• Martes, 12 de septiembre de 2017

Una “viuda negra” le robó $16 mil a un hombre tras drogarlo en un telo de Godoy Cruz

La víctima de 46 años yacía inconsciente en la cama cuando fue hallado por el conserje. Había contratado los servicios de una prostituta.

Ignacio Zavala Tello

Un hombre de 46 años fue víctima de lo que en la jerga policial se conoce como “viuda negra” esta mañana en un hotel alojamiento de Godoy Cruz. La víctima había contratado los servicios de una prostituta que, al parecer, lo drogó, le robó 16.000 pesos y escapó.

Fuentes vinculadas a la investigación señalaron a Los Andes que un hombre de 46 años ingresó alrededor de las 6 al hotel “Flamingo”, ubicado en calle Terrada al 300 de Godoy Cruz. El hombre, oriundo de Maipú, arribó con una mujer en su VW Passat al conocido “telo”.

Cuando expiró el turno, el conserje llamó a la puerta de la habitación 2 a las 8.30, pero nadie acusó recibo. Al no recibir respuesta, el empleado del hotel abrió la puerta y observó al hombre tendido en la cama. Y en ese mismo momento escuchó la alarma de los sensores que abren la puerta del complejo y vio a una mujer escapando del lugar.

Preocupado y al notar que la víctima no reaccionaba, el conserje llamó al 911 e indicó que uno de sus huéspedes estaba muerto. Pero cuando el interno 43 del servicio de emergencias “Serca” llegó al lugar los médicos constataron que el hombre estaba vivo; sólo presentaba “trastorno de conciencia”, según precisaron las fuentes.

Desvanecido, el hombre fue trasladado al hospital Central, donde declaró que había contratado los servicios de una trabajadora sexual.

De acuerdo al relato de la víctima, cuando la pareja llegó a la habitación, pidieron bebidas. Al parecer la meretriz puso alguna droga o un potente somnífero en el vaso de su casual acompañante y esperó a que se quedara dormido.

Así fue que la mujer se alzó con 16.000 pesos en efectivo, un cheque por un valor no especificado y el teléfono celular del hombre que la había contratado.

Con el botín en su poder, la sospechosa alcanzó a escapar antes de que llegaran los médicos y la Policía a la habitación.