• Miércoles, 13 de septiembre de 2017
  • Edición impresa

Va a juicio causa contra un ex familiar de Menem

Un abogado mendocino que estuvo casado con la hija de Emir Yoma está acusado de quedarse con más de 500 mil pesos de una clienta. En la supuesta estafa también está involucrada su actual pareja.

Oscar Guillén - oguillen@losandes.com.ar

Se elevó a juicio una causa por estafa que tiene como imputado a un abogado que formó parte del clan Menem-Yoma. 

Se trata del letrado mendocino Luciano Ortego Hernández (37), quien estuvo casado con Yanina Yoma, hija de Emir, cuñado del ex presidente Carlos Menem. El hombre está imputado por defraudación por administración fraudulenta. En la misma situación se encuentra la actual novia de Ortego, Luciana López Oca (29). 

En los últimos días, el fiscal de Capital Gustavo Felhmann terminó la investigación del caso e hizo la correspondiente elevación a juicio contra la pareja de presuntos estafadores, quienes se habrían quedado, en 2014, con más de medio millón de pesos a una viuda a la cual Ortego asesoraba.

 

La maniobra

La víctima, Graciela Araya contrató a Ortego porque el 22 de febrero de 2014, su marido, Marcelo Amarfil, murió en un accidente de transito en San Juan cuando en moto por Avenida Libertador se estrelló contra un poste de alumbrado público.

Ortego comenzó a patrocinar a la mujer; hizo los trámites correspondientes para que la viuda cobrara el medio millón de pesos de indemnización que la clienta iba a usar para una casa para ella y para la hija.

El trámite terminó de manera satisfactoria porque la aseguradora determinó que debía pagarle la suma de 529.583,33 pesos.

Fue entonces cuando se habría cometido el delito: Ortego le explicó a la mujer que parte del dinero que se iba a embolsar podría caer en manos de la primera mujer de su marido. Por eso le sugirió que era más seguro que el dinero fuera a la cuenta de su novia, Luciana López Oca.

Así fue como el 24 de abril de 2014 fueron depositados en una caja de ahorro del banco Nación -a nombre de López- 518 mil pesos. Un día después la titular de la cuenta hizo un retiro de 10 mil pesos y, al día siguiente se hizo otra extracción, esta vez de 518 mil pesos.

En ese momento, la mujer comenzó a reclamarle al abogado su dinero porque había comenzado una negociación con una inmobiliaria para comprar una propiedad que finalmente nunca pudo adquirir. 

Frente a esta situación la mujer inició una demanda civil y otro penal contra el abogado y su novia. 

En los próximos días la Justicia de Garantías decidirá si aprueba la elevación a juicio que hizo el fiscal capitalino o la rechaza.