Estilo

Para proteger a los chicos

Bebé a bordo con butacas seguras

Las butacas para los bebés y los niños son un instrumento de seguridad fundamental en cualquier auto. Hay modelos especiales para recién nacidos y luego van por peso hasta los 36 kilos. Cuáles se consiguen en Mendoza y a qué precios.

Bebé a bordo con butacas seguras
Esta foto es la imagen de una campaña que se realiza en España para concientizar a los padres de la importancia de estos instrumentos de seguridad.

Notas Relacionadas

miércoles, 21 de enero de 2009

Viajar en el auto de un lugar a otro en estos días, muchas veces termina por convertirse en una misión: llegar sanos y salvos; más utilizando las rutas en temporada de vacaciones. No es novedad que el índice de accidentes ha ido aumentando de un año a otro, a pesar de las campañas oficiales para reforzar la seguridad vial.

De esto somos responsables cuando olvidamos tomar las medidas de seguridad adecuadas. Y más aún cuando nos movilizamos con pequeños en el auto. Ellos no tienen la capacidad de protegerse a sí mismos y por esto es necesario resguardarlos de tal peligro, asegurándolos en los asientos traseros con un dispositivo de retención infantil, popularmente llamado “sillita”.

Peligro demostrado

Estudios realizados por El Centro de Experimentación y Seguridad vial (Cesvi) y los crash tests realizados internacionalmente y analizados por este organismo muestran que los niños que van "sueltos" en el auto, ya sea adelante, en los asientos de atrás, en el compartimiento de carga de un vehículo familiar o acostados en la luneta, están altamente expuestos a sufrir lesiones con tan sólo una frenada de emergencia.

Las aseguradoras indican que los menores de 10 años que sufren lesiones en accidentes de tránsito, el 50% se encuentra dentro del vehículo. Asimismo, al menos el 70% de las heridas que presentan, en general en cuello, cara y cabeza, se evitarían usando correctamente los sistemas de retención infantil.

Si bien no existe una normativa en la Ley Nacional de Tránsito, que exija la circulación de menores de 12 años en sillas, el sistema de Scoring, utilizado en la Ciudad de Buenos Aires, plantea una sanción de 4 puntos en el carnet de conducir por no respetar su uso.

Fabián Pons, Gerente General de Cesvi, opinó sobre esta problemática: "Es increíble ver cómo hay padres que circulan con el cinturón abrochado pero dejan que sus hijos vayan librados al azar dentro del vehículo.

Las sillitas bien colocadas y ajustadas al vehículo salvan vidas.
Seamos conscientes de que perjudicamos la vida de las personas que más queremos. Les aseguro que si una madre viera algún video que ilustre lo que ocurre con su hijo en caso de un choque sin retención, jamás dejaría que esto pasara".

En Mendoza podemos encontrar estos dispositivos, que deben elegirse según las edades y pesos de los chicos.

Las casas Rómoli y Dibujitos nos acercan distintos modelos y precios para que no existan excusas, ya que según Gilberto Rómoli “a pesar de que la venta de este tipo de dispositivos ha aumentado en relación a años anteriores, el mendocino no es totalmente consciente del peligro que corre un niño cuando se encuentra en el asiento trasero y sin protección”.

El famoso “huevito”

Para bebés recién nacidos y hasta los 10 kg aproximadamente, existe el carrier, que llamamos huevito por su forma redonda. Este se puede encontrar con o sin base. La diferencia entre uno y otro tiene que ver con la comodidad de los padres porque la base es desmontable, queda autoajustada al asiento por el cinturón de seguridad y el huevito se incierta en ella. Por el contrario, aquel que no tiene base se ajusta cada vez que se coloca en el automóvil.

Ambas versiones tienen cinturón de seguridad individual para que el pequeño permanezca en una posición fija y es importante recordar que hasta los 6 meses el dispositivo debe colocarse de manera que quede mirando hacia la parte trasera del auto. Así, según el Cesvi, se reduce entre 3 y 5 veces la fuerza que debe soportar el niño en caso de colisión.

Las ventajas de comprar este dispositivo, cuyo valor oscila entre los 200 y 900 pesos, es que sirve para transportar al bebé fuera del auto, como una cuna portátil y en posición fetal.

Butacas

Son asientos ajustables similares a los del automóvil, que pueden utilizarse desde el nacimiento hasta los tres años.

Existe una gran variedad de diseños, colores y marcas para el gusto de cada cliente. Estas poseen diferentes funciones para lograr mayor seguridad y confort. Es, por ejemplo, regulable en su tamaño así como también su inclinación, para que el niño pueda conciliar el sueño.

Cabe destacar que existen butacas “de 0 a 18 kg” que pueden colocarse de dos modos distintos: mirando hacia atrás, para los bebés o hacia adelante cuando superan los 10 kg.

Todos poseen cinturón de seguridad independiente.

Booster o amoldador

Cuando el niño llega a un peso de entre 15 y 36kg deben cambiarse a un booster o amoldador.

Este, muy parecido a la butaca, permite ajustar el cinturón de seguridad del vehículo al chico como si se tratase del cuerpo de un adulto.

Se pueden conseguir booster con respaldo y apoyacabeza reclinable o sin respaldo. El objetivo siempre es darle más altura al niño, de manera que la cinta del cinturón de seguridad se ajuste perfectamente a su cuerpo y que en ningún momento pase muy cerca del cuello o por afuera del hombro.

El valor de las butacas es de entre 280 y 1400 pesos según las marcas y las certificaciones de seguridad que cumpla el producto.

Marcas recomendadas

A la hora de realizar una compra se debe observar siempre que el producto se encuentre homologado por entidades europeas o de Norteamérica. Algunas de las marcas que cumplen los estándares de calidad son: Chicco, Cam, Peg-Pérego y Ferrari (europeas), Graco y Evenflo (norteamericanas), entre otras.

Cómo colocarlos

Cuando no se tiene la posibilidad de acceder a estos accesorios es importante saber que estadísticamente el asiento trasero es el más seguro. En particular, la ubicación del centro es la más oportuna, siempre que cuente con cinturones de tres puntos.

Los carriers y butacas deben quedar firmemente sujetos al asiento del vehículo, de modo que se elimine cualquier movimiento entre ambos, hacia adelante o hacia los lados.

Nunca debe ubicarse delante de un airbag, especialmente cuando son de colocación en sentido inverso a la marcha.

En el caso de un vehículo con airbag lateral, se debe tener en cuenta que el niño no se apoye sobre la puerta, ya que la activación de este elemento de seguridad lo puede lesionar gravemente. Las sillas tienen laterales para que el niño se recueste sobre ellos y quede resguardado.

Si el chico pasó a utilizar un booster se debe observar el recorrido del cinturón de seguridad sobre su cuerpo: la banda diagonal nunca debe ir por encima del cuello y la horizontal debe ajustarse lo más bajo posible sobre la cadera.

Desde la tienda Dibujitos, en calle Rivadavia, afirman que “muchos padres compran productos caros para mayor seguridad de sus hijos, pero a la hora de colocarlos no saben hacerlo, entonces corren los mismos riesgos que aquellos que no tienen el dispositivo”. María Fernanda Nieto - mnieto@losandes.com.ar

Comentarios (0)

grafico
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico
Video
Despierta: David Blanc presentó su último clip grabado en tres dimensiones. Escuchar con auriculares..
Llegamos
el dúo de cumbia electrónica Fauna prese...
La íntima vergüenza
El mendocino Emilio Cardone presenta su ...