Mendoza es la segunda provincia productora de orgánicos del país

Con sus 232 establecimientos, encabeza las regiones líderes del país. Mendoza es fuerte en producción de vino, ajo y hortalizas orgánicas en Argentina. Todo lo producido a nivel regional se dirige a la exportación. La cuenta pendiente del sector: desarrollar un mercado interno de alto consumo.

domingo, 31 de julio de 2011
Mendoza es la segunda provincia productora de orgánicos del país

La industria olivícola está -junto con la uva- en la cabeza de la producción orgánica que genera Mendoza. (Los Andes)

Jaquelina Jimena - jjimena@losandes.com.ar

Sin prisa, pero sin pausa, los productos orgánicos siguen creciendo en el territorio provincial. Es que 2010, fue otro año más donde Mendoza conservó su segundo puesto de provincias donde más se desarrollan los productos orgánicos.

Según los últimos datos estadísticos del Senasa, organismo descentralizado dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca,  en 2010, de los 1856 establecimientos de orgánicos que existen en el país, 232 corresponden a Mendoza. En el último año, la provincia aportó en el concierto nacional, la vid orgánica en un 29%, también el 16% de lo producido por ajo orgánico del país, le correspondió a Mendoza.

Con respecto a éste último cultivo, Santiago Soria, de la certificadora Organización Internacional Agropecuaria (OIA Cuyo) destacó que los productores obtiene hasta un 20% más de precio que el ajo convencional.

“En su gran mayoría los hombres del ajo son de dimensiones  grandes con 50 hectáreas, en su gran mayoría están ubicados en Lavalle, Maipú, Rodeo del Medio, San Carlos, Uspallata y Malargüe. A su vez también son productores de zapallo orgánico porque son cultivos que poseen una rotación complementaria, esto es cuando el ajo se cosecha , se puede empezar a plantar el zapallo”, remarcó Soria.

Otro producto estrella, en el universo orgánico de Mendoza y con peso propio a nivel nacional es la vid y el vino orgánico. “En un año puede haber crecido en un 20% su producción en la provincia. Si en el país unas 50 bodegas producen orgánico, 40 están afincadas en Mendoza. En nuestro caso los clientes que tenemos en el rubro vitivinícola, no han dejado de crecer ni en sus hectáreas cultivadas, ni en su producción, lo cual habla que es negocio tener vino orgánico”, apuntó Soria.

El sintonía para Luis Romero, de la certificadora Letis el crecimiento en el sector vitícola es evidente. “En nuestro caso tenemos un programa llamado Letis Vino y Viñedos , que es el sector que sin duda a crecido más los últimos años, posicionándonos en líder en certificación de viñedos orgánicos con más de 1.000 has. orgánicas certificadas. Como promedio podemos hablar de un crecimiento anual cercano al 10%, tanto en producción primaria, como en elaboración de vinos, estamos certificando la elaboración en más de 15 bodegas”.

A su vez para el representante de Letis en Mendoza, el sector sector olivícola junto a la producción apícola han relanzado la curva de crecimiento orgánico en toda la Provincia. “La producción apícola ha sufrido un considerable aumento el último año, cercano a un 30% en toda la provincia”, remarcó Romero.

La marea ascendente en la apuesta por los productos orgánicos tiene una respuesta: una demanda mundial ávida por consumir en forma más sana  con productos que garanticen la aplicación de métodos no contaminantes en su producción, sin aditivos químicos ni sustancias de origen sintético y es justamente ése el perfil que define a toda la producción orgánica. Pero las fortalezas ahí no terminan.  Según Silvina Greco, de la certificadora Argencert, los motivos económicos pesan y mucho en la ecuación de los negocios.

“Poseen promoción de las exportaciones con apenas 5% de retenciones. Los precios de venta son un 30%mayores respecto a los convencionales. A su vez existen oportunidades para productos primarios principalmente frescos en contra estación y elaborados tales como jugos, base de mermeladas, deshidratados, son todavía demandas insatisfechas a nivel mundial”, apuntó Greco.

En sintonía para Romero,  la contra estación en producción de orgánicos con el hemisferio Norte, es otra fortaleza de la provincia.

“Los productos logran la inserción en nuevos mercados con certificación acorde (JAS para Japón, COR para Canadá, NOP para EEUU, SUE para Latinoamérica y Unión Europea, etc.).
A diferencia de los productos convencionales existen bajas barreras para-arancelarias para productos orgánicos”, subrayó Romero. También cuenta y mucho las capacitaciones gratuitas y la batería de proyectos que a nivel nacional están incluidos en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentos, llamado PRODAO.

En concreto, su responsable Facundo Soria, afirmó ya se han capacitado unos 90 ingenieros agrónomos, enólogos, y técnicos para que a su vez capaciten a productores. También éstos últimos han recibido un entrenamiento especial para productores a través del INTA totalizando tres cursos con una concurrencia aproximada de 150 hombres de campo. También incrementaron la eficiencia de sus prácticas tres grupos de productores mendocinos con 8 integrantes cada uno. Según Soria, éste año continuarán las capacitaciones de apicultores, ingenieros agrícolas y enólogos de la provincia.

“Los productores frutícolas en Mendoza no están integrados. Son chicos, sin capacidad de financiarse y están muy expuestos a los riesgos climáticos como piedra y el Zonda. A su vez la provincia no cuenta con la cantidad de empaques y de industria que sí posee Río Negro”, subrayó Soria, de OIA.

Tampoco Mendoza cuenta con un robusto mercado interno de consumo.  “Hay que trabajar más en la concientización y las bondades de lo orgánico. Casi el 100% de la producción orgánica comercializada de Mendoza es exportada directa o indirectamente, teniendo en cuenta que para que una producción sea orgánica debe tener 'certificación', por ello hay ventas locales como productos orgánicos que no pueden ser vendidos como tales al no tener certificación que acredite el carácter orgánico de los productos”, subrayó Romero, de Letis.

En sintonía para Soria, la provincia posee escasas bocas de venta de productos orgánicos, que en muchos casos no están certificados. “En los supermercados el azúcar marca Chango está certificada. En las góndolas algunas marcas de miel, vinos, yerba y aromáticas son orgánicas, pero son muy escasas. En materia de verduras, no existe producción a la venta, y es una lástima. Las ventajas que reportan lo orgánico a la salud, son enormes”, concluyó Soria.

En detalle

232 establecimientos productivos.
3.579 hectáreas de superficie ecológica cosechadas.
2.302 hectáreas de cultivos industriales (en vid y olivos).
738 hectáreas de fruta (ciruela, damasco, pera, durazno y manzana).
497 hectáreas de hortalizas (ajo, cebolla, zapallo, poroto, semillas).
9 hectáreas de aromáticas.
1 hectárea de cereales.
Resto: forestales y pasturas.
Más notas de esta sección
  • Con los padres, hasta los 30

    Con los padres, hasta los 30

    Los jóvenes que pueden permitirse soñar con dejar atrás la casa de los padres, saben que esa realidad no puede concretarse antes de cumplir las tres décadas. El trabajo en negro, la desocupación y la inestabilidad del primer empleo alejan cada vez más el despegue. Crecen las “sociedades” para compartir gastos.

  • Empresas a la búsqueda de energías alternativas

    Los cortes de gas y de electricidad impulsan las inversiones privadas para contar con otras fuentes de aprovisionamiento.

Divisas
Montemar
Ciudad de Mendoza
Moneda Compra Venta
Dolar 8.02 8.22
Euro 10.80 11.50
Pesos Chilenos 14.50 16.50
Real 3.45 3.90
Actualizado : 23/04/2014 | 18:48
Ver condiciones en www.montemar.com.ar
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados