Victoria histórica del Frente Cívico y durísimo revés para Jaque

Los candidatos del Vicepresidente superaron a los del PJ por 20 puntos. Así, el ex gobernador se posicionó en la carrera presidencial. El oficialismo sufrió un duro golpe en toda la provincia. Kirchner cayó en Buenos Aires.

Edición Impresa: lunes, 29 de junio de 2009

Mario Fiore mfiore@losandes.com.ar

El Frente Cívico Federal de Julio Cobos se impuso con potencia en las elecciones mendocinas. Sus candidatos ganaron por más de 20 puntos a los hombres del oficialismo. Las urnas expresaron un fuerte castigo al gobierno de Celso Jaque, que perdió legisladores nacionales (una banca en cada una de las Cámaras) y sus principales referentes territoriales también conocieron el sabor de la derrota en sus municipios.

A nivel nacional, la nota la dio la derrota del jefe del peronismo y hombre fuerte del poder, Néstor Kirchner, quien en territorio bonaerense fue batido por el empresario Francisco De Narváez, candidato de Unión Pro.
 
El ex presidente, que reconoció esta madrugada su derrota, se puso al frente de una contienda en la que decidió jugar a todo o nada y el resultado de las urnas cayó como una bomba en el seno del Gobierno, con consecuencias inesperadas para muchos.

El gobierno de la presidenta, Cristina Fernández, perdía hasta el cierre de la edición 20 de los 60 diputados y quedaba así muy lejos del quórum (129 legisladores) ya que promediaba 96 diputados.

También recibió un revés en el Senado, donde renovaba 12 bancas y sólo rescató 8; tendrá ahora 36 legisladores. Esto obligará al oficialismo, hasta ahora acostumbrado a contar con hegemonía legislativa, a consensuar los principales proyectos con la oposición.

En la categoría de senadores nacionales por Mendoza, la dupla Ernesto Sanz-Laura Montero ganó con comodidad: obtuvo 45,44% de los votos y representarán a la provincia en la Cámara alta. Por la minoría ingresó al Senado el justicialista Adolfo Bermejo, quien cosechó 22,79% de los sufragios. Sin chances quedó el demócrata Juan Carlos Aguinaga, con 13,48%.

Para diputados nacionales la tendencia se mantuvo. La alianza de la UCR con el cobismo obtuvo un 45,60%. De las 5 bancas en juego en esta cámara tres serán para los candidatos del Frente: el cobista Ricardo Mansur, la radical Mariana Juri y el peronista disidente Enrique Thomas, quien logró así su reelección. Las dos bancas restantes serán para el peronista Omar Félix (25,67%) y el demócrata Omar De Marchi (13,68%).

La victoria del cobismo fue festejada a rabiar por los seguidores del Vicepresidente opositor. Por la mañana, Cobos anticipó a la hora de emitir su voto que el respaldo de las urnas mendocinas le permitiría anotarse en la carrera por la Presidencia. Ayer, pasadas las 22, cuando Bermejo -en soledad-, reconoció la derrota inapelable del PJ, Cobos agradeció a los mendocinos pero aclaró, cauto: “Para 2011 falta mucho, aunque siempre dije que éste era un paso necesario pero no es suficiente”.

Los únicos referentes nacionales que pudieron festejar ayer al igual que Cobos son el peronista disidente de Santa Fe, Carlos Reutemann (fue reelecto), y el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ya que Gabriela Michetti logró una victoria en Capital Federal, aunque no tan holgada como se esperaba.

En Mendoza la derrota del justicialismo tomó dimensiones dolorosas. Hay que remontarse a la primavera democrática para hallar traspiés peronistas tan grandes. En 1983 el PJ sacó 21 puntos menos que el radicalismo y dos años después, en 1985, la diferencia creció a 27 puntos, aunque entonces era oposición.

El de ayer fue el más importante golpe que ha tenido un gobierno mendocino en las urnas. En 2001, en plena crisis, los radicales de Roberto Iglesias perdieron por 8 puntos contra el justicialismo.
 
Ayer, los kirchneristas mendocinos cayeron por más de 20 puntos en la principal categoría (senador nacional). En todas las otras elecciones, los oficialismos a los que les tocó perder no lo hicieron por tanto.

Las consecuencias

En el búnker del Frente Cívico, que comenzó a vibrar desde temprano con los resultados de las encuestas en boca de urna, hablaban de “un Cletazo”. En el comando del peronismo, tomaban nota y hablaban de un voto castigo a la gestión provincial que terminó arrastrando a los intendentes, sobre los que en vano el oficialismo trató de basar su estrategia electoral.
Desde la Casa de Gobierno, Jaque dijo que “reflexionará”. “Me quedan dos años y seguiré trabajando. Soy respetuoso de lo que expresaron las urnas”, aseguró.

Anoche varios hombres de peso intentaban despegarse de la derrota provincial y se aprestaban a pedir orgánicamente a Jaque el cambio de todo su gabinete. Así lo insinuó Omar Félix, desde San Rafael, donde el cacique logró ganar la pulseada a los radicales. Félix dijo que “hay que reconstruir el peronismo para ayudar al Gobierno y a Mendoza”.

El cobo-radicalismo se impuso en casi todos los departamentos, excepto en San Rafael y Malargüe. El peronismo perdió incluso en sus bastiones históricos como Maipú (tierra de Bermejo), Las Heras y Lavalle.

Pese a estos resultados, la Legislatura no sufrirá grandes cambios (ver página 8). Esto se debe a que en 2005 el peronismo tuvo una floja actuación y consiguió pocas bancas, que ayer puso en juego. Lo mismo le pasó a los radicales-cobistas en 2007, quien en esta elección arriesgaron gran parte de sus escaños.

El Frente Cívico tiene 20 diputados y puso en juego 13; ayer cosechó 14 por lo cual la bancada será de 21 desde abril (desde fines de abril de 2010, cuando juren). En el Senado, tiene 18 legisladores de los cuales 12 terminan el mandato; sólo rescató 11, por lo cual tendrá uno menos.

Pese a la paliza en la elección para el Congreso, el peronismo salvó la ropa en la Legislatura porque retuvo los 7 diputados que consiguió hace 4 años y logró dos senadores más: tendrá 17.

El PD también tuvo ayer una mala performance. Seguirá siendo la tercera fuerza, cada vez más lejos de las dos primeras.

Otra fracaso fue el de la reforma constitucional. Aunque ésta era una caída anunciada porque los partidos mayoritarios poco hicieron en la práctica para que se enmiende el artículo 198 de la Carta Magna a fin de poner un límite a la reelección indefinida de los intendentes.

Si bien se impuso el “Sí”, la cantidad de sufragios afirmativos no superó la mitad más uno de los votos del padrón necesarios para modificar la Constitución.
Más notas de esta sección
  • Los “famosos” tomaron partido

    Los “famosos” tomaron partido

    Durante la campaña, algunos rostros de nuestra “farándula” dieron a conocer sus inclinaciones políticas. Frente a las urnas, firmaron autógrafos y se fotografiaron con las autoridades de mesa. La Reina de la Vendimia pasó un mal momento.

  • El Frente Cívico ganó en 15 departamentos

    El Frente Cívico ganó en 15 departamentos

    La victoria fue, en algunos casos, con diferencias abrumadoras. El PJ sólo ganó en San Rafael y Malargüe. El PD cedió San Carlos y Luján.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados