La pasión llegó al hockey y al básquet

El furor por las selecciones albicelestes se suma al entusiasmo que genera el fútbol. Los mundiales que coinciden por estos días mueven a chicos y chicas a incursionar en esos deportes. Si bien la tendencia viene en alza desde hace años, se está acrecentando.

Edición Impresa: viernes, 10 de septiembre de 2010
La pasión llegó al hockey y al básquet

Desde hace seis años, niñas y adolescentes buscan incursionar en el hockey, atraídas por las Leonas. (José Gutierrez / Los Andes)

Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Para los amantes del deporte -entiéndase no solamente el fútbol-, imposible será olvidar el doble de Manu Ginóbili a Serbia en los Juegos Olímpicos del 2004, cuando el Seleccionado de básquet argentino terminaría alzándose con la medalla dorada. O, viniendo más acá en el tiempo, la garra de Luis Scola para eliminar a Brasil hace algunos días, aunque esa garra no haya sido suficiente en el partido que la Albiceleste perdió con Lituania ayer.

Del mismo modo, también quedarán en la memoria de esos mismos argentinos las tres medallas consecutivas en hockey sobre césped que ganaron las Leonas en los últimos Juegos Olímpicos (2000, 2004 y 2008) y las tres doradas de los recientes Champions Trophy. Y ni hablar del perfecto andar en el mundial que actualmente se disputa en Rosario.

Justamente, estos dos embajadores del deporte celeste y blanco continúan con su andar -en Turquía el básquet argentino pelea aún por el quinto puesto- y los mendocinos, además de seguirlos por televisión, han acrecentado su interés en la práctica de estos dos deportes en los últimos días.

"La euforia por el básquet viene desde el 2002 y toda la Generación Dorada. Muchos descubrieron el deporte en ese momento y ahora, con los buenos resultados de la Selección, han aumentado las consultas. Es muy probable que cuando termine el mundial se note más todavía y haya un aluvión de chicos anotándose y consultando", destacó Adrián Agri, director de las inferiores del equipo de básquet de la Municipalidad de Maipú.

En tanto, el panorama en el hockey es similar con una particularidad: en los negocios de ropa deportiva del centro, la camiseta de las Leonas está siendo la vedette desde hace casi un mes, superando incluso la venta de camisetas de la selección de fútbol y de los equipos domésticos.

Fenómeno Ginóbili

Los técnicos de los principales equipos de básquet de la provincia coinciden en que los rendimientos de la Selección no sorprenden -sin que esto signifique que no sea exitoso-, ya que mantiene la estabilidad y regularidad de los últimos años.

"La primera explosión del básquet a nivel masivo estuvo en Atenas (2004), con la Selección en la que estaba Ginóbili. Desde esa época, muchísimos chicos empezaron a jugar al básquet y este año, con el impulso y la importancia que se le da con el mundial, sumado a la buena participación de Argentina, se han acercado a averiguar algunos chicos para empezar", destacó Mariano Pérez, entrenador de la sub 15 y sub 17 de Atenas, quien agregó que "pasa con todos los deportes y en todos los mundiales".

El movimiento es intenso, las consultas son cada vez más y chicos que, apenas si sabían de la existencia de este deporte y de las reglas, hoy se muestran apasionados por este deporte.

"En los dos clubes en los que trabajo, en los últimos 20 días, ha habido un fuerte incremento. Muchos chicos nuevos se han acercado a averiguar y algunos ya han empezado, incluso chicos considerados grandes para empezar, de 13, 14 y 15 años que a lo mejor no estaban interesados y con este auge del mundial se prendieron", acotó por su parte Luis Vázquez, entrenador de la sub 17 y sub 19 del equipo de la UNCuyo y del sub 13 de Andes Talleres.

"Por lo general, los chicos que vienen de familias vinculadas al básquet empiezan a jugar de bien chicos. Esos son los que tienen un hermano que juega, por ejemplo. Pero cuando arrancan de grandes, es porque descubrieron el deporte en ese momento. Y mucho tiene que ver el mundial", continuó Vázquez.

Efecto Leonas

El rugido de las Leonas ha retumbado en el aire, al menos, durante los últimos diez años. Desde el segundo puesto que les valiese la medalla de plata en Sidney 2000, las Leonas nunca bajaron del cuarto puesto en la totalidad de los torneos que se han jugado hasta la actualidad, incluyendo Juegos Olímpicos, Copas del Mundo -trofeo que ganaron en Australia en el 2002- y los Champions Trophy (que son anuales).

Desde hace una década, las Leonas son el modelo a seguir de muchas chicas en todo el país, y Mendoza no es la excepción. Al igual que en el básquet, los entrenadores consultados destacaron que el buen rendimiento de las Leonas en el mundial no es sorpresivo y es fruto de la regularidad de la última década.

"El fenómeno de las Leonas en el mundial, sumado a que está empezando a hacer calor, ha hecho que muchas chicas o sus padres estén consultando, averiguando y anotándose en los clubes. En los últimos 20 días, en el club recibimos a 16 chicas nuevas de entre 12 y 13 años. En otros clubes debe haberse repetido esto o, incluso, deben haber recibido muchas chicas más", destacó Walter Conna, entrenador de las juveniles de Peumayén y de todos los seleccionados mendocinos de damas juveniles.

Para Conna, el fenómeno de las Leonas es más que interesante. "Sin dudas que habrá un antes y un después de estas Leonas. Es un fenómeno desde hace ya varios años y las chicas, que por lo general empiezan a jugar desde los 8 ó 9 años, hoy comienzan más grandes, apasionadas por lo que ven y aprenden de la selección. Hoy las Leonas le ganan en el rating de la televisión al fútbol argentino", agregó sin lograr ocultar su asombro el entrenador.

Lo mismo se ve en las casas de deportes especializadas en la disciplina. Daniel Porras, de la casa M+S Hockey destacó que, si bien ha crecido el interés, las consultas y las ventas por estos días, no es algo novedoso. "Desde que las Leonas empezaron a crecer, desde hace más de seis años, se ha ido incrementando el interés en los sticks y todos los artículos, lo que evidencia que son cada vez más las chicas que deciden empezar a jugar al hockey", destacó.

Con la camiseta de las Leonas, sucede algo parecido. Así lo explica un empleado de una casa de deportes céntrica. "Ya nos llegó la nueva camiseta de Boca, la de River, la de Argentina está más barata. Pero no hay caso, la que más se vende desde hace 20 días. Vienen muchas chicas solas, o con sus padres y preguntan. Por cada cuatro que pregunta, una la compra", destacó el vendedor.

La camiseta se puede encontrar en dos modelos: la más reciente, que aún no llega a todos los comercios y tiene un valor estimado de entre 300 y 350 pesos y el modelo más viejo que, justamente por eso, llega a estar hasta 100 pesos más barata.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados