Máximo Kirchner, más cerca de los negocios que de la política

El hijo de Néstor y Cristina reemplazó las campañas por la economía. Gestiona la fortuna familiar y ya casi no milita.

Edición Impresa: lunes, 09 de agosto de 2010
Máximo Kirchner, más cerca de los negocios que de la política

Todos juntos. Máximo, junto a sus padres y a su hermana Florencia.

Juan Cruz Sanz - Especial para Los Andes

Caius Julius Verus Maximinus. En la historia, sólo Máximo. Emperador romano. El primer militar en llegar al trono del César. Pero sus dotes con las armas le jugaron un mala pasada. Fue un pésimo gestor. Sus medidas impopulares lo llevaron a perder poder. Miles de años después, en el frío del sur patagónico, Máximo tiene poder y en los negocios le va bien. Muy bien.

Hombre de negocios

Lejos de las intenciones políticas que se le adjudican, Máximo Carlos Kirchner, el hijo mayor del matrimonio presidencial, tiene una misión: los negocios.

Según la última declaración jurada presentada ante la Oficina Anticorrupción, el patrimonio de Néstor y Cristina aumentó 10 millones de pesos en un año.

Pasó de 46 millones en 2008 a 55,5 millones de pesos en 2009, registrando un crecimiento de 20,65%. Ese crecimiento en la fortuna de la familia Kirchner es gestión del hijo mayor. Atrás quedó el intento de resaltar un supuesto perfil político de Máximo con "La Cámpora", la organización kirchnerista que apenas logra tener peso en la militancia oficialista.

Incluso, sus integrantes ya se quejan por lo bajo porque perdieron espacio político con los nuevos jóvenes promesa del kirchnerismo: Diego Bossio, el titular del ANSeS, y Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora. Los nuevos preferidos de Néstor Kirchner.

Joven influyente

Amante de la política, la opinión del primogénito de Néstor y Cristina sigue teniendo peso en las decisiones de sus padres pero ya no es su principal interés.

Eso generó el enojo del entorno militante que dirige La Cámpora, que aseguran que Máximo los "abandonó".

Una fuente conocedora de los pasillos de Quinta de Olivos y con acceso irrestricto a la Casa Rosada le confirmó que los máximos dirigentes de la agrupación lograron llegar con sus reclamos al ex presidente, que no escatimó en respuestas: "Ustedes apenas me traen un título secundario", sentenció Néstor.

Máximo está dedicado al negocio familiar. Para eso recibe la colaboración de María Rocío García, su novia desde hace poco más de un año.

La novia, también

Rocío ya se ganó la simpatía de su suegra y tiene voz y voto dentro de la estructura familiar. Máximo tiene su oficina en la inmobiliaria Sanfelice-Sancho, el histórico broker de los bienes de los Kirchner y socio y empleado del empresario del juego Cristóbal López.

Osvaldo Sanfelice es el principal colaborador del hijo presidencial en el tema empresarial. Íntimo amigo de Néstor e integrante de la mesa chica, es el único que puede actuar sin la necesidad del "sí" de Máximo.

Para las operaciones financieras, recibe el asesoramiento de Juan Manuel Campillo, actual titular de la ONCAA y ex secretario de Hacienda de Kirchner en la gobernación.

En la misma sede de la inmobiliaria está el estudio de Romina Mercado, una de las hijas de Alicia Kirchner.

Todo pasa (por él)

No hay contrato de alquiler ni refacción que se ejecute o se renegocie sin la autorización del heredero K, que ya está terminando la construcción de su casa en El Calafate.

Su único trabajo en blanco registrado fue durante un mes, marzo del 2000, en la constructora Petersen Thiele, propiedad del Grupo Eskenazi, aliado al oficialismo. Parece que le alcanzó como experiencia. CC

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados