La 6ta corona de Miss Mundo, para la belleza venezolana

Se llama Ivian Sarcos y tiene 22 años; quedó huérfana y estuvo a punto de ser monja. Le dicen “Cenicienta moderna”.

Edición Impresa: martes, 08 de noviembre de 2011
La 6ta corona de Miss Mundo, para la belleza venezolana

"Me sentí la mujer mas bella del mundo, quería llorar, gritar...” (AP)

Fuentes: Lanacion.com.py; http://www.sinflash.com y AFP

La prensa venezolana celebró la elección como Miss Mundo de la “Cenicienta moderna” Ivian Sarcos, destacando que con la victoria de esta joven huérfana el país logró un “récord” de coronas en el certamen, superando con seis reinas las cinco de India y de Reino Unido.

“Venezuela, récord de coronas”, tituló el popular diario Últimas Noticias, que agregó en primera página que Sarcos pasó “de Cenicienta moderna a Reina del mundo”, y destacó así la historia de esta joven, que se “quedó huérfana, fue casi monja y hasta buhonera (vendedora callejera)”.

La venezolana, de 1,79 metros, ganó el concurso al que aspiraban 111 candidatas. Miss Filipinas, Gwendoline Gaelle Sandrine Ruais, quedó segunda y Miss Puerto Rico, Amanda Victoria Vilanova Pérez, fue tercera.

Antes de Sarcos, cinco venezolanas también fueron electas: Susana Dujim (1955), Pilín León (1981), Astrid Carolina Herrera (1984), Ninibeth Leal (1991) y Jacqueline Aguilera (1995).
Ivian ocultó su cara con las manos cuando se anunció su coronación. “Me sentí la mujer mas bella del mundo, quería llorar, gritar, eran muchas emociones”, expresó. Y añadió: “Estoy muy agradecida a la vida por este momento, por esta oportunidad”, añadió.

Ahora pasará un año trabajando en el programa de caridad Miss Mundo Belleza, que lleva recaudados 800 millones de dólares en 40 años.

La directora de la organización Miss Mundo, Julia Morley, expresó su convencimiento de que Ivian será una reina muy popular. “Iremos a Ghana para trabajar en un proyecto y sé que es una persona a la que no le dará miedo ensuciarse las manos”, explicó.

La joven morena de cabello largo y ojos negros, de 22 años, diplomada en Recursos Humanos trabaja en una compañía audiovisual. Estuvo a punto de ser monja, pero desistió de esta idea cuando llegó a Caracas a estudiar en la Universidad Central de Venezuela. Entonces, recibió la proposición de presentarse al concurso Miss Venezuela; dio un giro de 180 grados a su vida y se preparó para la llegar a la nueva meta.

La morocha ocultó su cara con las manos cuando se anunció su coronación. “Me sentí la mujer más bella del mundo, quería llorar, gritar, eran muchas emociones”, expresó. Y añadió: “Estoy muy agradecida a la vida por este momento, por esta oportunidad”, añadió.

Una vida dura

Ivian ‘Lunasol’ -apodada así por su madre- Sarcos Colmenares, nació el 26 de julio de 1989, en la ciudad de Guanare, estado Portuguesa. Y es la menor de sus hermanos (Manuel, Antonio Anastasio, Oscar María, Yimi Ricardo, Zair, Mi Juan Ami, IdinJuanmi, Lila, Nancy Milagros, Elizabeth, Milvia, Ivin Misari y María).

Con tan sólo 8 años de vida perdió a sus padres: su madre María Brígida Colmenares (ama de casa de nacionalidad española) tuvo un accidente doméstico y ella tuvo que verla agonizando; exactamente nueve meses más tarde, su padre Juan María Sarcos (comerciante venezolano) fallecía en un accidente automovilístico.

Durante dos años estuvo bajo la tutela de su hermano mayor, hasta que él decidió ingresarla en un internado dirigido por monjas. Entró con 10 años y cuando le faltaba uno para culminar su bachillerato la Madre Superiora le propuso irse a España para prepararse como religiosa debido a su excelente desempeño en todas las áreas.

Ivian esperó hasta casi culminar sus estudios para tomar la decisión y dijo que su respuesta era negativa. En ese momento le propusieron irse con una familia adoptiva, pero ella rechazó la oferta, y en cambio, se fue a vivir con su hermano mayor.

En 2006, decidió mudarse a los Valles del Tuy, estado Miranda, a vivir con una de sus hermanas, y comenzó a realizar trabajos de mantenimiento para costear sus gastos. Al año siguiente, buscó nuevos proyectos en la capital. Trabajó en la economía informal y viajaba diariamente desde los Valles del Tuy, hasta que en 2008 ingresó a la Universidad Central de Venezuela y reunió el suficiente dinero para mudarse a la parroquia El Valle.

A fines de 2009 fue abordada en su lugar de trabajo en una tienda del Centro Comercial Sambil Caracas, por el señor Jesús Tovar quien le propuso asistir a una entrevista con Osmel Sousa, presidente de la Organización Miss Venezuela, como aspirante para participar en el certamen.
Fue a principios de 2010 cuando tomó dicha decisión, y luego de la entrevista le asignaron la banda para representar al estado Amazonas en el Miss Venezuela 2010.

Antes del certamen fue electa Rostro Ebel, uno de los premios más prestigiosos del evento. En la ciudad de Maracaibo el 28 de octubre del mismo año logró coronarse como Miss Venezuela Mundo 2010. De allí su vida dio un vuelco total y trabajó directamente con la Organización Cisneros (Venevisión) para prepararse física e intelectualmente (realizó un curso de enfermería en Clínica Caracas para poder prestar asistencia médica a los necesitados) para representar a Venezuela en el Miss Mundo 2011.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados