Ningún sorteo logra ganarle el primer lugar a la Quiniela

Se lleva 85% de lo recaudado mensualmente por todos los juegos tradicionales. La edad de los apostadores supera los cuarenta años y la proporción es igual entre hombres y mujeres.

Edición Impresa: miércoles, 10 de febrero de 2010
Ningún sorteo logra ganarle el primer lugar a la Quiniela

Locales y turistas visitan las agencias de venta de cupones con la ilusión de acertar los números ganadores. (Adriana Ojeda / Los Andes)

Virginia Di Bari - vdibari@losandes.com.ar

A pesar de la incorporación paulatina de novedosos sorteos, la Quiniela (de Mendoza y Nacional) se mantiene dentro de los juegos de azar más elegidos por los mendocinos y turistas, quienes aprovechan para probar suerte por estas tierras.
 
La diversión y la esperanza de convertirse en millonarios son las sensaciones que impulsan a los apostadores a pisar casi a diario las agencias y subagencias locales en busca de los números ganadores.

Hace tiempo que el ránking conserva a la Quiniela en el puesto número uno. De los 25 millones de pesos que se recaudan mensualmente por todos los juegos tradicionales -unos 300 millones de pesos anuales-, el 85 por ciento siempre proviene de ese anhelado sorteo.
 
Luego le siguen los juegos foráneos, como el Quini 6, con 6,20 por ciento y el Telekino, con 4,30 por ciento, según datos precisos del pasado mes de enero. El resto se completa con las otras apuestas, como la Combinada, Lotería, Polla Combinada o las Raspaditas.

Para graficarlo de otra forma, sólo la Quiniela vende un promedio de 140 mil tickets diarios, en los tres sorteos que se realizan por cada jornada (vespertino, tarde y nocturno).

La edad de los apostadores de la Quiniela supera los cuarenta años y se divide en igual proporción entre hombres y mujeres, tal como lo indicó Juan Jorge Quiroga, gerente de Loterías, Juegos y Anexos, del Instituto de Juegos y Casino. Mientras que los jóvenes, atraídos por las grandes pozos y las publicidades, prefieren jugar al Quini 6 o el Telekino.

"Hay muchos chicos que no conocen la Quiniela. Por eso, desde el año pasado estamos tratando de promocionarla más. La idea es darle al público otra chance con los cupones que no salen, agregando más premios como motos, LCD o dinero en efectivo para que también llame la atención de los jóvenes", explicó Quiroga.

César (60), de Las Heras contó que juega a la Quiniela desde que se inventó. "No fumo ni bebo, pero la Quiniela es sagrada. Apuesto todos los días a los mismo números, el 81 y el 22, siempre un peso a cada uno", enfatizó el hombre.

Y lejos de lo que se cree, el lasherino ha ganado muchas veces. Aunque se encarga de aclarar que sólo en una oportunidad consiguió quedarse con una cifra considerable. "Fue el 4 de octubre de 2004. Saqué 4.070 pesos. Justo me faltaba pagar 13 cuotas de mi casa, así que esperé al lunes y cancelé todo", manifestó César.

Malba (60), de Godoy Cruz, aseguró que se inclina por la Quiniela sólo cuando quiere "probar su suerte". No elige números fijos, sino que apuesta por aquellos que se le presentan en la cabeza al momento de comprar su ticket. "Eso sí, a la Combinada juego todos los miércoles o sábados. Es que uno siempre guarda la esperanza de ganarse alguna platita extra", expresó la mujer.

Tanto para la Quiniela como para el Loto o el Quini 6, los números que cosechan mayor cantidad de adeptos son "el 07, 32, 48, 17, 13, porque son los más lindos", aclaró Hernán Cubertino, de la agencia Kilómetro 0.

Sin embargo, a la hora de apostar, muchos aficionados a los juegos del azar también se basan en los números atrasados. "Es decir que eligen aquellos que hace mucho que no salen, como el 98 en la Quiniela nacional o el 58 en la provincial", sostuvo Virginia Tula, de la agencia Plazoleta, frente al Casino.

La Quiniela no descansa y mucho menos lo hace durante las vacaciones de verano, cuando el turismo ayuda a compensar las apuestas que dejan de realizar los mendocinos que se toman un receso durante enero o febrero.

"Es más, muchos dejan pagada la apuesta antes de irse de vacaciones y cuando llegan se fijan si ganaron algo", indicó Alba Di Gregorio, de la agencia Abraham.

En cuanto a los visitantes de otras provincias, los que más buscan la Quiniela son los porteños, según manifestó Cubertino. "Igual, los turistas y los clientes siempre se van renovando, y -por su puesto- siempre está la clientela fija", agregó el agenciero.

En este sentido, Juan Quiroga precisó que la Quiniela no sufre mayores variaciones a lo largo del año. "Baja un poco en marzo y luego en los meses de octubre y noviembre, pero nunca de manera significativa, ya que la recaudación siempre se mantiene constante", indicó el gerente de Loterías, Juegos y Anexos.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados