• Miércoles, 13 de septiembre de 2017
  • Edición impresa

Venezuela elegirá gobernadores y alcaldes en los 23 Estados

Con 10 meses de retraso con respecto a lo que marca la Constitución, el chavismo definió esa fecha para votar por las autoridades en 23 estados y 335 alcaldías.

Agencias

Con casi un año de retraso y tras asumir el poder total con la instauración de una Asamblea Constituyente, el chavismo convocó ayer para el 15 de octubre unas elecciones regionales a las que la oposición llega dividida.

“De acuerdo con el cronograma, revisado y certificado por las autoridades electorales, la campaña electoral tendrá una duración de 20 días, desde el 23 de setiembre y hasta el 12 de octubre a las doce de la noche”, anunció ayer el Consejo Nacional Electoral (CNE), que está dominado por le chavismo, y que tras las elecciones para la Constituyente quedó acusado de cometer fraude electoral.

La coalición opositora, que había debatido si participaba o no en los comicios por la posibilidad de que haya un nuevo fraude, celebró el domingo elecciones primarias para designar a los candidatos con los que aspira derrotar al chavismo. El partido político Acción Democrática (AD), el más antiguo de Venezuela, se impuso en las primarias de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), donde se calcula participaron algo más de 900.000 personas, alrededor del 5% del padrón electoral.

 

Primarias en 19 estados

La oposición alcanzó acuerdos en cuatro regiones, Anzoátegui, Carabobo, Nueva Esparta y Vargas, por lo que las primarias se realizaron en las 19 restantes.

El lunes, con 85% de las actas escrutadas, la comisión electoral de la MUD anunció resultados definitivos en 13 de las circunscripciones, en 8 de las cuales la victoria correspondió a candidatos de Acción Democrática.

El saldo se considera una recompensa electoral para el secretario general de AD y ex presidente de la Asamblea Nacional de mayoría opositora Henry Ramos Allup, que, contrariando los ánimos insurreccionales de un ala de la oposición, fue el primer dirigente de la MUD que anunció su intención de participar en las elecciones regionales que el gobierno de Nicolás Maduro convocó a través del Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo que controla.

“Si no nos inscribimos en las elecciones, el chavismo ganaría 23 gobernaciones, y también regalaríamos 335 alcaldías”, justificó Ramos Allup su propósito hace unas semanas. La actuación de Ramos Allup en la presidencia de la Asamblea Nacional, entre enero de 2016 y 2017, contribuyó a renovar la militancia opositora. 

Luego de la elección del domingo, la oposición tiene listo su elenco de candidatos para enfrentar al chavismo por el control de las gobernaciones, de las que en la actualidad 20, de un total de 23, están en manos del oficialismo.

La oposición aceptó participar de las elecciones regionales pendientes desde diciembre pasado en medio de fuertes críticas de sus seguidores, quienes exigían mantener las protestas para pedir que se realizaran elecciones generales y que dejaron más de 100 muertos desde abril pasado.

Ramos Allup dijo el lunes en una entrevista con el canal Globovisión que es respetable la postura de los ciudadanos que no quieren participar en las elecciones regionales. “Quien considere que no debe votar está en su derecho, pero no se pueden demonizar ni a quienes participan ni a los que no”, agregó.

Allup cree que la mayoría de los ciudadanos va a participar en los comicios. “Con las explicaciones, ya hay personas que antes no querían participar y ahora sí lo van a hacer. El 65% de la población es proclive a la participación, según las encuestas”, añadió.

Las elecciones debían realizarse en diciembre próximo, con un año de retraso respecto del plazo establecido en la Constitución vigente. En una de sus primeras decisiones, la actual Asamblea Constituyente, que obedece al gobierno de Maduro, dispuso sin embargo adelantar la cita electoral para octubre.

“¡Con 10 meses de retraso! Finalmente la vergüenza de CNE anuncia al país la fecha! ¡Único en el mundo!”, tuiteó ayer el gobernador del estado de Miranda y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles. Capriles no optará a la reelección en su estado, pues sobre él pende una inhabilitación política impuesta por la Contraloría General de la República.