Yamila López fue elegida Reina Provincial del Agua

Es de Tupungato, pero representó al río Tunuyán Superior. El festejo fue el sábado por la noche en el Bustelo.

Edición Impresa: lunes, 28 de noviembre de 2005
Yamila López fue elegida Reina Provincial del Agua

candidatas. La nueva reina, Yamila López, es la segunda de izquierda a derecha.

Notas relacionadas

Miguel Títiro - mtitiro@losandes.com.ar

Una joven de 18 años, Yamila Ivana López, oriunda de Tupungato, y representante del río Tunuyán Superior, es la nueva Reina del Agua.

Su elección fue el corolario de la Fiesta Provincial del Agua, realizada en el auditorio Ángel Bustelo, a la que asistieron más de 1.000 personas, muchas de ellas simples tomeros, inspectores de cauces y otros trabajadores del enorme sistema de riego mendocino y sus familiares.

“El festejo -explicó el anfitrión, el superintendente de Irrigación, Lucio Duarte- es un homenaje a aquellos que día a día emprenden la tarea, desde el ámbito rural o desde el área institucional, de administrar el líquido para el desarrollo de nuestro territorio”.

Luego de los anuncios de Duarte -ya adelantados por Los Andes- y de la confirmación del apoyo que seguirá brindando a la repartición el Gobierno provincial, como lo expresó el gobernador Julio Cobos, se sirvió una cena de camaradería. Allí eligieron a la nueva soberana, en reemplazo de Nora Giménez, quien fue la reina de 2005. Esta vez participaron seis candidatas, que provinieron de las principales cuencas hídricas mendocinas.

Al terminar el escrutinio, quedaron empatadas en 18 sufragios las representantes de río Mendoza, Romina Martínez (20) y Yamila López, del Tunuyán Superior. Por aplicación del reglamento previsto por la Superintendencia para estos casos, se repartieron nueve votos más entre funcionarios presentes, y tras el nuevo recuento resultó favorecida la joven de Tupungato, mientras que Romina, del Mendoza, resultó la virreina -esta cuenca había dado las dos últimas soberanas-.

Yamila es estudiante del colegio Sarmiento y vive en el centro de la villa tupungatina. De 1,70 m de estatura y cabellos castaños, tiene una hermanita de apenas 1 año. Prometió a partir de ahora ser fiel defensora del recurso y alentar a que todos lo cuiden, mientras se prepara para estudiar la carrera de Escribanía. Fue coronada por varias damas, entre ellas la Reina Nacional de la Vendimia, la sancarlina Donantuoni.

Obreros de base

Con sentido amplio, Irrigación invita a esta reunión final, con el apoyo de la entidad gremial que nuclea al personal, a todos los componentes de la familia del agua.

Por eso es posible encontrar en las reuniones del Bustelo, sede de las últimas fiestas, a simples trabajadores de base del esquema de riego provincial. Uno de ellos, es Estanislao Nicolás Azcurra (59), encargado del dique Chachingo, en Cruz de Piedra (Maipú), que depende jurisdiccionalmente de Cipolletti. “Siempre trabajé en campaña; mi responsabilidad es mantener los canales y controlar el agua que entregamos”. Pide dos cosas: que se arregle el camino que lleva al parque del mismo nombre, “porque está en mal estado” y que “la gente no arroje basura a los cursos, no saben el daño que hacen”.

El festejo del Día del Agua trajo un motivo de satisfacción para Luis Lino Bustos (62). Recibió la medalla por 40 años de servicios. Es tractorista en el dique Cipolletti (Luján de Cuyo), donde está desde hace un cuarto de siglo. Antes se desempeñó en el diquecito Las Tunas (Tupungato), el mismo que el Gobierno planea hacer nuevo a partir de 2007.

“Yo hago de todo -dijo un poco sorprendido porque se lo haya elegido para hablar ante tantas personas-. Limpio canales, bosques y parques y también arreglo compuertas”. Lo peor para este veterano de Irrigación es que las personas no terminan de tomar conciencia de que hay que evitar la contaminación del líquido. “Bastaría con que no tiraran nada al agua, eso hay que aprenderlo de chiquito. A mi me lo enseñó mi papá, que era inspector de cauce en Gualtallary, cerca de la estancia Silva, allá en Tupungato”.
Más notas de esta sección
Copyright 2010 Los Andes | Todos los derechos reservados