Asesinaron a un chico en Dorrego en un confuso hecho

La víctima, de 17 años, apareció muerta en la vereda. La policía detuvo a gente de una casa cercana. Creen que lo mataron en esa vivienda y luego trasladaron el cadáver.

Edición Impresa: miércoles, 30 de noviembre de 2011
imagenes
zoom
Asesinaron a un chico en Dorrego en un confuso hecho

El cadáver del adolescente fue encontrado al lado de la moto en la que había llegado al lugar.

Video
Video
Alejandro Delgado, Jefe de Investigaciones
Video
Científica retira el cuerpo del lugar

Oscar Guillén - Cinthia Alvea - oguillen@losandes.com.ar

Los investigadores creen que el asesinato de un menor de 17 años ocurrido al mediodía de ayer en Dorrego tendría como móvil la droga o bien la relación sentimental que tenía la víctima con una joven que vivía en la casa donde habría ocurrido el crimen. El joven fue identificado como Mateo Sartor y vivía cerca del sitio donde apareció asesinado.

La policía aprehendió ayer mismo a cinco jóvenes "okupas" que residen en una vivienda usurpada ubicada en Falucho al 200, lugar donde se cree ocurrió el homicidio, si bien el cuerpo fue encontrado en la vereda de la casa contigua, al lado de una moto que la víctima conducía. Más tarde, en un allanamiento, la policía secuestró una tumbera escondida en el patio.

Pasadas las 12 de ayer, una llamada anónima ingreso al 911. La persona que habló indicó que en Falucho y Berutti de Dorrego había un joven muerto.

La versión que se ofreció en ese momento era que había pasado por la calle un Ford Fiesta que le habría disparado al muchacho, cuyo nombre la policía no quiso dar a conocer.

En efecto, cuando llegaron los primeros uniformados, encontraron a Mateo Sartor muerto junto a un auto, en Falucho al 241. Algunos de los habitantes de Falucho al 239 -la casa usurpada por tres familias- volvieron a repetir la misma versión: desconocidos en un auto le habían disparado.

Escopetazo fatal

El joven presentaba una herida en el pecho que se había producido por un disparo de escopeta o bien de una "tumbera" , confió a Los Andes el comisario Alejandro Delgado, jefe de Investigaciones. Y un arma de similares características fue encontrada horas después del crimen en el patio y escondida debajo de un basural.

"Si bien no está determinado que esa sea el arma usada para cometer el crimen, llamó la atención que tenía adentro un cartucho percutado y perdigones", dijo una fuente judicial, que explicó que ahora Policía Científica deberá determinar si fue el arma usada o no. Además, se hallaron en la casa varios proyectiles calibre 9 milímetros.

Los investigadores no se quedaron con la versión y comenzaron a realizar algunas averiguaciones que llevaron a aprehender a cinco personas -entre ellos estaría la joven con la que la víctima mantenía una relación-, que fueron llevadas a la Oficina Fiscal 8 y a las que se les realizó una prueba de dermotest por orden del fiscal Mariano Carabajal.

"En la escena del crimen se barajaban dos hipótesis: una que tenía que ver con una joven de 18 años que sería la novia del muerto y la otra que decía que en esa casa se vende droga", explicó un investigador.

Antecedentes

La presunta venta de droga no era una novedad ni para los vecinos ni para los policías: en el último año y medio se han realizado allí tres allanamientos en busca de sustancias prohibidas y, además, una mujer tenía prisión domiciliaria por un asunto relacionado con drogas.

Pero durante el allanamiento realizado ayer en la tarde la policía no encontró ningún tipo de drogas.

"Durante el procedimiento se determinó que la puerta de ingreso había recibido algunos perdigones y que otros tantos estaban desparramados por el piso de la casa; hecho que confirma que sí hubo disparos en el interior del inmueble, aunque no determina que el homicidio haya ocurrido ahí", dijo una fuente judicial.

En el caso de que el joven haya sido asesinado adentro, los peritos de la policía no tenían en claro si le habían disparado junto a la puerta -cuando entró o cuando iba saliendo- o en los fondos de la vivienda, donde la escena del crimen había sido alterada.

"En el fondo han tirado agua en el piso, limpiaron el lugar. Suponemos que sacaron el cuerpo de la casa y lo dejaron en la vereda del vecino, junto a la moto. Pero no hay rastros de sangre que confirmen la situación", siguió la misma fuente.

La moto en la que Sartor llegó hasta Falucho al 241 también fue periciada en busca de huellas de las personas que la movieron. Mientras, la casa fue clausurada, tiene custodia policial y no se descarta que hayan más allanamientos en busca de más pruebas.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados