Riesgos y beneficios de la aspirina

La aspirina tiene múltiples beneficios y es un fármaco que lleva más de cien años entre nosotros. Sin embargo, puede ser un arma de doble filo.

miércoles, 19 de agosto de 2009
Riesgos y beneficios de la aspirina

Por Roni Caryn Rabin/ The New York Times News Service

La aspirina, barata y ubicua, ha sido conocida desde hace ya largo tiempo atrás por sus beneficios para la salud, desde el alivio básico del dolor hasta la prevención de ataques cardiacos.

Pero después que un estudio suministrara cautivante información dejando entrever que la aspirina pudiera incrementar las probabilidades de supervivencia entre pacientes con cáncer colorrectal, los expertos se apresuraron a advertir que el fármaco, un elemento fijo del botiquín, también tenía sus riesgos.

"Si yo estuviera en una isla desierta, uno de los fármacos que eligiría tener conmigo, sin dudarlo, sería la aspirina, quizá en primer lugar", dijo el Dr. John A. Baron, catedrático de medicina en la Facultad de Medicina de Dartmouth. "Es una droga fascinante, maravillosa, una droga magnífica. Sin embargo, es una verdadera droga, y tiene efectos secundarios". Baron y otros expertos médicos advirtieron que no se debe empezar un régimen diario de aspirina sin consultar a un médico, debido a los riesgos de sangrado gastrointestinal, el riesgo en potencia de embolias hemorrágicas o sangrado en el cerebro.

"La aspirina es un fármaco que ha estado con nosotros desde hace poco mas de 100 años, y seguimos aprendiendo aspectos impresionantes e importantes sobre sus beneficios potenciales", comentó el Dr. Otis Brawley, director médico de la Sociedad Estadounidense del Cáncer. "Sin embargo, es una espada de doble filo".

El estudio encontró que los pacientes con cáncer colorrectal que usaban aspirina con regularidad tenían probabilidades mucho mejores de sobrevivir que las personas que no lo hacían, y presentaban casi un tercio menos de probabilidades de morir a causa de la enfermedad, mientras que aquellos que empezaban a usar aspirina por primera vez después del diagnóstico redujeron su riesgo de morir casi por la mitad.

Estudios previos habían demostrado que la gente que tomaba aspirina con regularidad tenían menores probabilidades de desarrollar tumores del colon, pero el nuevo estudio, publicado en la Revista de la Asociación de Medicina de Estados Unidos, es el primero que encuentra una mayor supervivencia entre pacientes que tenían cáncer colorrectal y que tomaron aspirina.

Un experto en cáncer de colon que comentó sobre el reciente estudio dijo que era "notable" y "revolucionario". Pero, entonces, sus pacientes empezaron a buscar consejo, y él se mostró más circunspecto. "Una cosa es tomarlo filosóficamente", dijo este experto, el Dr. Alfred I. Neugut, oncólogo de la Facultad de Médicos y Cirujanos de la Universidad de Columbia, en escribió un entusiasta editorial sobre dicho estudio en el ejemplar de esta semana de la Revista de la Asociación de Medicina de Estados Unidos. "

Sin embargo, este es un solo estudio. Para saber que es cierto, tiene que repetirse. Todo experimento debe ser reproducido una vez". El nuevo estudio no fue un estudio clínico controlado, donde los pacientes son asignados al azar para recibir ya sea un tratamiento particular o un placebo.

Este tipo de estudio es considerado la regla de oro para determinar recomendaciones clínicas en medicina, pero también es mucho más caro y engorroso. Los estudios fundamentados en la observación, como el presente, pueden ser más débiles o engañosos.

En Asia hay un estudio clínico en marcha, donde el Centro Nacional de Cáncer en Singapur está registrando a 2,660 pacientes con la enfermedad sin metástasis en Hong Kong, India, Indonesia y Singapur, los cuales seguirán con su tratamiento y se les asignará al azar ya sea una aspirina o un placebo a diario por hasta tres años, con base en el sitio del Instituto Nacional del Cáncer en Internet.

La mayoría de los tumores de cáncer colorrectal dan positivo para la ciclooxigenasa-2, o COX-2, enzima que no se expresa en un colon saludable pero que surge bajo ciertas circunstancias. Al parecer esta enzima se relaciona con el impulso de un crecimiento anormal de células y contribuye tanto al desarrollo como a la diseminación del cáncer, notó el Dr. Andrew T. Chan, el autor del nuevo estudio. Se cree que la propiedad anticancerígena de la aspirina está ligada a su acción como un inhibidor de la COX-2.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados