El Club de Autos Antiguos está de festejo

La entidad reúne unidades de 1924 al '58. Mañana, unos 50 de esos vehículos restaurados artesanalmente recorrerán el Parque.

Edición Impresa: domingo, 24 de mayo de 2009
El Club de Autos Antiguos está de festejo

Club de Autos Antiguos: una pasión que cumple 25 años. Claudio Gutiérrez / Los Andes

Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

Desde que el primer Ford T sorprendiera tanto a la gente como a los caballos levantando tierra con sus cuatro ruedas en Detroit (Michigan) han pasado más de 100 años y miles de marcas y modelos. A algunos hoy sólo se los puede ver en exhibición dentro de los museos, mientras que otros circulan ante la admiración popular por las calles de Mendoza y del país.

El Club de Autos Antiguos de Mendoza (CAAM) nació el 25 de mayo de 1984, con la premisa de mostrar esas joyas de la industria automotriz y que en forma artesanal fueron rescatadas tanto del tiempo como del olvido, y en muchos casos del abandono total.

Así, con tanto esfuerzo como paciencia, hoy se muestran orgullosos un Ford T, modelo 1924 (vehículo que se fabricó en los Estados Unidos entre 1908 y 1927), otro Ford del año '35, pero en su versión cupé, con un motor original V8 y una potencia de 85 HP, que muchos "tuercas" hoy la pueden recordar y rescatar del álbum de los recuerdos junto a los famosos TC de guardabarros recortados, que recorrieron el país abriendo camino, pero de los que no quedan muchos exponentes en el país.

Otras unidades que se destacan por su presencia y el trabajo a mano entre los viejos fierros está una Baquet (estructura de autos de carrera de los años '30, con motor y transmisión originales, pero con poca carrocería), que en este caso corresponde a una versión "cola de bote" y resalta por su color azul brillante.

Sin embargo, dentro de este abanico de unidades viejas, pero puestas a nuevo, sobresale un camión también de la marca del óvalo (Ford), modelo 1932 con caja alta de madera y que las manos expertas del restaurador Eduardo Marlia, lo revelan como uno de los pocos vehículos de carga recuperados en su versión original en el país.

Y este esfuerzo personal tiene un valor extra si se recuerda que Mendoza supo ser una plaza exclusiva, con Alfa Romeo, Bugatti, Fiat, De Dion, Packard y un Renault 1907, que estuvo en manos del bodeguero González Videla, pero los compradores tanto de Buenos Aires como los del otro lado de la cordillera diezmaron la cantidad de vehículos recuperables.

Por eso, a falta de autos antiguos en sus versiones 1924 al '31, con el Ford A a la cabeza, el club aglutina también unidades Sport (entre las décadas del '60 al '80) y otros vehículos, de los llamados clásicos, como los Chevrolet Bel Air, que trascendieron en el mundo allá por mediados de los años '50 por su estructura y potencia.

Los festejos

Mañana, el Club de Autos Antiguos de Mendoza (CAAM) cumple sus primeros 25 años de vida, la mayoría de los cuales tuvo a don Oscar Monjes, no sólo como uno de los fundadores, sino que el tiempo y los socios lo han declarado el alma de la entidad.
 
Hoy está acompañado por Rodolfo Valente y muchos hombres, que suman a toda su familia (mujeres e hijos) en recorridas y encuentros. Una de esas recorridas para el recuerdo ocurrió hace unos años, cuando el club puso a sus autos en plena cordillera como parte de los 100 años del Cristo Redentor.

También le agregan a la pasión por los fierros viejos la voluntad de ayudar con aquellas instituciones que lo requieran. Y aquí vale destacar que el club ha sido reconocido como Custodio del Patrimonio Histórico Cultural de Mendoza.

Estas Bodas de Plata encuentra a la entidad con un parque total de unos cien automóviles, muchos de ellos aún en los talleres de restauración, mientras que -como parte de esta gran celebración- mañana los miembros del club, con unas 50 unidades, se reunirán a la entrada del Parque General San Martín, a las 10.

Después en caravana subirán hasta el Cerro de la Gloria, donde rendirán un sencillo homenaje al general San Martín, como parte de los festejos patrios. Luego, finalizarán la jornada con un encuentro en una propiedad privada de calle Tirasso, en Guaymallén.

Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados