• Miércoles, 14 de diciembre de 2016
  • Edición impresa

Uspallata: piden que se trate el proyecto de área protegida

Pobladores e integrantes de asambleas por el agua se reúnen hoy en la Legislatura para pedir que llegue al recinto la iniciativa de 2014.

Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

La mayor parte de la cuenca del río Mendoza, que abastece de agua a más de un millón de habitantes del Gran Mendoza e irriga 200 mil hectáreas cultivadas, está incluida en áreas naturales protegidas. La sección restante lograría este amparo si se aprueba el proyecto de crear el ANP Uspallata-Polvaredas.

La propuesta descansa en la Legislatura desde 2014 y por eso hoy se reúnen en la explanada de la Casa de las Leyes pobladores de esta localidad de montaña para pedir su tratamiento sobre tablas. 

La historia de la solicitud de que se proteja el área se remonta a más de dos décadas, con diversas iniciativas. En 2009, cuando se analizaba la posibilidad de otorgar el permiso de explotación a la Minera San Jorge, un grupo de habitantes de Uspallata presentó un proyecto que llegó a tomar estado parlamentario pero no se trató. 

Eugenia Segura, pobladora del lugar, explica que se acumuló con expedientes sobre otras áreas protegidas propuestas en la zona, pero de menor extensión. Resalta que la de Uspallata-Polvaredas tiene como objetivo terminar de preservar la cuenca completa del río Mendoza, con lo que no sólo podrían certificar sus productos (frutas, verduras, carnes, vinos) como de origen protegido los productores de montaña, sino los que utilicen el agua proveniente de este sitio. 

A principios de 2014 fue presentado nuevamente por los diputados Héctor Quevedo y Tadeo García Salazar (UCR), aunque tampoco logró avanzar. En la visita del gobernador Alfredo Cornejo a Uspallata el lunes pasado, cuando fue consultado por periodistas locales, el mandatario se manifestó a favor de que la iniciativa se trate. 

De ahí que un grupo de pobladores partirá hoy a las 8 desde la villa cordillerana para reunirse con representantes de asambleas en defensa del agua pura en la explanada de la Legislatura, a partir de las 11, y reclamar el tratamiento. Segura planteó que el principal impedimento para que esta propuesta obtenga el aval de los legisladores es la oposición de los interesados en desarrollar actividades mineras y petroleras. 

El Área Natural Protegida Uspallata-Polvaredas incluiría 400 mil hectáreas, 100 mil de ellas en tierras fiscales, que conformarían un parque provincial.

Las 300 mil restantes, que están en manos de particulares, quedarían bajo la figura de reserva de paisaje protegido, de modo que los propietarios puedan seguir desarrollando sus actividades, siempre que no generen contaminación en el entorno.

Colindaría con la Reserva Provincial Villavicencio y los Parques Provinciales Aconcagua, Tupungato y Cordón del Plata. Además de preservar la fuente de agua que abastece al Gran Mendoza, la protección de la zona aseguraría el cuidado de especies que sólo se encuentran en este lugar. Es que en Uspallata hay tres ecorregiones -el monte, la puna (o cardonal) y los altos Andes- de las 4 que tiene la provincia, y en su confluencia se desarrollan vegetación y animales únicos en el mundo.

También se contempla los beneficios económicos para los habitantes que derivarían de una producción certificada y del desarrollo de un turismo sustentable.

 

Fundamentos

Topografía. En el pedemonte del valle de Uspallata hay gran diversidad de rocas sedimentarias que permitirían, a partir de estudios, establecer cómo fue la secuencia del levantamiento de los distintos cordones que constituyen la Cordillera de los Andes. Es el único sitio de Mendoza donde esto sería posible.

Hidrología. Bajo la superficie de la zona hay un gran acuífero, producto de la fusión de la nieve, que surge en las zonas más bajas, en pequeños cursos de agua que desembocan en el río Mendoza. El comportamiento de esta cuenca y su relación con las colindantes aún no ha sido bien estudiado. 

Vegas. Son sectores de pastizales, producto de la humedad, en donde anidan aves y pastan los herbívoros, por lo que de su conservación y uso sustentable para la ganadería depende la fauna local. La descomposición de esta vegetación enriquece el suelo. Ocupan menos de 2% del área protegida propuesta. 

Monumentos naturales. Por ley, tienen esta declaración algunas especies presentes en el lugar: cóndor, guanaco, choique, suri cordillerano, tortuga del nevado, mara y pichiciego. La normativa fija que también serán monumento natural los hábitats de estas especies, por lo que este solo elemento justificaría la creación del área natural protegida Uspallata-Polvaredas.

Endemismos. Uspallata y su entorno es considerada una de las zonas de endemismos más importantes de Sudamérica. Esto es, donde existen especies de flora y fauna que sólo pueden encontrarse en este lugar del mundo. 

Patrimonio. Existen sitios históricos y arqueológicos, evidencias de población en diferentes períodos de la historia: los primitivos habitantes americanos (particularmente en el Cerro Tunduqueral), los huarpes, la ocupación incaica, la conquista y colonización, la epopeya sanmartiniana, la evolución histórica del corredor andino y el apogeo del ferrocarril trasandino.

También, las ruinas de las antiguas explotaciones mineras, los fósiles de araucarias descubiertos por Charles Darwin y el sitio donde fue abatido el Gaucho Cubillos. Está incluida la mayoría de los sitios determinados en el proyecto de Patrimonio Mundial de la Humanidad del Qhapaq Ñan o Camino Principal Andino.