Estilo

Caja ¿automática o manual?

Aunque aún los mendocinos nos resistimos a comprar nuestro vehículo con caja automática, la tendencia se impone en sentido contrario. Aquí apuntamos los beneficios de cada uno de estos sistemas, para aportar claridad al momento de tomar la decisión entre uno u otro modelo.

Caja ¿automática o manual?
La caja automática es ideal para ciudades con alto tránsito.

jueves, 03 de marzo de 2011

Elegir entre caja automática, o manual, no tiene por qué ser una paradoja. Ni tampoco se trata de una guerra empedernida de las marcas de vehículos para captar adeptos.

Es que aún en Argentina el consumidor puede elegir -en algunas marcas y modelos- si desea
una u otra caja. Aunque es cierto que si bien la industria automotriz apunta a establecer la caja automática como prioritaria, en Argentina aún muchos se resisten a adquirirla y prefieren la tradicional, de cambios manuales.

Antes que nada hay que entender que la diferencia básica -y más importante- entre conducir un vehículo automático, y uno manual, es que en el automático no se hace uso del embrague; ya que el cambio se efectúa de forma automática.

Pero, ¿cuáles son las ventajas de una u otra? Aquí, Mariano Vega -consejero técnico de Peugeot- aporta algunos puntos para tener en cuenta.

Automática

Consume un poco más de combustible que la manual, ya que obliga al motor a “llevar arriba” las revoluciones por minuto.

En cuanto a la manutención tienen una gran vida útil. De hecho, el aceite de una caja automática es de por vida. Es muy raro que se rompa. Incluso muchas cajas, si se dañan, se tienen que cambiar; sólo algunas marcas se pueden reparar. Pero casi nunca se rompen.

Aportan comodidad y confort al conductor. Y, en ciudades o cuando hay demasiado tránsito, las cajas automáticas son ideales.

Comprar un auto con caja automática siempre es más caro que ese mismo modelo con caja manual. También a la hora de cambiar una caja completa, es más costosa que la tradicional.

Manual

En cuanto al consumo de combustible, con este tipo de caja el usuario puede regularlo. Es decir, puede elegir a qué RPM llevar el auto para tener un consumo óptimo.

La manual suele romperse, mientras que la automática no. Los fuelles o los RTN suelen dañarse, y muchas veces se gastan los sincronizados y crujen. Por eso requieren mantención, mientras que las automáticas no.

Si bien el argentino disfruta de los cambios manuales, este tipo de caja no es cómoda ni recomendada para calle con alto tráfico.

Es más barata. No sólo cuando se compra un auto, sino también en su reparación y reemplazo. Alejandro Ortega - aortega@losandes.com.ar

Comentarios (1)

  1. A mi pa lo unico que me da el presupuesto es para comprar una bici oon cambios automaticos...!!!
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico