Rincón de amigos

El Restaurante de Lares de Chacras propone, además de deliciosos platos, cierto grado de intimidad y excelente servicio.

domingo, 25 de septiembre de 2011
Rincón de amigos

Delicias regionales y diversas cocciones, la clave de la cocina.

Notas relacionadas
La llegada de la primavera es una invitación para sacudir los sentidos adormilados en los días gélidos. Entonces, salir y contagiarse del despertar de una de las estaciones más hermosas que se viven en la provincia, es una necesidad.

Con los verdes nuevos, Chacras de Coria, polo gastronómico y de servicios, a unos minutos de la ciudad, parece ser una buena decisión. Allí entre los tradicionales restaurantes y las noveles propuestas de autor, hay un lugarcito especial, Lares de Chacras. La posada, que se erigió entre las primeras dedicadas al vino en Mendoza y que recientemente obtuvo el cobre en el concurso Best Of Turismo Vitivinícola de la Red Global Great Wine Capitals, abre las puertas de su restaurante para contribuir con esa idea de despertar los sentidos.

El lugar

Fue en primavera cuando los Day, sus propietarios, soñaron con este espacio hace un par de años. Será por eso que en esta época decidimos echar un vistazo, Lares adentro.

A la combinación de piedra y madera, donde los durmientes tienen un papel fundamental, el de brindar la sensación de fortaleza, aunque amable y cálida, las ventanas son la clave del lugar. Hacia donde miran dejan traspasar el entorno chacrense de mucho verde entre árboles y plantas trepadoras, y galerías que hablan de la Mendoza de antaño, y la piscina, el solarium, el quincho en el que no falta el asador y horno de barro, para seguir hablando de esta tierra y de sus espacios para compartir.
 
La otra ventana, la del suelo, deja ver los suculentos frutos locales, en la cava subterránea donde las etiquetas de los mejores vinos esperan a los paladares exquisitos.

Lo bueno es que para disfrutar de todo esto, y de los sabores que propone Juan Ignacio González Puliti no hace falta más que traspasar el pórtigo y sentirse como en casa. Cierto grado de intimidad, acompañado de un impecable servicio, parecen el maridaje ideal para el deleite.

Entre nosotros

Los ambientes están dispuestos para vivirlos. Entonces los comensales pueden pedir una picada o la cena en aquel espacio que les siente bien, propio, amigable. Ahora que las tardecitas se extienden hasta que las estrellas se revelan, las galerías suelen ser las dilectas.

Con una cocina sencilla, entre una propuesta de campo, regional y un toque gourmet, Lares apuesta a los productos de estación y a las carnes típicas para lucirse.

Entre las entradas podrá optar por Provoletta rellena con láminas de panceta ahumada tomates asados y orégano. Brochette de langostinos con crema de calabazas y queso mascarpone. Tomaticán de frutos de mar, que es una versión del típico tomaticán cuyano con frutos de mar y huevo de codorniz, acompañado con una parmigiana (Lasagna de berenjenas, mozzarella tomate y albahaca).

Ensalada de peras asadas verdes, queso azul y tomates cherry caramelizados. Ensalada de mollejas grilladas al limón verde, láminas de remolacha y semillas tostadas con crema de cítricos, pero esto es sólo el comienzo.

El plato fuerte deberá elegirlo entre varias tentaciones como Costillas de cerdo laqueadas en miel y mostaza de dijón con puré de batatas, salteado de cebollas caramelizadas y champignon portobello. Pasta en cazuela de barro Penne rigatti con salsa de tomates tostados al tomillo. Ñoquis de papa con ragout de cordero patagónico. Lomo de ternera grillado con gajos de papas crocantes, ensalada de tomates cherry tostados y chimichurri. Filet de lenguado a la plancha con ensalada tibia de cous cous y calabazas grilladas.

El final podrá eternizarse con una degustación de postres: Gazpacho de frutillas asadas marinadas en azúcar negro y cointreau, Semi-fredo de chocolate blanco sobre bizcocho húmedo de chocolate amargo. Babaroise de durazno con sorbete de maracuyá Panna cotta con reducción de frambuesas.

Además con la primavera instalada llegan los momentos criollos siempre con los sabores locales y las cocciones en parrilla, disco de arado, caldero de hierro y horno de barro; más excusas para celebrar la estación ideal en este rincón chacrense.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados