Los Andes revisa su historia y el año de su fundación

Documentos y datos veraces confirman que el primer ejemplar del Diario apareció el sábado 20 de octubre de 1883, y no un año antes como se creía. Revelar esta verdad también es parte del compromiso original de su fundador con los mendocinos.

Edición Impresa: domingo, 15 de abril de 2007
Los Andes revisa su historia y el año de su fundación

Una vistosa portada, basada en el primer ejemplar, para celebrar el 30° aniversario.

Notas relacionadas

Raúl Pedone - Prosecretario de Redacción

¿Cuántas noticias ha publicado este diario en su copiosa y extensa trayectoria? Miles, seguramente. Pero ninguna tan íntima como la que se va a contar ahora: el primer número de Los Andes salió a la calle el 20 de octubre de 1883, y no el año anterior, como respetables historiadores, periodistas, intelectuales, lectores y hasta los mismos sucesores de Adolfo Calle, el fundador, lo creyeron hasta hoy.

Para entender el equívoco hay que recrear aquella Mendoza del siglo XIX, de urgente verborragia política, de polvo en las calles y de letras de plomo en las imprentas. Y hay que imaginarse a ese tipógrafo anónimo que erró la última cifra del año en el primer ejemplar de Los Andes, donde ciertamente se lee: “Sábado 20 de octubre de 1882” (el punto de partida de la confusión).

Como ciertos descubrimientos científicos (los rayos x, la penicilina y quién sabe cuántos conocimientos más), la revelación llegó por casualidad en la Mendoza del siglo XXI, en plena tarea de digitalización de los archivos. Ha sido, para nuestro caso, una saludable paradoja del destino: un proyecto con fuerte inspiración en el futuro permite revisar un díscolo dato del propio pasado.

Precisar la fecha real de su fundación, en nada cambia la historia ni la sustancia editorial del Diario. Dicen que alguna vez sucedió a viejos y confiables periódicos europeos. Por el contrario, vale para refrendar el ejercicio periodístico cotidiano de buscar, corroborar y publicar información que ayude a entender el mundo mejor.

Vamos pues a desarrollar como se debe una noticia de historia. Con las fuentes necesarias, el chequeo de datos y la mayor claridad posible para que todos puedan entenderla. Tan sólida y atrevida como para poner en duda decenas de nobles escritos y libros, plaquetas de bronce, anuarios y, por supuesto, charlas de café.


La fecha. Los almanaques de la época consignan que el 20 de octubre de 1882 no fue día sábado, sino viernes. En cambio, un año más tarde -en 1883- el 20 de octubre sí “cayó” en sábado, tal como figura en la portada original del primer ejemplar. Con el lenguaje combativo y a la vez florido de entonces, aquellas columnas consignaban: “Los Andes viene al debate de la prensa, a defender los intereses y la autonomía de la provincia. Nace del seno del pueblo y se dispone a vivir con el aliento popular, atravesando con igual serenidad los días plácidos como las noches tormentosas que encuentre en su camino, para defender con tesón infatigable las libertades públicas”.


La colección. Después de esa primera edición, no se encuentra en las hemerotecas ni en los archivos ningún ejemplar fechado en el año 1882 ni antes de octubre de 1883. El primer ejemplar disponible dice “Año I - Nº 5”, y tiene fecha martes 30 de octubre de 1883. Sin el ánimo de abrumar con fechas, el cálculo día por día resulta exacto, si se considera que el Diario salía a la calle los días martes, jueves y sábados.

Número 1: sábado 20 de octubre de 1883.

Número 2: martes 23 de octubre de 1883.

Número 3: jueves 25 de octubre de 1883.

Número 4: sábado 27 de octubre de 1883.

Y número 5: martes 30 de octubre de 1883.


Testimonio periodístico I. El martes 23 de octubre, siempre de 1883, el diario local El Constitucional, de perfil oficialista, lo informaba textualmente así: “Los Andes.- Tal es el simpático nombre del nuevo colega que vio el Sábado la luz pública (...) Contiene abundante y variado material (...) Prosperidad y larga vida deseamos al colega, al devolverle su cordial saludo”.


Testimonio periodístico II. El diario La Nación de Buenos Aires publicó el 24 de octubre de 1883 un despacho de su corresponsal en Mendoza, fechado en esta ciudad el domingo anterior. Expresa: “Apareció ayer un nuevo periódico titulado Los Andes, que sostendrá la candidatura del Sr. Rodolfo M. Zapata para Diputado al Congreso”.


La contienda política. La página inicial de Los Andes proclama el apoyo explícito a la candidatura de Rodolfo Zapata a diputado nacional. Así enfrenta a Juan Serú, postulado por La Unión Nacional, otro diario de reciente aparición. El periódico La Prensa de Buenos Aires se refiere a esta contienda el 30 de noviembre de 1883 como una verdadera novedad. Finalmente, Serú fue elegido el 4 de febrero de 1884.


Una visita ilustre. Las noticias publicadas en el primer ejemplar de Los Andes reflejan acontecimientos del año 1883. Pero hay una que se destaca sobre el resto: la visita del Perito Moreno a la ciudad, luego de una travesía por Uspallata. El periodista escribió: “De regreso de su viaje de exploración, se halla entre nosotros el infatigable obrero de la ciencia, Don Francisco P. Moreno”.


A los diez años. El 20 de octubre de 1893, la portada de Los Andes conmemora el décimo aniversario. Allí se lee (ver facsímil): “Nuestra publicación cumple diez años y entra en el undécimo de su existencia. Un decenio de vida activa, de incesante labor y de no menores sacrificios en pro de la gran causa: defender los intereses y garantías del pueblo, hacernos eco de sus quejas, transmitir sus aspiraciones y luchar por su bienestar y progreso”.


A los veinte años. De la misma manera, en la página 4 del 20 de octubre de 1903, aparece sobre una foto de Adolfo Calle un titular sin lugar para las dudas: “XX Aniversario de Los Andes”. La nota informa sobre la permanencia del fundador y director del diario en Buenos Aires y refrenda sus principios. “La historia de Los Andes -dice- es bien conocida, como que ella es la del pueblo de Mendoza, en veinte años de luchas y de sacrificios en defensa de sus intereses y de la instituciones que han pasado por trances tan varios como difíciles”.

Hasta allí todo parece claro. Pero el viernes 26 de agosto de 1910 surge un nuevo equívoco, cuando un editor incluye por primera vez en la portada el siguiente acápite, probablemente inspirado en el histórico primer ejemplar: “Los Andes. Diario de la mañana. Fundado en 1882. Fundador propietario: Dr. Adolfo Calle”.

Más enfática todavía fue la celebración del trigésimo aniversario. Fue una tapa completa -innovadora para la época- en la que se montó una foto de Calle, títulos impresos sobre los textos, dibujos de uvas, hojas de parra, botellas de vino y una mujer que bien podía representar tanto a una cosechadora o a la pródiga Madre Naturaleza. Se publicó... el 20 de octubre de 1912.

Con semejante despliegue, se supone difícil que alguien se animara a discutir un número más o un número menos, sobre todo cuando Los Andes ya se perfilaba como el medio líder del nuevo siglo. ¿Y Adolfo Calle? ¿No se dio cuenta? Los historiadores aseguran que estaba enfermo, algo alejado de la confección fina del diario y vivía en Buenos Aires, donde falleció en 1918.

El resto, hasta hoy, era la historia conocida y dada por cierto. Que hoy cambia, como la propia ciencia modifica sus datos y paradigmas. Sin el mediocre miedo de encontrarse con la verdad. Para los medios, una honesta manera de fortalecerse y renovar la confianza con su público. / Investigación: Carlos y Jorge Campana
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados