El mercado de pases en Europa cierra con bolsillos flacos

Las transferencias fueron poco rutilantes por la crisis económica de muchos clubes. Los pases más caros: Dzeko al Manchester City, Luis Suárez al Liverpool y Fernando Torres al Chelsea.

AFP
lunes, 31 de enero de 2011
El mercado invernal boreal de transferencias en el fútbol europeo, que finaliza hoy a la medianoche, estuvo calmo y, el principal motivo es que la mayoría de los clubes enfrentan una situación económica estrecha y sólo los muy ricos abrieron el talonario.

Hasta el propio Real Madrid debe mirar con cuidado el bolsillo. Si bien quedó claro que los deseos del entrenador portugués José Mourinho se vieron frustrados en parte por su conflicto con el director deportivo del club, el argentino Jorge Valdano, su voluntad de contratar a un nuevo delantero para paliar la baja del también argentino Gonzalo Higuaín, se vio confortada con un pase gratuito, el del togolés Emmanuel Adebayor.

"Todo el mundo tiene las cuentas un poco en rojo. Manchester City sí hizo una gran transferencia, la del bosnio Edin Dzeko por 32 millones de euros, y el Málaga español, hace pocos meses comprado por un jeque árabe, compró varios jugadores para tratar de evitar el descenso a segunda división. Pero, se trata de clubes con 'Mecenas', que no cuentan con las fuentes financieras clásicas", explicó el agente de jugadores Bruno Satin.

La situación parece un poco menos complicada en Inglaterra, donde el Liverpool compró al delantero internacional uruguayo Luis Suárez, del Ajax de Ámsterdam, por 26,5 millones de euros.

Eso sí, en contrapartida, los 'Reds' podrían perder en las últimas horas de mercado nada menos que al español Fernando Torres, codiciado por el Chelsea, y que podría convertirse en el gran pase de la mitad de la temporada.

Asimismo, a último momento, Liverpool logró un acuerdo con el Newcastle por el pase del delantero Andy Carroll, lo que propiciaría la partida de Torres.

Por su parte, en Italia el líder AC Milan se mostró muy activo, con las llegadas de Antonio Cassano, Mark Van Bommel, Emmanuelson y Legrottaglie, y las partidas de Ronaldinho y Onyewu.

En Alemania, país cuyos principales clubes anunciaron la semana pasada un déficit acumulado de 77,8 millones de euros durante la temporada 2009/2010, el mercado se mostró cauto, al igual que en Francia.

Muchos clubes se han mostrado razonables y decidieron no tirar el dinero por la ventana.

Quizás, algunos influenciados desde ya por el proyecto del francés Michel Platini, presidente de la UEFA, quien prona por el 'fair-play' a nivel financiero, un concepto que entrará en vigor en 2013-2014, pero que busca evitar una anunciada bancarrota generalizada de los grandes clubes europeos.

"¿El 'fair-play' financiero?, yo soy algo circunspecto al respecto", señaló Jean-Claude Dassier, presidente del campeón galo, Marsella. El responsable dijo que no está "seguro que sea algo malo contar con millonarios, emires, que inviertan sin mirar, porque si se cierra ese grifo no estamos seguros de que el fútbol pueda progresar. Si el señor Abramovitch quiere perder un millardo (de euros), es su dinero...".

"Hubo transferencias en España que chocaron y ahora tienen que activar el freno de mano. La crisis empuja hacia cierta prudencia", afirmó por su parte Frédéric Bolotny, economista del deporte, quien cree, en cambio, que la idea de Platini puede ser buena para "calmar" al fútbol en el aspecto económico.

"La inestabilidad no es algo bueno a nivel deportivo o financiero (...) El joker médico (pase en reemplazo de un lesionado) se justifica, pero, si el 'mercato' se suprime" tampoco estaría mal, añadió Dassier.
  • Facebook
  • Twitter
  • Twitter
  • Linkedin
  • Digg
  • Delicius