Una reunión de fanáticos de las motos clásicas

Centenares de visitantes se congregaron en la rotonda de la Fuente de los Continentes para ver estas verdaderas joyas mecánicas.

Edición Impresa: martes, 28 de febrero de 2012
imagenes
zoom
Una reunión de fanáticos de las motos clásicas

Las máquinas fueron expuestas junto a la Fuente de los Continentes. (Fotos: Diego Parés / Los Andes)

Notas relacionadas

Francisco Guerrero

"La moto se hacía en Barriales, Junín, pero algunas partes, Ramonot, las hacía en Palmira, porque trabajaba en la empresa ferroviaria BAP (Buenos Aires al Pacífico)", contó Alberto Chiappa, propietario de una de las pocas motos Ramonot que quedan. "Se trata de las primeras motos fabricadas en la Argentina, nada menos. Un detalle importante también es que los moldeados, especialmente los guardabarros de los vehículos los hacían en la bodega Orfila", explicó este restaurador de Coquimbito, Maipú.

Alberto, junto a más de 50 integrantes del Moto Club Cóndor Mendoza, se congregaron en la Fuente de los Continentes del parque General San Martín, con la intención de relanzar la entidad, que comenzará a reunirse todos los domingos a partir de las 11.30 en ese lugar.

Daniel Bresci, presidente de la entidad, a bordo de su triciclo Harley Davidson, puso en marcha esta movida que culminó con un paseo por el pulmón verde de los mendocinos y que atrajo la mirada de numerosos visitantes. "Es que esta muestra de motos, es una especie de museo itinerante, muy apreciado por los mendocinos y los turistas. Es parte del patrimonio provincial y hemos participado de muchas vendimias también", acotó Juan Carlos Gómez (BMW 500 cc), otro socio.
 
"La idea es reflotar el club, que fue fundado en octubre de 1991, por un grupo de amantes de las motos antiguas y clásicas", señaló Bresci, por su parte. Agregó que las motos de la entidad tienen más de 30 años, es decir que ya entran al club las motos japonesas que entraron a fines de los '70 y principios de los '80", añadió el presidente.

Martín Rolny se ha especializado en la restauración de motonetas clásicas (scooter), especialmente la Siambretta (versión argentina de la Lambretta italiana), aunque a la reunión asistió con un motovehículo distinto: una Rumi Formichino (pequeña hormiga), de mediados de los '50, con una estructura monocasco fabricado en aluminio inyectado.

También expusieron varias motos de origen italiano, como las Ducati, Moto Guzzi o las Gilera. Estas últimas, son mayoría, especialmente las que se fabricaron aquí, en nuestro país, como las 200 cc, las sport y súper sport. También se destacan las motos inglesas BSA, AJS y Norton, entre otras, que se caracterizan por contar con grandes tanques de combustible.

La mayoría de las motos son utilizadas para las muestras o los rallies nacionales que se realizan todos los años en distintas provincias del país. Para Semana Santa, una delegación mendocina participará en el próximo rally, que tendrá lugar en Santa Fe, adelantaron los integrantes del club.

Pero Ángel Morales, vecino de Rodeo de la Cruz, asegura que él utiliza su DKW (La Pequeña Maravilla), que tiene más de 45 años y con motor de dos tiempos, para ir a trabajar todos los días. "La armamos con mucho cariño y no la cambio por nada", aseguró Ángel.

Al final de la muestra, Alberto Chiappa carga la Ramonot en su camioneta, pero antes recuerda que esta moto se fabricó desde 1925 y se continuó por más de 10 años. Incluso, el Correo Argentino y Diario Los Andes, contaba con estos modelos locales para realizar los repartos de cartas y diarios.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados