Estilo

¿Qué tipo de padre es usted?

En la educación de los hijos aparecen perfiles distintos acerca del rol paterno. Características y consecuencias de cada perfil.

¿Qué tipo de padre es usted?
Ser padre no es sencillo; lo importante es poder darle al hijo las herramientas que necesita para su mejor desarrollo.

miércoles, 15 de junio de 2011

No se niega la verdad de que no hay una fórmula básica para ser un buen padre. Pero, ¿se ha preguntado alguna vez cuál es la imagen que está dando a su familia y de qué manera está influyendo esto en el desarrollo de sus hijos? Descúbralo.

Múltiples psicólogos han realizado investigaciones exhaustivas en el área de la paternidad y han determinado “tres tipos de padres” (trabajo publicado en el sitio 7dias.us): los autoritarios, los permisivos y los democráticos. De estas tres categorías se han desprendido descripciones de conductas o de personalidades con las que tal vez se pueda identificar.

No es que uno de estos tipos sea el mejor o el correcto, o que los tres sean mutuamente excluyentes, simplemente son formas distintas de ejercer la paternidad en casa, y las tres tienen ciertas consecuencias en la dinámica familiar e incluso en el desarrollo de sus hijos.

El padre autoritario

• Ejerce el control y el poder en su familia.

• Las reglas y el orden de la casa son rígidas y estrictas.

• Establece estándares altos de conducta para sus hijos.

• No acepta muchas peticiones, cuestionamientos ni negociaciones.

• Presta poca atención a las necesidades verdaderas de sus hijos.

• Demuestra poco afecto.

• Es propenso a irritarse demasiado rápido y a reaccionar de forma agresiva.

Consecuencias: Un padre autoritario puede caer en el “despotismo” e incluso heredar este comportamiento a sus hijos. Las personas que han vivido en un esquema familiar donde la cabeza de la familia es demasiado autoritaria pueden acumular frustración, agresividad y baja autoestima, y después actuar de la misma manera con su propia familia u otras personas cercanas.

Otra consecuencia negativa de ser un padre autoritario es la privación de la libertad de expresión de los hijos y el entrenarlos sólo para obedecer, no para pensar y actuar según sus propios valores.

A pesar de las consecuencias negativas que conlleva el ejercer una paternidad en extremo
autoritaria, este puede ser un buen estilo para los niños con desórdenes de conducta.

El padre permisivo

• Establece pocas reglas o límites de comportamiento.

• Concede ante todo tipo de peticiones y negociaciones.

• Otorga permisos sin evaluar la situación.

• Es muy tolerante y recurre muy poco al castigo para disciplinar.

• Permite a sus hijos tomar sus decisiones.

• En el mejor de los casos, motiva el razonamiento antes que la autoridad al establecer límites.
• Considera en exceso los argumentos infantiles.

Consecuencias: este tipo de padres creen en la libertad y en la responsabilidad de sus hijos, aún cuando no se han esforzado por formarlas. Algunos padres adoptan este estilo porque desean que sus hijos tengan todo lo que necesitan y desean, ya sea porque ellos no lo tuvieron de niños, o porque temen al enfrentamiento con sus hijos. La permisividad puede llegar a un extremo dañino en que los padres empiezan a ser negligentes y descuidados. 

Este tipo de paternidad no es bueno para los niños que tienden a ser rebeldes o agresivos, pues pueden desarrollar una conducta inmadura y una incapacidad de controlar sus impulsos.

El padre democrático

• Es exigente pero atiende a las necesidades de sus hijos.

• Establece estándares y límites claros.

• Es firme en sus reglas.

• Recurre a los castigos y sanciones cuando es necesario.

• Apoya la individualidad de sus hijos.

• Promueve la comunicación y respeta las opiniones de los demás.

• Ajusta las reglas y demandas según el grado de madurez y desarrollo de sus hijos.

• Explica las razones de sus decisiones.

• Al negociar con sus hijos toma decisiones que favorezcan a ambos lados.

• Muestra atención e interés ante las solicitudes de sus hijos, aunque después se tenga que negar a ellas.

Consecuencias: el estilo democrático es visto como el mejor, pues es el punto medio entre el estilo autoritario y el permisivo. Los niños crecen con estándares definidos, pero cuentan con cierta libertad al tomar decisiones.

Esto es porque sus padres han logrado establecer una comunicación efectiva, comprensiva y bidireccional, sin olvidar establecer las normas y los límites. Es un padre que no es permisivo pues ofrece la guía y la disciplina que el niño necesita, y que tampoco cae en el abuso de autoridad, al utilizar de forma excesiva el castigo y la restricción.
 
Este tipo de paternidad es ideal para desarrollar un sentido de autonomía y autocontrol en los niños.


Bienestar:
 Para ser un buen la persona debe brindar amor, comprensión y atención, pero también establecer normas, límites y disciplina.

Lo mejor que puede hacer es conversar con su hijo y explicarle el por qué de las normas y los métodos de disciplina. Debe promover la reflexión sobre sus malas conductas y promover el autocontrol.

Motívelo a encontrar soluciones a sus problemas sin caer en la sobreprotección. Recuerde que el ser padre es preparar a una persona para enfrentarse a la vida.

grafico
Peliculas Cine Genero
grafico