• Lunes, 9 de enero de 2017
  • Edición impresa

Una “entradera” que terminó en muerte

Ocurrió la noche del sábado, cuando dos sujetos robaron un auto y al escapar chocaron contra una parada de ómnibus atropellando a una joven, que murió ayer, y su hijo que se encuentra grave. Sólo uno de los ladrones fue detenido.

Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

Pudo ser un nuevo asalto en la modalidad de "entradera", donde a la víctima le roban su auto o, como ocurre muchas veces, suma la pérdida de efectos de valor que guarda en el interior de su vivienda. Pero, lamentablemente, no fue así.

En la noche del sábado, este robo terminó de la peor manera. Uno de los autores, manejando el vehículo sustraído, después de tratar de escapar por algunas calles de Las Heras, terminó impactando contra una mujer que, junto a su hijo de un año, esperaba un ómnibus en la parada frente al súper Tadicor. La madre murió en el hospital ayer en la mañana, mientras el pequeño está internado en grave estado. 

El delincuente, con un importante prontuario en su haber, fue reducido por vecinos y finalmente detenido y alojado en un calabozo de la Comisaría 36° de Las Heras.

Todo comenzó cerca de las 22 de este sábado, cuando Juan Santuchi, de 29 años, fue sorprendido por dos sujetos que llegaron en moto.

 

Asalto y fuga

Fue en la manzana B, en el interior del barrio Tamarindo III de Las Heras. Ahí tras amenazarlo con armas de fuego, le quitaron 17 mil pesos y las llaves de un BMW (dominio CNQ 426), con el que uno de los sujetos se dio a la fuga, mientras su cómplice lo hizo a bordo de la moto con la que habían llegado.

Alertada la policía, mediante un llamado al 911, se montó un operativo que permitió ubicar al rodado transitando por algunas calles, hasta que tomó por la lateral de Acceso Norte y, al llegar al súper Tadicor, como consecuencia de la velocidad y una mala maniobra, terminó llevándose por delante a Mariana Ayelén Arias, de 20 años que, junto al niño de un año y 5 meses, se encontraba a la espera de una movilidad pública.

 

 

El ladrón terminó siendo reducido por la gente hasta que llegó un móvil de la Comisaría 36° y se lo llevó, mientras una ambulancia socorría a la mujer, que fue trasladada hasta el hospital Central, mientras que el pequeño fue derivado hasta el Notti.

La joven con un pronóstico de "politraumatismos por accidente de tránsito" y con estado de salud reservado, falleció ayer domingo a las 8.

El menor presentaba "fractura de fémur de ambas piernas, contusión pulmonar, neurológicamente estable, pero muy comprometido uno de sus pies.

 

Los antecedentes

Por su parte el ladrón detenido fue identificado como Horacio Martín Rodríguez, de 26 años, y el Ministerio de Seguridad aportó sus antecedentes, asegurando que había salido en libertad el pasado agosto, mientras que en su prontuario se habla de varias causas, que comienzan en 2009. Se encuentra imputado en tres casos de robo agravado: uno, con el uso de un arma de fuego no apta para el disparo y otro en grado de tentativa. Mientras, en 2012, sumó otras causas por usurpación y abuso de arma.

Hoy la causa, en manos de la fiscal Claudia Ríos, podría imputar a Horacio Martín Rodríguez, por robo agravado en concurso real con homicidio con dolo eventual y homicidio con dolo eventual en tentativa, por la madre y el pequeño, respectivamente.

Como ocurre habitualmente, el detenido fue trasladado a otra dependencia policial, a la espera de ser indagado este lunes, tras lo cual volverá al penal de Boulogne Sur Mer.

 

Está en vigencia la ley para las "tragedias al volante"

Desde ahora conducir bajo efectos del alcohol y provocar una tragedia, escapar de la escena de un accidente o circular a mayor velocidad que la permitida y generar un siniestro vial, será castigado con penas de hasta 6 años de prisión. Es que entró en vigencia la Ley 27.347, modificadora del Código Penal, que endurece las sanciones para aquellos conductores que provocan las denominadas "tragedias al volante".

El artículo 2° incorpora el artículo 84 bis al Código Penal y expresa: "Será reprimido con prisión de dos a cinco años e inhabilitación especial, en su caso, por cinco a diez años, el que por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor, causare a otro la muerte. La pena será de prisión de tres a seis años si se diera alguna de las circunstancias previstas en el párrafo anterior y el conductor se diere a la fuga o no intentara socorrer a la víctima ... o estuviera bajo los efectos de estupefacientes o con un nivel de alcoholemia igual o superior a 500 miligramos (0,5 gramo) por litro de sangre en el caso de conductores de transporte público, o 1 gramo por litro de sangre en los demás casos".

Por otra parte, la misma ley indica las consecuencias si "estuviera conduciendo en exceso de velocidad de más de treinta kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho, o si condujera estando inhabilitado para hacerlo por autoridad competente, o violare la señalización del semáforo o las señales de tránsito que indican el sentido de circulación vehicular ... o con culpa temeraria o cuando fueren más de una las víctimas fatales". La ley podrá ser aplicada también en el caso de las picadas.