Impreso el dia 21/04/2014 a las 02:16 hs

Crimen de Villa Seca: a 45 años del juicio que cerró el caso sin encontrar culpables

En una madrugada de setiembre, un matrimonio, un obrero rural y su mujer embarazada, fueron brutalmente asesinados a puñaladas. Se detuvo a varias personas y se hicieron dos debates, pero el caso quedó impune.

02/05/2011 | Un día como hoy, 2 de mayo, pero del año 1966, comenzó el segundo juicio por el Crimen de Villa Seca.

El homicidio de dos hombres y una mujer, embarazada de 8 meses, fue el resultado de uno de los casos más violentos ocurridos en la Provincia, éste concretamente en Villa Seca, departamento de Tunuyán.

El caso había tenido otro juicio, realizado en aquel departamento del Valle de Uco, entre el 4 al 19 de de noviembre de 1963. Sin embargo el resultado fue que el cuádruple homicidio quedó impune.

La noche en La Luz

Todo comenzó durante la noche del 27 de setiembre de 1961, cuando a cuchilladas mataron a Celedonio Alonso, de 36 años, su esposa Julia (30), quien además se encontraba en el octavo mes de embarazo y un obrero rural, identificado como Carmelo Quispe, de 25 años y boliviano de nacimiento.

Fue en una propiedad rural ubicada sobre calle La Luz de aquel distrito de Tunuyán.

Todos fueron apuñalados y para completar la obra macabra los tres terminaron degollados.

Un día después un panadero que ante el silencio en el almacén de Alonso, se dirigió a la vivienda. Ahí encontró el cuerpo sin vida de Quispe, mientras que Alonso y su esposa fueron hallados en el almacén que tenían enfrentado a la casa. El hombre apareció muerto detrás del mostrador, mientras que cerca de la puerta estaba el cadáver de la mujer, que además se encontraba embarazada, a un mes de dar a luz.

El caso conmocionó a la Provincia y se tejieron cientos de hipótesis, desde un cargamento de droga que un avión había tirado en un campo equivocado, hasta deudas impagas, pasando por engaños y homosexualidad.

Hubo varios imputados. José Naranjo fue el primero que se confesó autor del múltiple crimen, versión que se desmoronó cuando se comprobó que era un joven deficiente que terminó confesando después de una tremenda paliza recibida en dependencias policiales. Más tarde se sumó en calidad de sospechosos a Julio García Polanco, pero también terminó desvinculado del caso.

Imputados pero inocentes

Finalmente se realizó el primer juicio contra Rosas Cevallos y Luis Carrizo, quienes también habían sido acusados de matar a otro linyera (Luis Collado) y frente a un pueblo expectante, en el Tiro Club, se llevó el primer debate que terminó un par de semanas después, el Tribunal absolvió a la dupla, que tampoco había sido acusada por el fiscal Roberto Lavado. Ese día el comercio de Tunuyán cerró sus puertas para seguir el debate.

Varios años después, un 2 de mayo de 1966, comenzó el segundo juicio. Fue uno de los más convocantes de todos los tiempos. Duró más de tres meses, en agotadoras jornadas que se extendieron a lo largo del día y la noche. La sentencia se dictó a las 4 de la mañana y fue de absolución para los tres. Yel caso quedó hasta hoy impune. .

URL http://www.losandes.com.ar/notas/2011/5/2/crimen-villa-seca-anos-juicio-cerro-caso-encontrar-culpables-565566.asp
Diario Los Andes © . Todos los derechos reservados. Mendoza, República Argentina