Un coleccionista sanrafaelino compró los zapatos de Perón

Fueron adquiridos en una subasta por internet. Walter Blanco, un comerciante dedicado a la informática, pagó por ellos 5.600 pesos.

Edición Impresa: miércoles, 03 de marzo de 2010
Un coleccionista sanrafaelino compró los zapatos de Perón

Orgulloso, Walter Blanco muestra los negros zapatos marca Bally que usó el General Perón. (Roberto Salvadores / Los Andes)

Notas relacionadas

Daniela Larregle - dlarregle@losandes.com.ar

En su caja, perfectamente resguardados del paso del tiempo, los zapatos de Perón están ahora en las manos de un sanrafaelino, Walter Blanco. No es un empresario informático como se difundió, tampoco es un afiliado justicialista, es simplemente como él se describe "un trabajador al que le apasionan la historia y los objetos que formaron parte de ella".

Se trata de un par de zapatos de noche, negros, acordonados, marca Bally, de origen suizo, que fueron fabricados especialmente para Juan Domingo Perón. Fueron usados por el general durante sus últimos días de su exilio en España.
 
Relatan tanto Mario Rotundo -quien tiene bajo su tutela los bienes que pertenecieran a Perón y a Evita- como la escritura que certifica a quien pertenecieron, que fueron guardados tal cual los dejó su dueño. Hoy, tras la subasta por internet y el pago de 5.600 pesos, el par de zapatos está en poder de este joven sanrafaelino.

"Ellos son los protagonistas", dice su nuevo dueño y los muestra con orgullo. El cuero negro denota uso pero a la vez el cuidado que dicen le prodigaba el mismo Perón, quien se encargaba de lustrarlos. La suela tiene rastros del uso pero conservan su forma por las hormas de madera con las que originalmente eran guardados. 

Ahora forman parte del sueño de un sanrafaelino que tiene como hobby coleccionar objetos antiguos. Dedicado a la informática este hombre joven que posee un par de cíber en San Rafael, un día navegando en internet encontró el remate de los objetos que pertenecieran al ex presidente de  Argentina, Juan Domingo Perón.

 Atraído por la historia quiso ver si podía acceder a alguno de esos objetos y se decidió por los zapatos. Comenzó a ofertar y tuvo que esperar ya que se trataba de un remate virtual, hasta que se hizo acreedor de los zapatos del General.

Más tarde tuvo que viajar a la Capital Federal donde le entregaron, además de los zapatos, la escritura que certifica que pertenecieron a Perón.

Blanco muestra los zapatos y relata su pasión por este tipo de objetos. Dice que posee otras antigüedades, incluso una medalla que aseguran perteneció a Pellegrini, pero los zapatos son los únicos con la certificación que acredita la antigüedad y la pertenencia.

"No soy peronista, ni afiliado ni nada", afirma ante la inevitable pregunta sobre la motivación que lo llevó a comprar ese objeto.  "Reconozco que admiro a Perón como personaje de nuestra historia pero nada más", señala en la tranquilidad de su hogar mientras abre la caja donde guarda su flamante tesoro.

"Cuando llegué a buscarlos a Capital Federal me quedé admirado de la cantidad de cosas que se remataban; era toda una habitación", contó a Los Andes.

Pero Blanco no fue el único en San Rafael  que adquirió bienes de Perón. También el empresario Omar Álvarez -propietario del canal de cable local y de varias empresas, y ex legislador - compró un abanico de nácar que le había regalado  Jacinto Benavente a Evita.

También  logró quedarse con una fusta con mango de alpaca que regaló a Perón, en 1968, el Sindicato de Prensa; un libro con dedicatoria al ex presidente escrita por Pino Solanas y un ejemplar del Martín Fierro.

La subasta, organizada por la Fundación por la Paz y Amistad de los Pueblos, busca dar fines solidarios a la recaudación alcanzada. Se remataron más de catorce mil piezas, entre ropas, medallas, libros, discos y muebles que pertenecieron al ex presidente Juan Domingo Perón y a Eva Duarte.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados