Sup. Cultura Sábado, 14 de marzo de 2015 | Edición impresa

Viejo bar

Poemas de Alejandro Guyot, el cantante de la agrupación tanguera 34 Puñaladas. Arrabal, potencia, y el filo de un autor contemporáneo.

Por Redacción LA

VIEJO BAR
Música: Elbi Olalla
Letra A. Guyot


Sumergirse en el profundo mar de los bolsillos de un abrigo ya tan viejo, de un piloto, de un gabán. 
Siempre hurgando en la esperanza o tal vez en la certeza, de pescar tan solo, siquiera, una migaja del vil metal.

que espera malgastarse en una mala apuesta en un maldito puerto, en la estación final. 
Si las monedas ruedan, ruedan los billetes y las sonrisas muestran algún diente de metal...

Eso quizás sea la fortuna,
algún botín de antaño, 

algún billete roto, 

el resto de una suma,
ya cansada de esperar... 
Y si las miradas bailan
en los ojos vidriosos
y te dan la bienvenida,
llegaste al viejo bar.

Y las botellas que brindan rodando por los pisos...

a los hombres y los náufragos en altamar, los hiere inexorable el filo de la parca y sin embargo no paran de cantar.

Eso quizás sea la fortuna
algún botín de antaño, 

algún billete roto,
el resto de una suma, ya cansada de esperar... 

Y si las miradas bailan
en los ojos vidriosos
y te dan la bienvenida,
llegaste al viejo bar...


("Viejo Bar" con música de Elbi Olalla, interpretado por Altertango con la voz de Victoria Di Raimondo, canción incluida en el disco "Fargüest" de Altertango...)

 

Capataz

Nacido un antes de ayer
perdido en el pasado,
va confundiendo la ley,
marcando bien el paso.
(Tal vez te deje de a pie
Pisado y machacado).

De esquiva y parca idiotez
y de inocencia nada,
Un pobrecito, tal vez
en dos vidas pasadas
que nunca quiso entender
lo que es pagar sus deudas...

Lo entrenaron para caer parado.
Mal aliento pero con buen olfato.
Y le dieron algún que otro consejo,
y un machete de los que pegan feo.

Estruendos de cotillón
en un panal de abejas.
Detrás de algún monitor
alguna que otra queja.
Un pandemónium mayor
y esto recién empieza...

 

Era un otoño feliz,
Olía a primaveras,
y siempre a su alrededor
Naturalezas muertas,
Nunca un testigo de mas,
Temblores de hojas secas...

Junta puntos cuando destapa sesos
Plan maestro para cazar conejos
y fue un milagro, ese que vos pedías:
Muchos santos y algo de brujería...

La turba fue a festejar
a un capataz del miedo.
Están vivando a quien va
a detener el tiempo,
a encadenarlo a sus pies
a silenciar el viento...

 

"Capataz" interpretada por la Orquesta Típica Julián Peralta y la voz de Alejandro Guyot, incluido en el álbum "Un disparo en la noche" y en el primer disco de Astillero, "Tango de Ruptura".