La Pampa: los chicos también pueden entrar al cabaret

El Concejo Deliberante de Victorica aprobó una ordenanza que permite a los menores entrar al prostíbulo del pueblo.

viernes, 01 de octubre de 2010
 El Concejo Deliberante de la localidad pampeana de Victorica aprobó una ordenanza que prohíbe la habilitación de nuevos cabarets, pero contrariamente permite el ingreso de menores al único local habilitado y la construcción de dormitorios para el ejercicio de la prostitución.

El intendente de esa localidad ubicada a 100 kilómetros al noroeste de Santa Rosa, Hugo Kenny, consideró que "Es una situación muy complicada con un final inesperado", manifestó Hugo Kenney, intendente de esa localidad ubicada a 100 kilómetros al noroeste de Santa Rosa.

Kenney dijo que "la iniciativa de la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante apuntaba a prohibir que se habiliten nuevos locales nocturnos sospechados del ejercicio de la prostitución, como cabarets, pubs o wiskerías".

Explicó que la intención era "seguir la línea a nivel nacional de prevenir la trata de personas y también continuar con el trabajo que se comenzó en Santa Rosa y se sigue en la provincia de cerrar aquellos locales sospechados del ejercicio de la prostitución".

En este sentido, señaló que la ordenanza 1.544 prohíbe que el municipio otorgue nuevas licencias de wiskerías y clubes nocturnos en el pueblo de 6.500 habitantes, pero al mismo tiempo en su artículo cuarto, deroga la ordenanza 424, algunos artículos de la 1150 y la ordenanza 1236.

En la ordenanza 424, que ahora quedó sin efecto, se prohibía la construcción de dormitorios anexos o contiguos al salón, que tenían como finalidad una relación directa con el cliente y el ejercicio de la prostitución.

En tanto, en la ordenanza 1150, que también quedó sin efecto, se prohibía el ingreso o permanencia de menores de 18 años en los cabarets, clubs nocturnos o pubs y también se prohibía la presencia de menores de 15 años en confiterías después de la 1 de la mañana.

"Ahora, los menores de 18 años podrán ingresar al cabaret del pueblo y ni la policía puede retirar al menor porque no tiene una legislación para que lo obligue a hacerlo, ni el municipio puede labrar un acta al local, por vulnerar esa prohibición, de manera que estamos ante una situación delicada y complicada", reiteró Keny.

Por otra parte, también quedo derogada la 1236/06 que hace referencia a la libreta sanitaria de las mujeres que trabajan en el lugar.

Kenny explicó que cuando se aprobó la ordenanza la vetó parcialmente y la reenvió al Concejo Deliberante pero no logró la mayoría y con los dos tercios del cuerpo fue rechazado el veto, de manera que la ordenanza quedó tal como la habían aprobado en un principio.

El jefe de la comuna señaló que el cuerpo deliberativo está integrado por cuatro concejales oficialistas, de los cuales dos son del ARI y cuatro de la oposición que pertenecen al Partido Justicialista, y son quienes rechazaron el veto parcial.

Adelantó que la semana próxima realizará una reunión con la asesora municipal, el juez de Faltas y el comisario para buscar medidas alternativas y consensuar una política a seguir, y no descartó elevar una ordenanza que reestablezca la prohibición del ingreso o permanencia de menores en este tipo de locales y la construcción de dormitorios.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados