Hay casi 500 secaderos de fruta en la provincia

Más del 90% de la producción procesada es ciruela. El sector empleó, en 2009, a 11.000 operarios.

sábado, 20 de febrero de 2010
Hay casi 500 secaderos de fruta en la provincia

La Fundación Instituto de Desarrollo Rural (IDR) relevó cerca de medio millar de secaderos de fruta en distintos puntos de la provincia, cuya capacidad de acopio se concentra particularmente en la ciruela, aunque participan con volúmenes menores, pera, durazno, damasco y uva.

El dato emerge del Primer Censo de Secaderos de Fruta realizado en Mendoza; una iniciativa que surgió “debido a que en la década pasada aumentó considerablemente la superficie implantada con ciruela para industria” en la provincia, según reveló el coordinador técnico del IDR, Ing. Alfredo Baroni.

Este primer relevamiento, realizado durante el 2009, fue financiado con apoyo del Consejo Federal de Inversiones (CFI) y se realizó fundamentalmente con el fin de colaborar con mejoras en políticas gubernamentales y sectoriales para el desarrollo de la actividad, cuyo crecimiento venía observándose en los últimos años.

“Se incrementó la producción de ciruela fruta, lo que trajo aparejado la necesidad de un mayor número de secaderos y una mayor capacidad de procesamiento”, apuntó el funcionario del IDR.
Asimismo, con este relevamiento se pretendió, determinar el número y capacidad de secaderos, el nivel de concentración del sector de transformación y la distribución geográfica de los establecimientos. De igual manera se buscó caracterizar tecnológicamente al sector y definir el rango de mano de obra empleada.

Cuántos y dónde

Los secaderos que se relevaron mediante este primer censo fueron 498, en toda la provincia (410 en el Sur, 88 en el resto de Mendoza), con una capacidad de acumulación de ciruela fresca de más de 122.000 toneladas.

De este total de secaderos el 62,7% trabaja con secado en hornos y el 37,3% con secado al sol en tendederos. Los secaderos que poseen hornos son 109 y los que poseen quemadores son 271.

Los departamentos que concentran más secaderos son San Rafael con el 63,9% (297 establecimientos), sigue General Alvear con 113 (18,9%). Esos departamentos poseen, también, el mayor volumen de frutas procesadas. El 17,2% de los secaderos relevados están distribuidos en el resto de la provincia.

A los departamentos sureños, les siguen Santa Rosa con 28; San Martín con 22 y Junín con 18 establecimientos, entre los centros geográficos de secado más representativos del territorio provincial.

A esos secaderos preexistentes, hay que sumarles las “paseras” cuya construcción subsidió el Gobierno de la Provincia el año pasado. Si bien son unidades muy pequeñas, que en volumen secaron menos del 10% del que procesaron los establecimientos ya instalados (10.156 toneladas contra 122.49) fueron 1.030 productores de menos de 5 hectáreas (y sus familias) los beneficiados con la ayuda estatal.

Fruta procesada

La especie frutal que más se procesa es la ciruela con un 90,6%; mientras que la pera, el durazno, el damasco, la uva y una hortaliza, el tomate, representan el 9,4% restante.
Cabe señalar, en este punto, que no fueron censados aquellos secaderos que no procesen algo de ciruelas. Fueron descartados los secaderos netamente hortícolas, y no se incluyeron los secaderos de nueces.

Entre los resultados del censo se puede apreciar que, con los años, el número de secaderos se ha elevado considerablemente, ya que ha aumentado la cantidad de toneladas de fruta fresca que se procesa (ver gráfico).

Alfredo Baroni destacó que “si bien el relevamiento abarcó toda la provincia, el trabajo se concentró en las zonas sur y el este durante, debido a que en esas regiones se concentra el mayor número de secaderos frutícolas”.

Las tareas en campo se llevaron a cabo en los meses de Abril y Agosto, ya que es cuando los productores tienen una mayor disponibilidad de tiempo, a diferencia de los meses de verano.

Mano de obra

El negocio del secado de fruta es también un importante dador de empleo en la provincia. Aunque lamentablemente, este año, con una producción de ciruela -el fruto de mayor peso en este rubro- reducida a una cuarta parte de la del año pasado se va a notar mucho el impacto social.

El registro del 2009, expresado en el Censo que realizó el IDR, daba cuenta de un total de 11.459 operarios afectados durante el año. En este caso, a los 1030 minifundistas asistidos, se suman los 9.430 empleados en el Sur, y los 999 en el resto de la provincia.

Tomando ahora sólo los 10.429 operarios contratados por los establecimientos preexistentes (al “plan paseras”), 1.904 pertenecen a planta permanente (1.670 en el Sur y 234 en el resto de Mendoza). Mientras que la mano de obra temporaria sumó, en el ciclo pasado, 8.525 trabajadores, de los cuales 7.760 fueron absorbidos por los establecimientos sureños y 765 por los resto del territorio provincial.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados