Una maestra ató a sus alumnos y les tapó la boca con cinta

Ocurrió en una escuela de Godoy Cruz. Los afectados, niños de 8 a 10 años. La docente fue separada pero justificó su accionar.

Edición Impresa: jueves, 01 de septiembre de 2011
Una maestra ató a sus alumnos y les tapó la boca con cinta

Los padres reclamaron ayer frente al colegio. (Marcos García)

Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Un grupo de niños de entre 8 y 10 años vivieron una situación difícil de asimilar para su corta edad. De repente se encontraron en el aula de su escuela atados a la silla con una bolsa de nylon y/o con la boca sellada con una cinta adhesiva, cuando su maestra intentó lograr un poco de disciplina a través de estos métodos tan poco ortodoxos.

Los padres de algunos niños de 3° B del colegio San Gabriel del barrio Foecyt, Godoy Cruz, se enteraron de la situación el martes por la noche, cuando sus hijos inocentemente lo comentaron. Inmediatamente decidieron exigir a la escuela alguna explicación.

"A mi hijo la maestra le puso cinta en la boca y le ató las manos con nylon", sostuvo Gabriela Ávila. "Cuando me lo contó me preocupé y por eso vine a hablar a la escuela; son chicos inquietos como cualquier otro pero no tienen un problema de conducta", agregó.

Andrea Rodríguez es la mamá de una alumna, quien le contó que "la señorita tomó una bolsa de nylon, le hizo nudos y con eso ató a la silla a un niño que siempre se pone de pie para ver el pizarrón porque tiene problemas en la vista", pero la pequeña aseguró que su compañero "no se porta mal". Según denunciaron los padres, el lunes habrían sido "amordazados con cintex" siete niños.

Por su parte, la docente denunciada (de nombre Florencia), que está cargo del grado desde comienzos de agosto por una suplencia, aceptó que cometió un error y deslindó a la escuela de toda responsabilidad.

"Le tapé la boca con cinta adhesiva a un solo niño para que no hablara más y como al resto le resultó divertido un grupo me pidió que también se los hiciera a ellos", relató la maestra a las autoridades, tal cual consta en el Libro de Actas 7/5 junto al testimonio de los padres.

Al llegar por la mañana a la escuela la docente tuvo que enfrentar a los padres que le reclamaron por su actitud. Ante las cámaras de Canal 7, declaró: "Les puse cintex una o dos veces y entre todos nos reíamos... pero sí, es cierto, eso no corresponde (...). Los até a la silla con un plástico pero estábamos trabajando y lo hice en un clima de confianza entre todos". Además sostuvo: "Estoy segura que esto me va a traer manso problema pero no lo voy a negar".

La directora del establecimiento -que no quiso dar su nombre- aseguró que la joven de 32 años no tiene mucha experiencia en la docencia y que seguramente en una situación de desborde tomó esta decisión antipedagógica. De todas formas tanto ella como el resto de las supervisoras son conscientes de que esto no es un atenuante y que haberlo hecho con un chico está mal.

Otra de las directivas explicó que se trata de una escuela urbano marginal, que en todos los cursos tienen grupos con problemas de conducta, pero que de ninguna manera se toman ese tipo de medidas.

Posteriormente la maestra fue informada de que ya no se haría cargo del grupo. Ante esto, quiso disculparse con los niños pero no se lo permitieron. El curso quedó a cargo de una maestra recuperadora de manera provisoria, ya que la titular se encuentra de licencia y hasta tanto se encuentre un remplazo.

Los padres afirmaron no conocer demasiado a la polémica maestra, dado que como tiene hora de lactancia llega a las 9.30 y se retira rápidamente. Sin embargo le cuestionan haber puesto a los chicos en penitencia contra la pared, gritarles y no darles tarea para la casa.

La joven tiene garantizado trabajo hasta la próxima semana por maternidad, según lo estipula la Ley 5811 (hasta que su bebé tenga ocho meses). Hasta entonces, se desempeñará en algún área administrativa a determinar, mientras que Salud Laboral de la DGE deberá hacer una evaluación psicofísica y así considerar si puede volver a estar a cargo de un grado.
Más notas de esta sección
  • Candela murió por asfixia

    Candela murió por asfixia

    El padre de la nena volvió a negar que el caso estuviera relacionado con una deuda. El móvil del atroz secuestro y asesinato es por ahora un misterio.

  • El asesinato de Candela sigue siendo un misterio

    El asesinato de Candela sigue siendo un misterio

    Secuestraron una camioneta blanca y otras evidencias en allanamientos realizados en el barrio donde vivía la niña. Siguen las investigaciones de la causa.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados