Estilo

El túnel del tiempo

Difuntos en la leyenda popular

A horas del Día de los Muertos, recordamos los íconos mendocinos que atraen a sus últimas moradas miles de fieles. Desde las leyendas más populares, como Cubillos, a las más curiosas.

domingo, 01 de noviembre de 2009

Hasta hace algunos años, el “Día de los Muertos” (2 de noviembre) era un feriado como si se tratara de una fiesta patria, en la que gran parte de la población marchaba ritualmente hacia el cementerio para recordar con una flor a su seres queridos.

Hoy esa tradición casi se ha perdido pero, a pesar de todo, son muchos los que la siguen al pie de la letra, los que aprovechan también para venerar a los mitológicos personajes populares. Debemos decir que es en torno a la muerte que estos mitos nacen, se desarrollan y quedan eternamente en la memoria popular.

El gaucho Cubillos

Uno de los míticos y, tal vez el más popular de los difuntos de Mendoza, se llamaba Juan Francisco Cubillos, más conocido como el “gaucho”, quien nació en Curicó, Chile en donde de niño vivió en la extrema pobreza y marginado de la sociedad. Emigró a Mendoza y se estableció en el sur. Muchos lo consideraban una especie de Robin Hood, quien robaba a los que tenía para dar a los más necesitados. Perseguido por las autoridades, Cubillos se escondió en las minas de Uspallata.

El 26 de octubre de 1895, dos policías lo encontraron en una pulpería y, al resistirse, fue muerto por los agentes. Luego el cuerpo del gaucho Cubillos fue trasladado a la ciudad de Mendoza en donde se le practicó la correspondiente autopsia y fue enterrado en el cementerio de la Capital. La sociedad toda se conmocionó de esta noticia y algunos medios de prensa comentaba que el bandido había sido matado injustamente.

Al poco tiempo, los que concurrían a la necrópolis de la ciudad, se paraban en su tumba para pedir ciertos milagros. A muchos les fueron concedidos y la figura del “gaucho milagroso” comenzó hacerse famosa, tanto que en 1932, el municipio dictó una resolución para impedir que la gente pusiera velas. Actualmente la gente que se reúne para visitar su tumba dice que es el protector de los pobres, de la gente de trabajo.

Su tumba es hoy una especie de santuario, que fue remodelado hace algunos años. Tiene todo tipo de ofrendas. Cigarrillos, camisetas de fútbol, fotos y velas forman parte del inventario que se descubre en la calle 7 del cementerio capitalino.

El milagroso Vairoleto

“Vairoleto cae en Colonia San Pedro de Atuel, el último balazo se lo pega él, Vicente Gascón, gallego de 62, con su vida en Pico pagó aquella traición. Sol, arena y soledad, cementerio de Alvear, en su tumba hay flores, velas y placas de metal El último romántico lo llora Telma, su mujer, muere fuera de la ley, muere fuera de la ley”. Así dice el estribillo de Bandidos Rurales, canción escrita e interpretada por León Gieco.

Este último bandolero romántico muerto el 14 de setiembre de 1941, se transformó en otro de los mitos que tiene nuestra provincia después del gaucho Cubillos.

Como todo los años, el 2 de noviembre son mucho los "devotos" que concurren a su tumba en el cementerio de General Alvear. Con el tiempo ésta, se ha transformado en un verdadero templo, en donde sus seguidores, encienden velas pidiéndole salud, trabajo y amor. Allí existen cantidades de placas agradeciendo los milagros que Vairoleto ha concedido.

En Rivadavia, el ánima parada

En el cementerio de Rivadavia, existe una leyenda que a principios del siglo XX dio mucho que hablar en aquel departamento.

Se trataba de un personaje muy conocido por los pobladores, quien había ocupado el cargo de intendente durante el período 1899 y 1902, llamado Diógenes Recuero.

Don Diógenes, apreciados por los vecinos, era un hombre que estaba comprometido con el accionar público. Inclusive se desempeñó como inspector de aguas y también como subdelegado de cauces.

La muerte de este ciudadano, puso muy triste a toda la comunidad y, al ser trasladados sus restos al cementerio municipal, el féretro cayó parado tres veces seguidas. Desde ese día la gente comenzó a rendirle culto, llevándole flores y transformándose su sepulcro en un santuario. Cientos de fieles llegaban desde muy lejos para pedir que, por su intercesión, se produjera el milagro. Así se transformó en el santuario del ánima parada.

Guía de los estudiantes

A fines de setiembre de 1969, en una oscura calle llamada Las Cañas, del departamento de Guaymallén, fue asesinado alevosamente, el profesor Avelino Maure.

Las primeras noticias informaban que Maure había sido víctima de un robo, seguido de asesinato, pero con el correr de las horas los investigadores descubrieron que su esposa y el amante de ésta habían cometido este hecho de sangre.

En el lugar comenzaron a circular versiones de los vecinos que decían que el docente Maure se aparecía por las noches entre los cañaverales. A los pocos años, como suele pasar en las rutas, varios devotos construyeron una gran ermita de ladrillo, en donde en su interior pusieron una fotografía del profesor asesinado a las que se añadieron algunas placas de agradecimiento.

En el lugar habían muchas flores que dejaban los que pasaban por allí. Cientos de estudiantes marchaban hacia ese recóndito lugar para pedir una ayuda en sus exámenes. Créase o no, los que hacían el viaje y pedían, obtenían resultados positivos en las evaluaciones.
Yoryi , un verdadero angelito

La mayoría de los mendocinos recuerda el caso Yoryi, un pequeño de tres años llamado Ayrton Godoy que en 1996 fue asesinado salvajemente y sin expiación por sus padres. Sus padres se adjudicaron el hecho, causando conmoción e indignación en toda la población mendocina.

Luego de su entierro, comenzó a ser parte de la piedad popular tanto en el lugar donde murió como en el cementerio de Guaymallén, en donde los niños y adultos le dejan juguetes, flores y cartas. Muchos padres piden cuando sus hijitos están muy enfermos y en muchísimos casos “El Yoryi” los curó. En su tumba tiene varias placas de agradecimientos por sus milagrosas intervenciones. Carlos Campana - las2campanas@yahoo.com.ar
grafico
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico
Video
Despierta: David Blanc presentó su último clip grabado en tres dimensiones. Escuchar con auriculares..
Llegamos
el dúo de cumbia electrónica Fauna prese...
La íntima vergüenza
El mendocino Emilio Cardone presenta su ...