Assange busca evitar el juicio en Suecia por delitos sexuales

Sus abogados temen la extradición desde Inglaterra y que luego EEUU lo encarcele en Guantánamo o lo condene a muerte.

Edición Impresa: martes, 08 de febrero de 2011
Assange busca evitar el juicio en Suecia por delitos sexuales

Julian Assange y su abogada, Jennifer Robinson, parten a la Corte. (AP)

Notas relacionadas
El fundador de WikiLeaks -el sitio de internet que revela secretos militares, bancarios y diplomáticos-, Julian Assange, sufrirá una "flagrante denegación de justicia" si es enviado a Suecia, denunciaron ayer sus abogados británicos, cuestionando la legalidad de la demanda de extradición por presuntos delitos sexuales y la acusación de "violación".

El propio Assange denunció, al término del primero de los dos días de declaraciones, que desde que estalló el caso hace poco más de cinco meses su vida está metida en "una caja negra sobre la que se escribió la palabra violación".

"Esta caja está abriéndose gracias a una acción judicial pública y espero que durante el próximo día veamos que, en realidad, está vacía", agregó el ex hacker australiano, de 39 años, a la salida de la corte situada en el sureste de Londres.

Assange, que llevaba su habitual traje azul marino con camisa blanca, siempre ha negado las acusaciones presentadas en agosto por dos mujeres suecas -aunque admite haber mantenido relaciones con ambas-, y mantiene que el caso está políticamente motivado tras la difusión en WikiLeaks y varios diarios de cientos de cables confidenciales de la diplomacia norteamericana y documentos secretos sobre las guerras de Irak y de Afganistán.

Al presentar sus argumentos, su abogado defensor, Geoffrey Robertson, indicó que un juicio por violación en Suecia vulneraría los derechos de su cliente.

"Sería juzgado a puerta cerrada en una flagrante denegación de justicia", como ocurre habitualmente en Suecia en los juicios por violación.

Luego afirmó que la acusación de "violación leve" con la que se refiere la fiscal sueca al más grave de los presuntos delitos, no sería violación en otros países europeos y subrayó el contrasentido.

"Es una contradicción en los términos, la violación no es un delito leve", afirmó en una corte abarrotada sobre todo por los numerosos periodistas de todo el mundo que siguen el caso.

Un informe policial confidencial divulgado la semana pasada en internet reveló, entre otras cosas, la declaración en la que una de las denunciantes cuenta como Assange inició una relación sexual sin protección con ella cuando estaba dormida y cómo, tras una breve conversación, le permitió continuar.

Los abogados de Assange alegan, además, que la demanda no se justifica porque su cliente no ha sido acusado formalmente, e insisten en que si se accede a la demanda sueca "existe un riesgo real" de que éste termine en Guantánamo o sea condenado a la pena de muerte, según un documento publicado este lunes.

La justicia estadounidense ha iniciado una investigación contra Assange por filtrar miles de comunicaciones confidenciales de sus embajadas en todo el mundo e informes militares secretos, pero hasta el momento no se ha formulado ningún cargo contra él.

En la segunda jornada de la vista judicial, la palabra la tendrá la parte acusadora tras lo cual el juez debería pronunciarse sobre una eventual extradición. El fallo será importante, pero no decisivo, puesto que el australiano dispone de numerosas posibilidades de apelación y el caso podría durar meses.

Assange, que desde su liberación condicional bajo fianza el 16 de diciembre tras pasar nueve días encarcelado, ha vivido prácticamente recluido en Ellingham Hall, una mansión situada en el campo a unos 200 km de Londres, tiene autorización especial para permanecer en Londres durante la noche. Agencia AFP
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados