En Mendoza faltan 1.700 enfermeros

Así lo determinó un relevamiento realizado por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina. Piden incentivo para la carrera. Aseguran que el alto de riesgo a contagios y la baja remuneración inciden en la falta de interés en volcarse a la actividad.

Edición Impresa: domingo, 07 de marzo de 2010
En Mendoza faltan 1.700 enfermeros

En el país hay alrededor de 4 enfermeros por cada 10.000 habitantes, mientras que la cantidad de médicos es de 32.

Paola Bruno/pbruno@losandes.com.ar

El sistema de salud de Mendoza vuelve a mostrar una de sus falencias históricas: la falta de enfermeros y la caída en la calidad de su formación profesional. Dos factores que atentan contra la atención del paciente en el territorio local. Según un relevamiento realizado por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), a diciembre de 2009, en la provincia faltan 1.700 enfermeros.

A este contexto se suma la construcción de tres nuevos hospitales en Mendoza: el materno-infantil en Las Heras, el universitario (ex ferroviario y ahora de la UNCuyo) y el que está construyendo el gremio de los camioneros, nosocomios que demandarán más profesionales de la salud. En la actualidad, en los efectores públicos trabajan 3.045 enfermeros y en los privados una cifra similar. Según ATSA, al sistema tendrían que sumarse unos 1.700 enfermeros.

La problemática no es nueva, pero sí la agudización del tema. Varios factores se combinan para que la situación se agrave: enfermeros que tienen que desempeñarse en los sectores público y privado por el bajo salario, falta de incentivo de la carrera y, en el último tiempo, hasta ausencia de profesores que dicten las clases.

"Lo que más afecta a esta situación es la falta de incentivo que tiene la carrera. Es un trabajo muy difícil de realizar, muy estresante y necesita ser reconocido", señaló Carlos Pacheco, prosecretario de ATSA y miembro del Instituto de Docencia, Investigación y Capacitación Laboral de la Sanidad, que pertenece al gremio.

Pacheco recordó que durante el día se necesita un enfermero por cada doce camas mientras que, en la noche, debe haber un profesional cada dieciséis camas. "Hoy tenemos un enfermero cada veinte o veinticinco camas; es muy poco. La atención no es la mejor en esas condiciones", enfatizó.

Falencia nacional

Las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación señalan que por cada 10 mil habitantes hay 3,8 enfermeros (incluye a los profesionales y licenciados en enfermería). Cada 10 mil habitantes hay 32,1 médicos. Esto implica que hay un enfermero cada ocho médicos, muy lejos de los estándares internacionales.

Es importante recordar que los organismos internacionales señalan que debe haber de dos a cuatro enfermeros por cada médico.

A la problemática ante la escasez de enfermeros, hay que sumarle una distribución despareja en el territorio nacional. Las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe tienen el mayor número de enfermeros pero también tienen el mayor porcentaje de población.

Mendoza y Salta se destacan por tener el número más alto de enfermeros profesionales. En la Patagonia llega a 85 por ciento el número de auxiliares de Enfermería y en la zona Norte del País aumenta el porcentaje de empíricos.

Complica aún más este panorama la migración de enfermeros a Europa, principalmente a Italia y España, y también a Estados Unidos y Australia. Los profesionales van en busca de mejores condiciones laborales y académicas, según expresaron.

En busca de la calidad

Para la directora de la Escuela de Enfermería de la UNCuyo, Marta Valero, hay que enfatizar más en la calidad de la formación y no en la cantidad. "Nosotros tenemos dos niveles de formación; por un lado, la carrera de tres años de pregrado con título de Enfermero Profesional Universitario y, por otro lado, dos años más para obtener el título de Licenciado en Enfermería", argumentó.

En la actualidad, explicó Valero, a la carrera le falta estímulo, incluso de profesores. "A esto hay que sumarle el riesgo en sí mismo que tiene, por ejemplo, propensión a contraer infecciones y la poca remuneración", recalcó. Es importante recordar que también hay institutos terciarios de formación. Un enfermero que ingresa al sistema recibe un salario de 2.200 pesos más 310 pesos que se acordaron por convenio colectivo de trabajo. "La gran parte de los enfermeros trabaja en el sector público y privado", resaltó Pacheco.

Para el director de Hospitales de Mendoza, Enrique Simoni, la situación de los enfermeros "sigue siendo crítica". "La meta del ministro es fortalecer los institutos de formación y homogeneizar los sueldos. En eso estamos trabajando", recalcó.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados