El último coletazo del motín vendimial

Esta semana se juzga a cuatro reclusos por los asesinatos de Diego Ferranti y Gerardo Gómez, muertos en el penal de Boulogne Sur Mer el mismo día que los trajeron de Córdoba. Iban a declarar en la causa de la recordada revuelta ocurrida en marzo de 2000.

Edición Impresa: domingo, 07 de noviembre de 2010
El último coletazo del motín vendimial

Una imagen de la revuelta, que no registró muertos. Luego, algunos testigos fueron asesinados. (Los Andes)

Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Fue el motín más largo de la historia penitenciaria local; duró tres días y, a pesar de ser "cosa juzgada" -hubo un solo condenado-, sus coletazos llegan hasta el presente: esta semana se juzgará a cuatro presidiarios de extrema peligrosidad que habrían asesinado, en 2006 a Diego Ferranti Lucero (32) y Gerardo Gómez González (39), dos reclusos que habían sido traídos del penal de Córdoba para declarar en la causa por la recordada revuelta.

Desde el próximo miércoles y durante tres jornadas la Segunda Cámara del Crimen juzgará a Cristian Sebastián Tejada Ceci (30), Enrique Hugo Montuelle Masmuk (30), Roberto Gastón Lucero Durán (32) y Diego Roberto Casanova Trigo (30) por el "homicidio de dos o más personas agravado por premeditación", delito que tiene como pena la reclusión perpetua.

En las últimas semanas se especuló con la posibilidad de que el debate se realizara en el mismo penal de Boulogne Sur Mer, algo que finalmente los jueces José Valerio, Roberto Uliarte y Roberto Yanzón desecharon.

Se estima que las medidas de seguridad que se tomarán serán extremas ya que muchos testigos serán los mismo presos que estuvieron cerca de la escena del crimen o bien conocen algunos detalles del doble crimen. Además declararán policías, penitenciarios, un testigo de identidad reservada, un periodista y una ama de casa.

Los mismos imputados son presos de extrema peligrosidad, si se tiene en cuenta sus antecedentes: Montuelle está preso por robo agravado (tres años), otro robo agravado (cinco años) y homicidio simple (21 años); Ceci, por homicidio simple (22 años); Lucero, por homicidio (24 años) y Casanova, por robo seguido de muerte (32 años).

Dos horas de vida

El 18 de junio de 2006, al menos cuatro internos ingresaron a la celda 9 de pabellón 16 de máxima seguridad y con sus "chuzas" les provocaron heridas de diversa consideración a Ferranti y a Gómez.

Los dos habían llegado ese día desde el penal de Córdoba y dos horas más tarde ya eran cadáveres. Si bien durante el motín vendimial no se produjeron muertes, los muertos aparecieron después, y no sólo fueron Ferranti y Gómez. Alberto Domingo Samborowski fue asesinado el 17 de marzo de 2001 en la cárcel de Rawson, Chubut, y Sergio Ceferino Frigolé, ultimado el 14 de enero de 2006 en el penal de Ezeiza.

"Los dos presos estaban muertos en uno de los patios del pabellón. El hallazgo se hizo a las 13 pero se calcula que fueron asesinados por la mañana. Ambos cuerpos presentaban cortes por todos lados y hemos tomado declaraciones a tres guardiacárceles y recogido cuatro facas que, presumimos, se utilizaron para matar a los dos", explicó ese día el por entonces fiscal Eduardo Martearena.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados