Estilo

Dolor en la despedida del artista

Música para el adiós a Eduardo Pinto

Candombe, palabras de dolor y lágrimas. Al funeral del bajista que murió en un accidente en Uruguay concurrieron decenas de personalidades. Se recordó también a Valdo Delgado.

Música para el adiós a Eduardo Pinto
Tambores para despedir a Eduardo Pinto, en el cementerio Oasis de Paz, en Maipú.

miércoles, 09 de enero de 2008

Quienes conocían a Eduardo Pinto sabían que era un músico de excepción y que su potencial era inmenso. Quienes lo escucharon tocar alguna vez, estaban más seguros aún.

Asombro, dolor y música. Lo que dejó el sentido funeral al que asistieron decenas de artistas locales (“no faltó ninguno”, se escuchaba decir), familiares y el gobernador Celso Jaque, entre otras personalidades.

Ayer al mediodía, en el cementerio Oasis de Paz, se escucharon frases como: “Ojalá que Eduardo nos haga un bis” (su abuelo); o “para mí era el mejor músico del mundo” (su hermana). También se hicieron oír aplausos para Valdo Delgado, la otra víctima del accidente que enlutó al espectáculo mendocino y cuyos restos fueron velados en Buenos Aires (sus familiares viven allí).

Y también sonaron, al final de la ceremonia, tambores. Tambores que fueron latidos. Latidos de dolor y de bronca. Música, al fin. Es un lugar común, pero no por ello menos cierto. Fue la mejor manera de decirle adiós a un melómano, un tipo apasionado, un artista con todas las letras.

Sin retorno

La información fría señala que una combi en la que se trasladaban Eduardo Pinto y Valdo Delgado en la mañana del martes chocó contra la barranca de un arroyo de la ruta 2 en el departamento uruguayo de Soriano, a 216 kilómetros de Montevideo. Según las primeras hipótesis, las investigaciones apuntaban a señalar la causa de la colisión a que el chofer se habría quedado dormido, lo que derivó en la pérdida de control del vehículo y lo llevó a estrellarse contra la barranca del arroyo Maciel.

Valdo y Eduardo habían actuado el lunes en la ciudad de Colonia y en el momento del accidente partían rumbo a Soriano, para presentarse el martes en el festival de jazz que se organiza todos los años en la ciudad de Mercedes, la capital de Soriano. El festival no se suspendió, bajo la canallesca frase “el show debe continuar”. El accidente dejó en silencio al grupo de música étnica Miles de Años, una de las expresiones más originales y virtuosas de la música local y nacional de los últimos tiempos.
grafico
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico
Video
Despierta: David Blanc presentó su último clip grabado en tres dimensiones. Escuchar con auriculares..
Llegamos
el dúo de cumbia electrónica Fauna prese...
La íntima vergüenza
El mendocino Emilio Cardone presenta su ...