Estilo

Entrevista

Florencia de la Vega: “No pretendo ser una mujer”

Nació hombre, decidió convertirse en travesti y califica como mediocre a toda persona que le recuerda su pasado masculino. Se considera actriz y la diplomacia no está entre sus virtudes.

Florencia de la Vega: “No pretendo ser una mujer”
Florencia de la Vega

lunes, 21 de enero de 2002

Travesti: "Persona que pertenece a un sexo por sus características morfológicas y actúa como si fuese del otro".

Florencia de la Vega adhiere al significado del vocablo travesti de modo cabal. Es un hombre con cuerpo de mujer pero a fuerza de gracia, picardía y algunos pasos firmes en el espectáculo nacional, se ha ganado la simpatía hasta de las audiencias más conservadoras.

Basta con verla en la obra Un Patacón no es Caída, que se exhibe en el Teatro del Cielo, de Villa Carlos Paz. Allí, Florencia es de lo más ácida, bocasucia e incorrecta, pero en la sala nadie se ruboriza.Como tampoco nadie levanta la voz en los hogares a la siesta, cuando se permite algunos exabruptos en el programa Venite con Georgina, donde se da el lujo de satirizar a una intocable de nuestra TV: Susana Giménez.

La entrevista tiene lugar en medio del ritual de maquillaje y peinado y Florencia, antes que nada, advierte: "No voy a responder absolutamente nada de Silvia Süller. Así que evítense las preguntas".

La figura no está del mejor humor y el tiempo para la función es demasiado corto como para charlas conciliadoras. Entonces, hay que seguir sólo el cuestionario.

-¿Te sentís una abanderada contra la discriminación?

-Puede ser que eso venga endosado a mi propio fenómeno, por el hecho de que soy travesti y aceptada. Puede ser que sea un emblema para toda la gente de mi condición que no lo es. Muchas veces lo recalqué: la gente que me aplaude en un teatro, también margina a otros travestis en las calles. Como sea, no me siento un emblema. Como yo trabajé con mi travestismo y me hice conocida, puedo sumar cosas que puedan favorecer al ambiente.

-¿Pero tenés militancia en organizaciones de gays o lesbianas?

-No, nunca milité, aunque tengo una relación fluida con la gente del Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación). Con ellos, lucho contra la discriminación en todo sentido, no sólo de los travestis. Hay que respetar a los ciegos, a los paralíticos, a toda la gente diferente.

Actriz, ante todo

-Si la enumeración es vedette, actriz, comediante, ¿dónde pondrías la cruz?

-Soy una actriz que hago de todo. Hago teatro desde hace 10 años. Creo que no tengo nada más que demostrar. Me molesta esto de las clasificaciones porque parece que tengo que rendir cuentas sobre lo que hago. Soy una persona que está hace bastante en el medio artístico. He trabajado con Adrián Suar, he hecho tiras, novelas. Trabajo en un programa diario, como el de Georgina (Barbarossa). El tiempo me ha dado prestigio.

-En todo tu tránsito por la televisión, ¿quiénes han sido las personas más generosas con vos?

-La verdad, no puedo hablar mal de nadie. Toda la gente que me ha convocado, lo ha hecho por mi gracia, por mi talento. Me ha juzgado como una artista. Por ahí, claro, me ha contratado teniendo una imagen previa, pero después explotaron otras cosas.

Sobre agravios

Ante el lento ritmo de taquilla y un panorama económico desolador, la siempre lengualarga Silvia Süller quiso agitar la temporada aludiendo al personaje más querido del elenco competidor. Y le pegó a Florencia de la Vega. Y en donde más duele. Le recordó su nombre de pila y, para hacerlo más insultante, lo hizo utilizando el diminutivo. "Carlitos", le dijo.

-¿Te sentís agraviada cuando alguien te recuerda tu condición masculina?

-No sé si llamarlo agravio. Te puedo decir, sí, que hay personas que apelan a eso de modo irónico y dañino. Y eso es discriminatorio, propio de los mediocres. Las personas que me conocen saben que yo no reniego de mi condición sexual. Si la gente busca en el diccionario la palabra travesti, va a encontrar "hombre que se viste de mujer". Yo nunca dije "soy una mujer" ni que pretendo serlo, así que no puedo sentirme agraviada si alguien recuerda mi origen masculino.

-¿Qué diva argentina es un modelo a seguir?

-No sé si hay una a la que considere una guía. Para mí, la diva por excelencia es Mirtha Legrand, es la única que existe. Ella fue una estrella del cine nacional, actuó en películas que hoy son clásicos y tiene un programa de televisión con 30 años de vigencia. Aparte, la conozco en su entorno íntimo y sé que es una diva.

-Y vos, ¿sos una diva?

-Totalmente. En realidad, cualquiera puede ser una diva. Hasta el ama de casa que se prepara para una noche romántica con su marido. El divismo pasa por una cuestión de actitud, al fin y al cabo.

En plan confesional

El último recurso mediático de Florencia de la Vega consiste en realizar entrevistas en plan confesional, como si tuviera a Hugo Guerrero Martinheitz como su norte periodístico. Hace unos días, en Venite con Georgina se la vio tirándosela de incisiva con Gastón Trezeguet, el calculador participante del primer envío de Gran Hermano.

Trezeguet se declaró homosexual ante las cámaras y en forma reiterada. A esa actitud, De la Vega la considera, por lo menos, sospechosa.

"Potencia toda su homosexualidad al máximo. Tiene un personaje montado que potencia todo al cuadrado y se vuelve poco creíble. Si alguien te dice que está seguro de algo todo el tiempo, es muy probable que esté inseguro", acota.

Más allá de lo poco verosímiles que puedan resultar algunas de las historias pergeñadas por Trezeguet y sus preferencias sexuales no convencionales, su popularidad alentó cierto mensaje tolerante. Un caso similar al de Florencia de la Vega.

No resulta análogo, en cambio, el ejemplo del conductor radial y actor Fernando Peña.

-¿Qué pensás de él?

-Es una persona que por momentos resulta agresiva. Es extremadamente sincera pero, lamentablemente, ese rasgo queda opacado por su violencia.

Es raro escuchar eso en boca de Florencia de la Vega, quien no es lo que se dice la diplomacia en persona. Pero marca distancia: "Tengo una forma de decir las cosas que puede sonar fuerte, pero no busca lastimar". /Germán Arrascaeta
grafico
grafico
Peliculas Cine Genero
grafico
Video
Despierta: David Blanc presentó su último clip grabado en tres dimensiones. Escuchar con auriculares..
Llegamos
el dúo de cumbia electrónica Fauna prese...
La íntima vergüenza
El mendocino Emilio Cardone presenta su ...