltero”, que arriesga constantemente a conquistar la carcajada del público, con actuaciones como las de Gustavo Conti y Jey Mammon, ambos a la altura de lo que se espera de una comedia desopilante e hilvanada por una Nazarena Vélez, que se muestra en el escenario muy conocedora del género.

La obra tiene como pilar de la historia al vínculo que tienen en la vida real Paula Chaves y “Peter” Alfonso, el mismo que puesto en tono de comedia, obliga a la modelo y al productor de Ideas del Sur, a ficcionarlo de manera tal que ambos lo convierten en una graciosa caricatura. A esa dupla mediática que el rey televisivo Marcelo Tinelli elevó a un nivel de popularidad que ambos ostentan con más de un millón de seguidores cada uno en Twitter, se les une otro producto de Tinelli: Tito Speranza.

El ex guardaespaldas de Ricardo Fort, el musculoso Tito Speranza, no sólo vence en el escenario ese personaje medido y callado que mostraba en “ShowMatch”, sino que se anima con un gracioso personaje que de personal trainer (su verdadera profesión) pasa a striper de la despedida de soltera de Paula. Tito ha cosechado tanto afecto en el público, que sus intervenciones resultan de las más aplaudidas, quizás porque esa timidez auténtica, la vence ante los espectadores con una soltura que genera sorpresa y ternura.

Y así con un guión que se basa en una despedida de soltero que Peter debe ocultar a Paula y viceversa, se van desenvolviendo situaciones donde interviene el mejor amigo de Pedro, el histriónico Gustavo Conti, que ha dejado lejísima su participación en “Gran Hermano” y es sin dudas quien deja todo en el escenario.

Una Nazarena Vélez que sabe andar las tablas y en el rol de asistente de Paula, conecta a todos los personajes con pasajes donde no faltan las referencias a su propia biografía, la misma que por televisión se ha encargado hábilmente de desnudar.

Jey Mammon, el artista under que oficia de amigo de Paula Chaves, es un acierto de la obra. Las intervenciones del creador de “Estilita” su personaje de mayor convocatoria en teatro, son una tras otra brillantes y aunque el público no lo conoce aún masivamente, le regala al final de la obra el merecidísimo aplauso. El círculo de mediáticos en “Despedida de Soltero” lo completa la ganadora del “Soñando por Bailar 1”, la bella Eugenia Lemos que interpreta a una pseudo-espía rusa y sale bien airosa en el rol.

“Despedida de Soltero” es como toda comedia, una madeja de enredos, pero con la particularidad que tanto el director (el talentoso actor Roberto Antier) como el autor de los libros, han sabido componerla “a medida” de cada uno de sus actores, resaltando en ellos eso que el público fue a buscar. Tanto para Pedro como para Tito, el escenario es un lugar donde debutan y eso aunque no pasa desapercibido, a medida que transcurre la obra, logran correr los nervios iniciales y soltarse en sus roles.

Paula Chaves quien podría elegir sólo potenciar aún más su belleza en escena, se nota se preocupa por asentar su esfuerzo en la actuación. Nazarena Vélez junto a Gustavo Conti y Jey Mammon, son los más sueltos en el escenario y los que dejan su sello en la obra. No hay un Alcón, no hay una Aleandro, tampoco eso va a buscar el público. Hay famosos en escena y un libro que logra su cometido de hacer reír. Por eso “Despedida de Soltero” es un grato momento que el público devuelve con sostenidos aplausos. Marina Correa - Especial para Estilo
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico