Motín en el penal de Almafuerte: los presos no quieren fugarse y no habría muertos

Sebastian Sarmiento, Director General del Servicio Penitenciario de Mendoza, aseguró que existe el diálogo entre negociadores y reos y que no se trata de un intento de fuga sino que el pedido de los reclusos apunta a mejoras en el sistema carcelario.

domingo, 05 de junio de 2011
Motín en el penal de Almafuerte: los presos no quieren fugarse y no habría muertos

Hay un gran operativo montado en la zona para evitar cualquier contingencia. (Diego Parés)

Un grupo de internos de un pabellón de máxima seguridad del penal Almafuerte, ubicado en Cacheuta, comenzó un motín esta tarde y tiene de rehenes a 6 agentes del servicio penitenciario.

La rebelión habría comenzado antes de las 17 en el pabellón N° 5, donde hay 50 internos y se encuentra alojado Marcelo “El Gato” Araya, jefe de una megabanda narco y enemigo del ex líder de la barra brava de Godoy Cruz, Daniel “El Rengo” Aguilera.

Sebastian Sarmiento, Director General del Servicio Penitenciario de Mendoza, aseguró que existe el diálogo entre negociadores y reos y que no se trata de un intento de fuga sino que el pedido de los reclusos apunta a mejoras en el sistema carcelario. No habría muertos.

Asimismo, Sarmiento aseguró que todos están en buen estado y no ratificó la versión que indicaba el deceso de uno de los presos.

También hay otros internos que cayeron presos por resonantes casos, como Ricardo “Pitu” González, condenado por matar a la maestra Claudia Oroná.

El jefe del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, aseguró que ya comenzaron con la etapa de negociación y que el resto de la población carcelaria no está en riesgo.

Tras posprimeros contactos confirmaron que son 6 los guardiacárceles cautivos de los presos. Sarmiento agregó que en un primer contacto detectaron que los presos estaban muy alterados y que no dieron a entender cuáles son sus requerimientos.

El Comité de Crisis ya está a cargo y ya está trabajando el Grupo UNO (Unidad de Negociación Operativo). Hasta ahora no manejan tiempos para llegar a un acuerdo con los amotinados.

De fracasar la negociación, puede intervenir el GEOP (Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias), que se encarga de controlar situaciones de alta complejidad como atrincheramientos y motines.

Todo el personal penitenciario de Almafuerte fue reclutado y también se pidió la intervención de otras fuerzas de seguridad, como la Infantería.

En el lugar está presente el fiscal de delitos complejos, Daniel Carniello. Además, lo acompañan el subsecretario de Justicia, Carlos Quiroga Nanclares; el jefe de la Policía, Juan Carlos Caleri; y la secretaria de Derechos Humanos, María José Ubaldini.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados