Trágico accidente en Mar del Plata: el auto se desintegró

Un joven de 26 años falleció al estrellarse a gran velocidad contra una columna en el paseo costero. Los fragmentos del vehículo se esparcieron a lo largo de 50 metros.

domingo, 06 de diciembre de 2009
Trágico accidente en Mar del Plata: el auto se desintegró

El auto se partió en dos y así quedó. (Gentileza La Capital)

Un joven de 26 años murió en la madrugada de ayer en Mar del Plata cuando el automóvil en el que circulaba se estrelló contra una columna de señalización en un sector del paseo costero de esta ciudad.

Según informa el diario marplatense La Capital, la violencia del impacto fue tal que el vehículo se desintegró en una gran cantidad de fragmentos que se esparcieron en un espacio de más de 50 metros.

De acuerdo a los datos oficiales confirmados por autoridades judiciales y de la policía, la víctima fatal fue identificada como Gonzalo Adrián Fernández (26), licenciado en sistemas.

Según se pudo reconstruir, Fernández transitaba en su Volkswagen Gol, modelo 2007, por la avenida costanera a gran velocidad y al llegar a la inserción con una avenida habría pretendido dirigirse hacia el carril lento (el más cercano al mar) y para ello debió realizar una arriesgada maniobra.

Si bien aún resta conocerse el informe pericial, todo hace indicar que uno de los neumáticos del Gol "mordió" el cantero divisor de carriles y eso lo hizo salir despedido por los aires. Finalmente, una doble columna señalizadora ubicada en la vereda de la costa detuvo el vuelo del automóvil, pero también lo destrozó.

Como consecuencia del choque, la parte trasera del Gol quedó incrustada en la columna a una altura de más de un metro, mientras que la parte delantera -según las primeras mediciones periciales- terminó a 52 metros.

Muchos fragmentos, los paneles de las puertas, vidrios, las butacas y otros elementos del vehículo se esparcieron en el lugar y algunos de ellos pasaron por encima del paredón costero y terminaron en el nivel de playa.

La muerte de Fernández (cuyo cuerpo quedó en la columna) fue instantánea. Los primeros testigos que se acercaron a socorrer se encontraron con un cuadro desolador y trágico, y en medio de la confusión comenzaron a buscar a un supuesto segundo ocupante del vehículo.
Poco después se confirmaría que solamente Fernández viajaba en el automóvil.

Personal de la comisaría primera y de la Dirección de Tránsito Municipal concurrió de inmediato, así como también una dotación del cuartel de Bomberos. A raíz de la gran cantidad de restos del vehículo esparcida tras el choque, la labor se extendió por varias horas.

La velocidad del impacto es materia de investigación de los peritos en accidentología, pero los cálculos preliminares hablaban de más de 140 kilómetros. Los daños del automóvil lo tornaron irreconocible, al punto que recién pudo saberse de qué marca y modelo se trataba cuando una de las partes de la carrocería fue encontrada sobre la playa.

Fuente: La Capital (Mar del Plata)
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados