Un lugar para quedarse

Durante mucho tiempo fue camino de paso hacia alta montaña. Hoy, contenida por el paredón del dique, reclama su espacio propio.

domingo, 03 de julio de 2005
Un lugar para quedarse

La vista panorámica que se obtiene cruzando el puente colgante.

Tania Abraham / Celina de la Iglesia

Siempre un espacio entre cumbres, con sus contrastes, entre nieve, sol y agua, nos invita al descanso y al esparcimiento. Desde Luján de Cuyo hacia Cacheuta, cabañas, hosterías, campings nos esperan para ofrecer una estadía placentera.

Chimeneas humeantes, los tradicionales asaditos, una tarde de mates o fogones con amigos a la orilla del río, son parte de la idiosincrasia del mendocino durante todo el año, y hoy se nos presenta como alternativa para unas vacaciones "en casa".

El paso del tren

Sin lugar a dudas hemos pasado miles de veces frente a ella, es hora de detenernos. Camino a Cacheuta, a 23 km de la ciudad, por la Ruta Panamericana se encuentra la ex estación Blanco Encalada, convertida en el Museo Ferroviario "Alejandrino Alfonso".

Es emocionante hallar un testigo en pie, aunque en desuso, de la "máquina del progreso" que extendió sus hilos de hierro y quebracho colorado hasta el país transandino, siguiendo el curso del río Mendoza a partir de 1887. Trenes de pasajeros y carga transitaron, construyeron poblados, acortaron distancias, hasta que algún decreto por todos conocido, lo quiso.

La vieja estación, custodiada por el último jefe Ferroviario y su familia, guarda, nostálgica, objetos y voces que reflejaron una importante etapa de nuestra historia. Unos minutos bastarán para llenarnos de añoranza.

El museo puede visitarse los sábados de 9 a 12 y los domingos de 15 a 20.

Las compuertas

Cruzando las vías del tren, carteles de proveedurías, empanadas y pan casero van ambientando el recorrido hacia un apacible paraje. Los complejos de cabañas se alzan a ambos lados del camino ofreciendo estadías confortables con una postal mendocina de fondo. Una de las ventajas del lugar es la cercanía con la ciudad; esto posibilita que las personas que no tienen receso invernal, puedan instalarse en una cabañita por un día y medio o dos días, dando paso a unas mini vacaciones.

Colonia Suiza

Esta villa pre cordillerana es una muestra híbrida surgida del entrecruzamiento del típico paisaje árido de nuestra montaña y las usanzas de descendientes de inmigrantes que habitan estos parajes. Una charla informal con la gente que allí vive saca a la luz una nostalgia ahogada, por los tiempos en que ése era el camino obligado a Chile y el anhelo por que se unan las rutas, para que vuelvan los tiempos de bonanza.

Restaurantes y salones de té típicamente suizos abren un abanico de opciones para degustar sus manjares en ambientes acogedores.

A pesar del invierno, el sol de la siesta entibia lo suficiente como para dar un paseo a pie o animarse a subir alguno de los cerros cercanos.

El turismo aventura, tan bien apreciado por los extranjeros, brinda opciones para desafiarse a uno mismo en el río o entre las montañas.

Cacheuta

Parece ser el destino final por obvias razones, sin embargo es una invitación permanente a recorrerlo caminando y de esta manera optimizar las posibilidades de interactuar con el paisaje.

Un aire cosmopolita flota en un ambiente tan nuestro y los artesanos parecen dar la bienvenida a turistas de todas partes del mundo con algo de historia y muchas anécdotas. Ofrecen todo tipo de productos elaborados artesanalmente en sus precarios pero pintorescos puestos ubicados en el playón, antesala del puente colgante.

La vista que se obtiene de nuestra cordillera, el folclore de cruzar el puentecito, las fotos y la visita al antiguo cementerio, se repiten, como imágenes de una cinta sin fin.

Almorzar o tomar el té camino a Cacheuta

Swiss miniatur

Ubicación: Colonia Suiza

Horarios: Lunes a viernes de 11.00 a 24.00 (los fines de semana permanece abierto hasta más tarde).

Propuestas de la casa:

- Picapiedra: fondue a la piedra que incluye varias carnes y salsas. Precio $ 30 para dos personas.

- Fondue de queso para dos personas $ 30. La casa recomienda que sea acompañado con kirch -licor de cereza típico de la zona -.

- Bünderttellr: surtido de fiambres ahumados y quesos caseros elaborados con bacterias traídas de Suiza que sirve como entrada.

- Tortas artesanales de varios gustos (coco, chocolate, ricota, etc.) $ 3 la porción.

Rincón Suizo (restaurante-salón de té)

Abierto todos los días desde las 10 de la mañana.

Ofrece fondue de queso, de carne o de chocolate desde $ 19. Para la hora del té, sus dueños sugieren kirschtorte - una torta típica de Suiza - preparada con jugo de cereza, aguardiente de cereza y almendras tostadas. También hay opciones más comunes para paladares tradicionales como tortas de coco, chocolate, etc. con un costo de $ 3,50 a $ 4. Reservas 155523708.

Mi montaña

Ubicación: Cacheuta

Especialidad de la casa: arqueadas a la llama con empanadas, $ 20 por persona.

Para la hora del té: sandwiches de miga o de jamón crudo, tortas y alfajores.

Alojamiento

Cabañas Solitúdine: 8 cabañas totalmente equipadas con desayuno, almuerzo y cena opcional. Tarifa diaria para 6 personas $ 150; 4 personas $ 110; 2 personas $ 85. En temporada baja los alquileres bajan hasta $ 50.


Cabañas Luz del Amanecer: Atendida por sus dueños, ofrecen dos alojamientos para 8 ($ 180) y 6 personas ($ 120). Totalmente equipadas cuentan con churrasquera y cochera; además desde allí se puede contratar alguna excursión de turismo aventura. Tel. 4901085.


Cabañas Balcón del río. Simpáticas y confortables cabañas para seis personas, el valor es de $ 120; para cuatro $ 100; para dos $80. Tel. 4901000.


Cabañas Betancourt. El complejo consta de cinco cabañas y un hostel para 18 personas; los precios varían según la duración de la estadía. Pero en general el día para seis personas tiene un valor de $ 120 en tanto para dos la tarifa es de $ 85. Tel. 4238217.

Cabaña Helvetia. En la colonia suiza cuenta con cuatro cabañas para seis y cuatro personas; los precios son de $ 80 y $ 70 respectivamente.


Cámping Termas de Cacheuta. Abierto todos los días, con piscinas cubiertas, churrasqueras, quincho con mesas y fogón, restaurante. De lunes a sábados adultos $ 8, menores y jubilados $ 5. Domingos y feriados adultos $ 10, menores $ 5. Trekking por la montaña hasta el Cerro Mirador de la Virgen, incluido con el valor de la entrada.

Así nos ven

|Verónica nativa de Melbourne, Australia, paseaba el sábado por la tarde en Cacheuta. En su mochila de viaje lleva mate, yerba y artículos regionales de los más variados. Pasó tan solo tres días en la provincia, pero en ese lapso pudo apreciar algo de lo que somos. Bailó en Apeteco, se hospedó en un hostel céntrico, comió lomo y empanadas, pasó por Penitentes para despuntar el vicio de las tablas y planea un breve recorrido por alguna bodega. Regresará el lunes a Buenos Aires, exhausta, pero con el sabor que deja Mendoza a quien la visita.
Más notas de esta sección
  • Ser protagonistas de la tierra

    Ser protagonistas de la tierra

    Salir a descubrir nuevas tierras, o la propia, implica envolvernos con el aire característico de un pueblo, su cultura, su gente.

  • Confort en las alturas

    Confort en las alturas

    La temporada se extiende desde junio hasta setiembre. El país trasandino es reconocido mundialmente por la calidad de sus pistas y por la belleza de su paisaje.

Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados