Es escasa la edición oficial de libros de autores mendocinos

En lo que va del año, Ediciones Culturales sólo realizó 5 publicaciones. Los escritores dicen que además no tienen un plan de distribución ni de promoción de lo que se publica. La explicación oficial.

Edición Impresa: sábado, 22 de octubre de 2011
zoom
Es escasa la edición oficial de libros de autores mendocinos

El sitio destinado a los escritores es uno de los pocos logros de EC. (Claudio Gutiérrez / Los Andes)

Angeles Acosta - acosta@losandes.com.ar

Ediciones Culturales es el área de la Secretaría de Cultura de Mendoza que se encarga, primordialmente, de la edición, impresión y publicación de libros escritos por autores mendocinos. Los mismos pueden ser tanto de índole literaria como científica.

Si quisiéramos obtener más información sobre la función que cumple y para la cual fue creada Ediciones Culturales (EC), una de las maneras, la más ágil, sería ingresar a la web de la Secretaría.
 
Allí vemos que su trabajo puede resumirse en el siguiente extracto: "Uno de sus objetivos es el cumplimiento de la labor editorial (...) con el propósito de brindar apoyo e incentivo al trabajo constante de los escritores mendocinos".

Ahora bien, cierto es que no podemos saber con exactitud cuántos escritores hay en la provincia. Pero sí se puede (desde el sentido común) determinar que hay más -muchísimos más- de cinco.

El dato sugestivo es que EC publica hoy sólo cuatro o cinco títulos por año. En lo que va de 2011 se han publicado 5 libros: los del certamen Vendimia (3, por reglamento), uno de Fernando Lorenzo y uno sobre salud mental infanto-juvenil.

Sabemos que la carrera de cualquier escritor (al igual que la mayoría de las profesiones artísticas) es compleja, ya que resulta difícil obtener un sueldo mensual digno trabajando exclusivamente de ello.

Y aún más complejo es querer publicar un libro. Y todavía más arduo, pareciera, es que la Secretaría de Cultura destine parte de su presupuesto a este fin.

"En 2008 hubo un foro por el tema de Ediciones Culturales, que viene de larga data. Ahí, Liliana Bermúdez (actual directora de Desarrollo Cultural de la Secretaría) informó que desde Cultura habían designado un presupuesto de $ 460 mil para EC. Pero nunca se lo dieron", reveló Alejandro Frias, quien además de ser periodista cultural y dirigir la revista Serendipia, es escritor y conoce de cerca el tema.

La propia Bermúdez confirmó que solicitó ese importe, y agregó: "Seguro que no llegamos ese año a obtener dicha cifra, pero aún estamos trabajando para llegar. El presupuesto que recibimos es de $ 500 mil, pero no es mucho".

Hoy, Ediciones Culturales tiene cuatro empleados: una correctora de textos, dos editoras y un diseñador e ilustrador. Ellos, según explicó Bermúdez, no sólo se encargan del trabajo de publicación de libros sino que también realizan la promoción de los autores y organizan la Feria del Libro.

No obstante, el principal reclamo de los escritores locales es que EC, que es prácticamente la única herramienta económica con la que ellos cuentan para publicar sus páginas, realiza un trabajo deficiente.
 
Según palabras de los interesados, no se sabe exactamente si el problema de las escasas publicaciones radica en la falta de presupuesto, en las disidentes prioridades de los gobernantes, en los conflictos burocráticos o, sencillamente, en la falta de interés.

"Para mí el problema de EC es desidia. Yo gané el concurso Vendimia en 2009 con mi libro de poesía 'De barro y ceniza'. Personalmente no puedo quejarme porque mi premio y mis 150 libros estuvieron listos a tiempo.

Pero si hablo como escritor independiente debo decir que EC no funciona. Tampoco tiene un plan de venta de libros", afirmó Javier Piccolo.

Es que otro dato sugestivo, o al menos paradójico, es que los libros que publican en Cultura no se distribuyen en las librerías de la provincia. O sea, para conseguirlos se puede ir hasta el edificio de calle España y Gutiérrez (en Ciudad) o bien esperar que llegue la Feria del Libro (en octubre de cada año).

"La distribución es otra cosa a recomponer. Se llevan a ferias del libro de todo el país pero no hay una distribución sistematizada. Al no repartirse en librerías locales es poca la promoción que tienen. Acá vienen muchos estudiantes (secundarios y universitarios) a asesorarse sobre autores mendocinos. Nosotros le damos la información que necesitan, pero esa no es nuestra función", admitió Sonnia de Monte.
 
Ella es empleada de la Secretaría de Cultura desde hace 18 años. Los primeros 16 estuvo contratada y recién hace dos la pasaron a planta permanente. Sonnia es además escritora y junto a sus pares ha encabezado innumerables reclamos para que la situación de EC, por fin, cambie.

Algo de historia

Ediciones Culturales fue creada en 1992 a través de la ley 5.864 y sus objetivos son "impulsar e implementar un Programa Provincial del Libro y realizar publicaciones de índole educativa".

En aquel entonces, el organismo estatal contaba con una imprenta oficial y publicaba alrededor de 20 títulos por año. Hoy, para editar los libros debe primero hacer un llamado a licitación de imprentas, porque el servicio se ha tercerizado.
 
"Cuando yo asumí, en 2008, no había nada en EC. Inclusive, la oficina se encontraba en una habitación casi insalubre, donde no se le podía exigir nada a los empleados. Era el claro ejemplo del lugar que EC ocupaba antes de que nosotros llegáramos", recordó Bermúdez.

Desde ese momento, explicó, se han invertido $ 300 mil pesos en la reforma de la oficina y en la compra de mobiliario y de material de trabajo. Agregando, además, una sala para los escritores.

Si bien a través del Fondo Provincial de la Cultura -que depende la misma Secretaría- también puede accederse a una publicación (han sido publicados 100 títulos de autores toda la provincia desde 2008 a la fecha) la principal encargada de dicha labor es EC. Un desfasaje difícil de comprender.

"Es cierto que es poca la cantidad de libros que se publican desde EC. Ojalá pudiéramos editar más, yo soy la primera que lo digo", destacó la funcionaria.

Por su parte, De Monte resaltó: "EC nunca cumplió su objetivo de manera óptima. Es un defecto, un callo de siempre. Sin embargo, creo que es importantísima su existencia. Hay que defenderla para que sea un lugar de rescate de letras mendocinas de otras épocas, que no publicarían las grandes editoriales. Como Iverna Codina, Américo Cali o Fernando Lorenzo".
Más notas de esta sección
  • Los clubes mendocinos agregan más servicios para atraer socios

    Los clubes mendocinos agregan más servicios para atraer socios

    Muchos prefieren profesionalizar sus áreas deportivas y diferenciarlas de la social. Para ello cobran la cuota según las necesidades de los asociados. Un signo de los tiempos.

  • Desafiaron el autismo a 4.000 metros

    Desafiaron el autismo a 4.000 metros

    Aunque fueron noticia por una supuesta intoxicación en Vallecitos, llegaron silenciosamente a Mendoza con otro fin. Son un grupo de chicos con capacidades diferentes que cumplieron un objetivo terapéutico: escalar un cerro del Cordón del Plata.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados