Estilo

Ocasiones: La Primera Comunión

sábado, 05 de octubre de 2002

La primera comunión es una de las fiestas más importantes en la vida religiosa de cualquier niño, la primera vez que recibe a Jesús en el Sacramento de la Eucaristía.

Para realizarla, los niños que asisten a colegios laicos (no religiosos, ya que éstos se manejan según su propio criterio), deben tener 9 años cumplidos, y asistir a las clases de catecismo en la parroquia elegida, durante dos años, por ejemplo, todos los sábados.

En este período también se involucran los padres, que cumplen un rol activo en la preparación de los chicos. De este modo, el niño y su familia se preparan para que éste reciba por primera vez el Cuerpo de Cristo, a través de la sagrada Hostia.

Se debe presentar la partida de nacimiento de los chicos para poder cumplir con este rito, y llegado el momento ellos pueden elegir un padrino o madrina de comunión entre sus parientes, aunque es común que muchos elijan a su catequista para cumplir este rol.

La recepción de la hostia consagrada es un acontecimiento solemne, pero posteriormente muchas familias celebran este paso religioso con una fiesta sencilla.

Reunión familiar

Hace muchos años, la tradición exigía que después de la ceremonia los padres y parientes se reunieran para tomar chocolate, acompañado de tortas y masitas. Hoy las cosas han variado, y se prefiere darle a la reunión un carácter de verdadero recibimiento, invitando a los amiguitos del niño y a los familiares. Es habitual que la reunión se realice, en lugar de la casa, una confitería, un salón o incluso en alguna casa de fiestas infantiles. Generalmente, las comuniones se realizan durante la tarde, por lo cual luego de la ceremonia, se puede servir un té o cena temprana, dependiendo de la hora del servicio religioso.

En todo caso, es conveniente que el festejo en su honor sea sencillo, teniendo en cuenta los intereses de la edad y el perfil del protagonista.

La vestimenta

Habitualmente, el tema de la vestimenta se acuerda con la parroquia o colegio religioso, ya que se intenta siempre que los niños estén vestidos en forma lo más similar posible, para que no haya grandes diferencias ese día.

Los padres se pueden poner de acuerdo para comprar en una tienda en particular (hay especializadas en el rubro) o en una misma modista, que confeccionará las prendas para todos con las mismas telas.

En el caso de las nenas, las tradicionales túnicas pueden conseguirse desde $60, mientras que los vestidos rondan los $50. Los accesorios para la cabeza pueden ser tocados, coronitas, trabas o moños, y todavía se utiliza el clásico “limosnero”. Otros accesorios pueden ser un rosario, un librito de oraciones, una canasta o guantes.

Para los varones, el atuendo clásico incluye camisa blanca, pantalón azul y corbata. Se puede incorporar como accesorio el brazalete que llevan los varones tradicionalmente.

Los souvenirs y la torta

Un verdadero clásico de la primera comunión son los souvenirs, que cumplen la función de recordar este acontecimiento a quienes asistieron.

Lo más económico son las tarjetitas, que se pueden comprar en cualquier casa del ramo. Los precios van desde $6 el paquete de 25. Lo tradicional es que se las personalice al dorso, con el nombre del niño, la fecha y la Iglesia donde tuvo lugar la comunión.

En cuanto a los pequeños recuerdos para entregar a los asistentes, los precios varían según el material elegido: hay souvenirs de yeso, porcelana, cerámica, madera y hasta de cristal murano. Los souvenirs, según sea el material elegido, también pueden ir impresos.

Si es habilidosa, puede animarse a preparar usted misma los souvenirs, utilizando motivos religiosos como angelitos o estampas, o elementos como velas, cintas, flores secas o espigas, que son los más comúnmente utilizados. Otra opción más actual es preparar pequeños portarretratos con la foto del niño, para que toda la familia tenga un recuerdo de ese día especial.

En este tipo de festejos no puede faltar una torta especialmente preparada para la ocasión, que se puede adquirir desde unos $7 el kilo. Las casas del ramo las preparan con una decoración especial, alusiva al festejo.

Guía para no olvidar nada

- Asista a las reuniones de padres que se hacen en el curso de catequesis de su hijo/a, para estar bien informado de los detalles de la ceremonia y el marco que quieren darle: vestimenta y zapatos, accesorios o flores, entre otros.

- Procure visitar algunas casas que le ofrezcan variedad y precios, para obtener el atuendo más adecuado.

- Contrate con anticipación los servicios que piense utilizar: el salón, confitería, el servicio de video y las fotos, si no las tomarán los mismos familiares.

- Se puede pautar entre los padres la contratación de una empresa de video-filmación y fotografía, abaratando los costos. Hay que recordar que en muchas iglesias no permiten que la familia se acerque al altar con cámaras de video y fotográficas, pues distraen la atención de los niños y se desvirtúa el significado de la ceremonia.

- Una vez que tenga elegido si la reunión se hará en casa, en un salón u otro lugar, debe decidir, según la hora de la ceremonia, si se realizará un almuerzo, un lunch más simple, o si, por ejemplo, se hará una reunión por la tarde con merienda y cena (para los adultos-familiares).

- En cualquiera de estos casos, verifique que el lugar donde hará el agasajo cuente con servicio de catering. Dos puntos a tener en cuenta son la bebida y la torta de comunión.

- Encargue con anticipación las estampitas de comunión y los souvenirs; verifique que el texto que pondrá en ellos esté redactado en forma clara y en letra de imprenta, para que no surjan errores cuando los estampen.

- Recorra casas de cotillón que lo orienten sobre la posible decoración (globos, guirnaldas, centros de mesa, manteles y servilletas, platos, vasos y cubiertos descartables).

- Tenga en cuenta que es muy posible que ese día pueda contar con la ayuda de alguna abuela, tía o madrina para colaborar con algunos de los detalles.

- Por último, es fundamental que los chicos y los grandes disfruten de esta reunión familiar, pero sin perder de vista su verdadero sentido y significado. /Gabriela Fernández
grafico
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico
Video
Despierta: David Blanc presentó su último clip grabado en tres dimensiones. Escuchar con auriculares..
Llegamos
el dúo de cumbia electrónica Fauna prese...
La íntima vergüenza
El mendocino Emilio Cardone presenta su ...