• Lunes, 27 de junio de 2016
  • Edición impresa

Uspallata insiste con la autonomía municipal

Vecinos autoconvocados resaltan la importancia de poder tomar ellos las decisiones más importantes del lugar y que no se siga decidiendo desde la Municipalidad de Las Heras (a 150 km). Quieren reflotar un proyecto de 2002.

Ignacio de la Rosa - idelarosa@losandes.com.ar

Allá por el 2002, el diputado de la ya extinta Alianza, Walter Carrasco fue uno de los impulsores de una iniciativa que, incluso, tomó forma de proyecto de ley: la creación del departamento de Uspallata.

La iniciativa incluía, además de darle entidad de departamento a esta localidad lasherina, rearmar el mapa político de ese sector de la provincia y cederle mayor terreno a Ciudad, Godoy Cruz y Luján de Cuyo.

Catorce años después de este intento -que quedó sólo en eso-, ahora son los vecinos autoconvocados de este paraje de Alta Montaña quienes insisten en el pedido y ya están organizados para seguir reclamando por la autonomía.

"No hay que ser especialista para darse cuenta de que las cosas se están haciendo mal. Ni tampoco hacía falta llegar a lo que ocurrió en verano, cuando las tormentas y un alud dejaron incomunicada a Uspallata cuando se derrumbó un puente. Pero eso termina de mostrar y de hacerle entender a la gente que no se pueden tomar decisiones de lo que pasa aquí estando a 150 kilómetros. Queremos poder definir por nosotros", indicó Lucas Alcaraz (22), un estudiante de derecho uspallatino que se ha convertido en uno de los abanderados por la causa de Uspallata autónomo.

Fiscalía propia que agilice la Justicia, un gobierno local, presupuesto acorde a las necesidades, la posibilidad de gestionar ante la Nación y la Provincia directamente, de definir el tipo de desarrollo zonal y la chance de acceder a una tarifa de gas y combustible diferencial -teniendo en cuenta las condiciones climatológicas- son sólo algunos de los ítems en que los autoconvocados basan el reclamo por la "independencia".

"Los vecinos quieren gobernarse a sí mismos y no que lo hagan por control remoto. El gobierno del pueblo es la base de la democracia.

Desde nuestro lugar hemos venido a compartir la experiencia en lo que es derecho público", indicó el abogado Alberto Montbrun, quien participó de una charla sobre autonomía desarrollada el sábado por la mañana en la escuela Combate de Potrerillos (ubicada en la ciudad de Uspallata).

El especialista destacó que la causa de los uspallatinos se engancha con la de los habitantes de Bowen y de Palmira, que buscan la autonomía de General Alvear y de San Martín respectivamente amparándose en fundamentos similares. Entre los uspallatinos hay dos posiciones, aunque ambas tienen a la descentralización como eje.

Por un lado, están quienes solicitan simplemente la autonomía municipal, mientras que hay otros que directamente exigen que se declare la zona como un departamento nuevo.

 

Decisión propia

Alcaraz destacó que con sólo vivir el día a día en la piel de los vecinos de Uspallata se entiende la urgencia de cambiar la organización vigente. "Las calles no se pueden transitar, no tenemos una factura de gas diferencial.

Ahora quieren reactivar el proyecto minero San Jorge y las decisiones las quieren tomar en un escritorio, sin siquiera tener idea de qué queremos", indicó el joven.

Entre los fundamentos en que centran la necesidad de autogestionarse, los vecinos también resaltan la devolución de la coparticipación del Aconcagua, el mejoramiento de las calles (asfalto, cordones, cunetas e iluminación), el acceso a planes de vivienda, el respeto de la diversidad, el contar con un plan de contingencias útil y la defensa del agua y el medio ambiente.

"Cuando tuve que aprobar las cloacas de la casa en la que vivo, tuve que irme todo un día a la Municipalidad de Las Heras para llegar y que me pusieran todo tipo de reparos por una rayita del plano. En campaña, Orozco y Cornejo vinieron y prometieron la autonomía. Pero no se ha avanzado demasiado", destacó por su parte Gustavo Figini (57), quien tiene una imprenta familiar en Uspallata y además una radio comunitaria ("La Paquita", 88.9) desde donde también impulsan la causa.

En Uspallata viven cerca de 10.000 personas. El 1 de febrero un alud arrancó de cuajo el puente ubicado en el kilómetro 1.126 de la Ruta 7 (a la altura del arroyo El Tigre) y sus habitantes quedaron incomunicados por varias horas. Sin embargo, más allá de esta contingencia que evidenció la problemática ante la opinión pública, todos los días se ven detalles que la hacen más clara aún.

"Si le roban a alguien en Uspallata, hay que ir a hacer la denuncia a Luján. Y muchas veces queda en nada, porque es todo un viaje para algo meramente burocrático. El de los delegados municipales es otro tema, porque si bien generalmente lo elegimos nosotros, hay una preselección que hace la comuna. Y al último delegado directamente lo eligió el municipio. Hace unas semanas se fue y la delegación quedó acéfala", manifestó Alcaraz.

"Ya en 2002 quienes impulsábamos la creación de un departamento habíamos advertido que la ciudad le daba la espalda a la montaña y a su cultura. En ese momento teníamos un diario local y promovíamos el departamento separado, era necesario", indicó a su turno Figini, quien hace 21 años vive en Uspallata.

El referente destacó que durante los últimos años las gestiones municipales dejaron en claro públicamente que no tenían interés de ceder ni una pizca de terreno.

"Siempre hemos quedado en el medio. Cuando la Provincia tenía un gobierno radical y el municipio una gestión justicialista, quedábamos en el medio del sandwich del enfrentamiento. Nunca hubo una verdadera presencia del municipio aquí", continuó Figini, quien resaltó que siempre en época de elecciones los candidatos han ido a la villa para prometer la autonomía y que esta promesa ha quedado en la nada luego de las votaciones.

"Lo que ocurrió este año con la nieve y los aludes fue patético. Pero eso le ha dado más fuerza aún a la movida de autoconvocados. Hemos juntado firmas entre los vecinos, todos están de acuerdo en no seguir como estamos. Hemos pedido que se declaren de interés municipal distintos puntos y no nos han escuchado.

Quieren reactivar el proyecto San Jorge y eso es algo que nos preocupa. Presentamos un borrador para una ordenanza municipal que tenía el visto bueno de la Municipalidad, pero cuando lo llevamos al Concejo Deliberante algo ocurrió y no prosperó", cerró Figini.

Desde el municipio lasherino informaron que por el momento no harán declaraciones.

 

Charla abierta para evidenciar el problema

El foro "Uspallata autónomo" está conformado por los vecinos que periódicamente se reúnen y trabajan en comisiones. "El movimiento se inició como algo utópico, con charlas entre mates con un amigo. Luego creamos el grupo en Facebook y empezamos a militar y difundir la iniciativa. Hoy somos más de 1.000 en la red social, y en la calle también somos muchos", explicó Lucas Alcaraz. 

Durante la mañana del sábado, cerca de un centenar de personas participaron de la charla abierta en la que se expusieron los beneficios de dejar de ser un distrito de Las Heras. "La idea fue explicarle al vecino en qué consiste la autonomía, tratar de abrirle los ojos. Esto va más allá de un tinte político, de un Boca - River o de ateos contra religiosos.

Me sorprendió la cantidad de gente y ver que hay voluntad de cambiar", sintetizó el joven, quien destacó que está trabajando en la creación de un documento para oficializar el pedido de autonomía. La base de este trabajo será el proyecto impulsado en 2002 -referido a la creación del departamento-, aunque con los datos y la realidad regional actualizados a la fecha.

 

Presencia 2.0

Los vecinos autoconvocados también tienen su lugar en las redes sociales.

Se trata del grupo abierto en Facebook "Debate Uspallata Autónomo", donde van compartiendo información, puntos de vista y complementando además las actividades que van desarrollando las comisiones en el lugar.