“Oggi” Junco va a juicio oral por agredir a una stripper

El mediático relacionista público enfrentará el juicio por de "robo agravado" y "lesiones graves" a Lucrecia Verónica Zeballos, a quien agredió en el marco de una presunta disputa amorosa.

viernes, 29 de abril de 2011
“Oggi” Junco va a juicio oral por agredir a una stripper

Oggi, un asiduo visitante de los programas de chismes, ahora en juicio oral y público.

 El mediático Juan Carlos "Oggi" Junco afrontará un juicio oral y público acusado de "robo agravado" y "lesiones graves" en perjuicio de la bailarina y stripper Lucrecia Verónica Zeballos, a quien agredió en el marco de una presunta disputa amorosa.

Los hechos ocurrieron el 2 de julio del año pasado, cuando -según estableció la Justicia- Junco acudió al departamento de la bailarina, a quien conocía desde largo tiempo atrás pues habían trabajado juntos.

Fingiendo ser el delivery de un pedido de supermercado, el relacionista público llamó a la puerta de la bailarina y cuando ésta abrió, "se abalanzó sobre ella, refiriéndole frases como 'le rompiste la goma a mi novio y le rayaste el auto'".

Tras "propinarle golpes de puño en la cabeza y en el rostro,

tirarla al piso y patearla en la zona de las costillas, en las piernas y en la cabeza", Junco habría tomado un reloj de oro Cartier, una suma no precisada de dinero y "unos lentes cuyo valor aproximado asciende a 1.200 pesos".

Como consecuencia de la agresión, Zeballos sufrió "contusión intratorácica izquierda, contusión con edema dorsal nasal, esquimosis en el antebrazo derecho, esquimosis glútea derecha e izquierda, hematoma en región abdominal, hematoma mamario izquierdo sobre región de prótesis y chichón en región parietal izquierdo", según reportaron los médicos forenses.

Además, se le detectó un "trazo de fractura que interesa el séptimo arco costal izquierdo", lesiones que fueron consideradas "graves" por los facultativos.

Según relataron testigos, al presentarse la policía -alertada por los vecinos- Junco "se retiró del edificio saludando al portero y arreglándose la gorra".

Cuando fue indagado, el relacionista público negó haber estado ese día en el lugar de los hechos.

Junco fue procesado por delitos que contemplan penas de hasta 15 años de cárcel, y sus bienes fueron embargados hasta cubrir la suma de cinco mil pesos.

Tras la confirmación del procesamiento por parte de la Cámara del Crimen, el juez de instrucción Alejandro Cilleruello dio vista a la fiscalía y la querella para que formulen la imputación, es decir el paso previo a que la causa pase a la instancia oral y pública.

Junco permanece en libertad porque, según el juez, pese a la gravedad del delito no existen "ni peligro de fuga con el consecuente entorpecimiento de la investigación, ni tampoco una eventual presión a testigos que pudiera derivar en perjuicio de los mismos y de la investigación".
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados