Más de 20 mil voluntarios mendocinos, en una red solidaria

Trabajan en forma desinteresada por las personas en situación de calle o con discapacidades, por los niños, entre otros proyectos. Valoran "la energía que recibís" al compartir, el sentirse útil, las muestras de afecto.

Edición Impresa: jueves, 06 de diciembre de 2012
imagenes
zoom
Más de 20 mil voluntarios mendocinos, en una red solidaria

Trabajan en forma desinteresada a favor de personas que no tienen techo o con discapacidades.(Marcos García)

Carla Romanello - cromanello@losandes.com.ar

Estudiantes, profesores, amas de casa, artistas, jubilados, independientes, empleados y profesionales de distintos rubros trabajan con profunda dedicación para contagiar su voluntad de servicio y así expandir su llegada solidaria. Se trata de los miembros de la organización Voluntarios en Red Mendoza que ya cuenta con más de 20.000 participantes en toda la provincia.

Ellos dedican su tiempo y recursos a detectar necesidades en distintos sectores de la sociedad y se las ingenian para satisfacerlas.

Esta ardua y silenciosa tarea se ve reconocida diariamente por la sonrisa de los beneficiarios pero, además, toma reconocimiento público porque ayer fue el Día Internacional del Voluntariado, fecha que se destinó a nivel mundial para agradecer a los colaboradores y a las organizaciones civiles por todas las acciones que realizan.

Gabriela Torres es profesora de aerobic y es una agradecida de la vida por poder vivir de lo que más ama. Por eso desde el año pasado decidió unirse a este grupo aportando lo que más sabe hacer: "Doy clases gratuitas de aero tango en el garaje de mi casa que adapté como salón de clases. Lo único que tiene que llevar la gente es un alimento no perecedero que después se destina a merenderos o a quien más lo necesite a través de la red", relató la mujer.

Además de esta tarea cotidiana, también coordina eventos solidarios con otros profesionales de su rubro: "Muchas colegas se prenden. Para el Día del Niño pedimos la donación de una bolsa de golosinas para llevar a los chicos de un jardín", narró.

Lo que más la reconforta es la recepción de los chicos: "La energía que recibís es algo que no te olvidás más, porque no es sólo llevarles algo sino compartir un momento".

Salvador Crisafulli, más conocido como el Payaso Batata, también forma parte de Voluntarios y ha participado de los eventos que propuso Gabriela: "Por lo general vamos a lugares alejados. Yo colaboro en la parte de recreación, con magia y títeres", aseguró el artista.

Integrar el cambio

Cuando Mariela Guercio quedó desempleada, encontró el momento perfecto para dedicar tiempo a la organización. Ella junto a Ivana Siconi llevan a cabo un programa de integración entre personas con discapacidad y niños de escuelas carenciadas: "Muchas veces nos donan juguetes en mal estado. Entonces se los llevamos a un grupo de personas con discapacidad de 15 a 70 años que realizan un taller para repararlos. Luego son ellos mismos los que se los llevan a los jardines maternales", contó.

Justamente en ese encuentro es donde se generan vínculos que cambian la vida de ambos. Los primeros, porque se sienten útiles; los segundos, porque reciben su cariño. La entrega también incluye arte ya que también hacen demostraciones con su propia murga.

Con este mismo espíritu es que Esther Castro, ya jubilada, coordina un grupo de "Abuelas tejedoras" que se juntan para realizar prendas que luego se donan en distintas ocasiones. En una oportunidad, por ejemplo, se trasladaron hasta el Hospital Gailhac para entregar bufandas para el Día del Padre; en otra, tejieron escarpines que se incluyeron en un ropero comunitario que se armó en el Puente de Hierro. "Son mujeres de entre 70 a 85 con mucha voluntad y dedicación", remarcó la señora.

Necesitada compañía

A pesar del trabajo que le conlleva manejar su propia panadería, Bety Mancini encontró una forma de canalizar su vocación de servicio: "Decidí hacer algo por alguien. Uno siempre lo piensa pero lo va dejando de lado", expuso la mujer.

Ella participa en una actividad que se realiza todos los miércoles por la noche: "Vamos a la plaza San Martín y les llevamos algunas cosas a las personas en situación de calle. Además de aportar lo material les brindamos compañía y los conocemos", comentó consciente de lo que produce su presencia: "En una noche uno no les va a cambiar la vida, pero sí un ratito el día. Ellos tienen una necesidad y cuando uno comparte les hace bien, a ellos y a uno también".

Noelia Calivares, estudiante de Peluquería, también aporta a este proyecto desde su lugar: "Les pido colaboración de ropa y alimentos a chicos de mi edad; hay otro grupo que cocina. La parte más importante es compartir", indicó.

Nada de dinero

Voluntarios en Red Mendoza tiene su primer antecedente en 1995 cuando su fundador, Hugo Fiorens junto a otros compañeros, empezó a realizar una actividad social para reinsertar a personas en el trabajo. Luego en 2001, tras la fuerte crisis del país, nació la organización como tal con ocho miembros que luego se fue expandiendo.

El diferencial de este grupo de personas es que trabajan con redes, es decir que cada voluntario va formando su propio círculo de influencia y va teniendo sus propias actividades particulares y, de ser necesario, cuentan con la colaboración de los otros miembros de la red.

"A alguno de los miembros les llega el pedido acerca de determinada necesidad, se difunde entre la red y entre todos van aportando para solucionar ese aspecto", explicó su creador y coordinador.

Lo que aclaró Fiorens es que no se reciben donaciones de dinero bajo ninguna circunstancia: "Lo que recibimos es tiempo, talentos y cosas, pero nunca plata".

De esa forma y mediante la gestión asociada con municipios, gobierno y otras organizaciones van logrando sus objetivos, como por ejemplo un centro de día para personas con discapacidad en Tupungato.

"Tenemos redes que funcionan en el Este y también en el Valle de Uco, por lo que abarcamos casi toda la provincia", contó.

La organización cuenta con tres depósitos prestados en los que va reuniendo las donaciones, que luego separa y distribuye cuidadosamente de acuerdo a las necesidades.

Para colaborar con la institución se puede ingresar en la página web o a través de Facebook: Voluntarios en Red Mendoza.
Más notas de esta sección
Eviar comentarios
  1. grafico
    santarrosino | 06/12/2012 | 10:07 hs
    grafico
    #2
  2. FELICITACIONES Y A NO BAJAR LOS BRAZOS, MUCHA SUERTE PARA TODOS. DIARIO LOS ANDES ES LA MEJOR NOTA Y QUE REALMENTE ALEGRA LA MAÑANA.
    • Positivo (0)
    • Negativo (-2)
    • Mostrar respuestas (0)
  1. grafico
    ARGENTINOLANDIA | 06/12/2012 | 08:20 hs
    grafico
    #1
  2. LO MEJOR QUE TIENE MENDOZA ES SU PUEBLO. FELICITACIONES Y AGRADECIMIENTO A ESTOS 20000 VOLUNTARIOS MENDOCINOS!!!
    • Positivo (2)
    • Negativo (-3)
    • Reportar comentario (0)
    • Mostrar respuestas (0)
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados