Niña asesinada: imputaron a la madre por abandono de persona

Débora Di Falco deberá responder por la violenta muerte de su pequeña hija Guadalupe en San Luis. La mujer fue hallada hoy en Jocolí y declarará en la vecina provincia.

miércoles, 22 de septiembre de 2010
Niña asesinada: imputaron a la madre por abandono de persona

A pesar de un pedido de suspensión, esta tarde enterraron a Guadalupe. (Gentileza Diario de La República)

Video
Video
Inhumaron los restos de Guadalupe (Gentileza Diario de la República)

Los Andes On Line y DyN

La justicia de San Luis imputó por "abandono de persona" a la madre de la niña mendocina que fue asesinada hace una semana cuando estaba al cuidado de una pareja en esa ciudad.

Además se ordenó el traslado de la joven desde Mendoza, donde fue localizada y quedó demorada.

Fuentes de la investigación dijeron que tras el hallazgo en Mendoza de Débora Di Falco, madre de la niña asesinada, cuyo cuerpo fue hallado con signos de abuso sexual y torturas, se pidió también la suspensión de la inhumación de los restos de la nena de 4 años, pero esto finalmente no sucedió.

La suspensión del entierro de la niña fue reclamada por la defensora oficial de la joven ante el juez de instrucción Jorge Sabaini Zapata, quien investiga el caso y ordenó días atrás el arresto de la pareja encarga del cuidado de la niña en la causa abierta por homicidio calificado.

En tanto, el magistrado ordenó el traslado inmediato de Di Falco a San Luis para comparecer en la causa.

Además, accedió al pedido de la fiscal Sonia Fernández de Vargas e imputó por el delito de "abandono de persona" a Di Falco, que dejó a la niña en marzo pasado en la vivienda de los detenidos Miguel Angel Riquelme, de 45 años, y Dora Videla, de 31.

Ayer la vivienda de la pareja fue allanada por la policía por orden judicial y se secuestró documentación e indumentaria infantil.

Vecinos de la casa pegaron en la puerta de la vivienda gran cantidad de carteles en reclamo de justicia por el crimen de la niña, cuyo cuerpo presentaba quemaduras de cigarrillos, fracturas varias y signos de abusos sexuales reiterados.

La joven madre era buscada intensamente, por orden de la Justicia, desde la semana pasada, luego de que su hija, quien vivía con un matrimonio en la ciudad de San Luis, fuera hallada asesinada a golpes y con signos de haber sufrido abuso y torturas.

El crimen que sacude al país

Guadalupe tenía cuatro añitos y había nacido en la Ciudad de Mendoza el 2 de agosto de 2006. Su madre, la mendocina Débora Di Falco (21) -presunta prostituta, según los medios de San Luis- le entregó a la niña hace seis meses a Miguel Ángel Riquelme (45) y a su mujer, Dora Videla (31).

El domingo 12 de setiembre, la menor fue encontrada en el domicilio de la pareja -calle Los Inmigrantes al 1500- muerta. Ambos fueron detenidos e imputados por el homicidio.

Riquelme dijo que había sido una muerte accidental pero luego se constataron mutilaciones en nariz y boca, quemaduras de cigarrillos, en manos y pies, cabellos arrancados, hundimiento de cráneo, entre otras lesiones, además de signos de violaciones reiteradas y desnutrición avanzada.

En cuanto a a la abuela de la niña asesinada -Graciela Di Falco-, se sabe que llegó la semana pasada San Luis desde Maipú, con dos pasajes que le dio el municipio a modo de ayuda social.

Ya en San Luis, la mujer se presentó en la Justicia a reclamar el cuerpo de la menor pero no se lo dieron porque no pudo acreditar ser la abuela.

Así, el cuerpo será enterrado en los próximos días, aunque la fecha se conocerá hoy, día en que se sabrá si se le hará una nueva necropsia o no.

Marcha por justicia

El caso conmocionó a la sociedad puntana que el viernes pasado se manifestó, tras una convocatoria que corrió por la red social Facebook.

Unas 2.500 personas marcharon pidiendo justicia. La marcha se repetirá el próxima sábado en distintas provincias argentinas. En Mendoza, se realizará a las 18 en Patricias Mendocinas y Peatonal.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados