Estilo

Pisos de porcelanato: durables, resistentes y seguros

Estos pisos, que pueden reproducir fielmente la piedra y el mármol, representan un producto de grandes prestaciones técnicas y enormes posibilidades decorativas.

Pisos de porcelanato: durables, resistentes y seguros
Hoy el mercado ofrece una nutrida oferta de diseños de porcelanatos: mix de colores y texturas, acabados brillantes u opacos; y hasta tamaños que se adaptan a cada proyecto.

martes, 01 de junio de 2010

Cuando estamos pensando en decorar nuestro hogar, la elección de los pisos suele ser una de las tantas preocupaciones que se nos presentan. Los materiales vinculados al suelo, como también el de las paredes, son elementos que cumplen la función de "marco" para el mobiliario y sus complementos.

Por ello, todos deben intervenir de una manera armoniosa en su composición, pero fundamentalmente deben responder -en lo que respecta a la funcionalidad-, de forma útil según los usos que se les vaya a dar, de acuerdo al espacio en donde estén colocados.

Cada propiedad persigue un estilo diferente y en la actualidad son variadas las tendencias que ofrece el mercado en cuanto a los distintos pavimentos que pueden vestir una casa: la madera, la piedra, el tapizado, los laminados y los cerámicos, donde se destaca por sus cualidades el porcelanato, especialmente el fabricado en Italia, España o Brasil.

Este material se ha convertido en los últimos años en un gran referente de duración y seguridad, utilizado especialmente en los pisos que revisten áreas comunes que se desgastan rápidamente debido al tránsito constante. Además, este tipo de revestimiento puede copiar fielmente el diseño de materiales naturales mucho más caros como la piedra y el mármol.

El porcelanato es una masa de gres cerámico que, como su nombre lo indica, tiene apariencia de porcelana sobre una superficie homogénea. Al no estar cubierta de esmalte, su acabado es por lo general pulido o abrillantado de gran durabilidad y casi nula absorción de agua. Además, por su cualidad antideslizante y su resistencia a las condiciones climáticas -particularmente las heladas-, es muy apto para ser empleado como revestimiento exterior.

Resulta un producto de grandes prestaciones técnicas y enormes posibilidades decorativas. Su masa compacta posee excelentes propiedades mecánicas y químicas, y es una evolución de los cerámicos esmaltados.

Es, sin embargo, más resistente, muy durable, poco poroso y no dilata, eliminando así problemas de asentamiento. También presenta una muy alta resistencia a la abrasión y a la rotura, lo que lo convierte en un producto ideal para zonas de alto tránsito peatonal o para industrias.

El porcelanato es muy utilizado en aeropuertos, shopping centers, hipermercados, empresas y locales industriales, especialmente los que requieren mayor higiene, como laboratorios de medicamentos y almacenes de instrumental quirúrgico. Como es un material fácil de limpiar, ayuda a transmitir una imagen de higiene.

Existen diversos tamaños, desde 15 x 15 centímetros hasta mucho más grandes (como los de 120 x 120 centímetros) y en formatos rectangulares. Su superficie puede ser rugosa similar a una piedra e, incluso, vienen en colores y diseños muy atractivos.

Es un material inalterable, técnicamente superior a cualquier otro piso o revestimiento fabricado. Numerosas empresas de Italia, España, China, Brasil, Turquía, Indonesia e India (que son los principales productores mundiales) deben a este producto su rápido desarrollo y éxito en ventas.

Actualmente se producen nuevas variedades de porcelanato con diversas características: para alto tránsito, rústico, brillante, pulido, sin pulir, técnico, esmaltados, semimate, mate, para pisos, pared, exterior, interior, entre otros.

Mantenimiento del porcelanato

Los pisos de porcelanato abrillantado suelen ser algo más delicados que los pulidos, ya que resisten menos a las ralladuras, perdiéndose el brillo característico.

Este tipo de pisos necesita un cuidado diario que consiste en pasar suavemente la lustradora o hacerlo de forma manual con un trapo de franela un poco húmedo y luego otro seco. Una recomendación para el buen mantenimiento de ambos tipos de porcelanato es colocar una alfombra que absorba las partículas de suciedad antes de entrar a la habitación.

Asimismo, se recomienda lavar la superficie con agua y jabón o detergente neutro cada cierto tiempo, pero nunca pasarles cera, porque sus componentes opacan el efecto. Alejandra Navarría - anavarria@losandes.com.ar - Fotos: José Gutiérrez
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico